Llegó CRIXTO a Venezuela, una pasarela de pagos con criptomonedas

La Startup británica CRIXTO, llega a Venezuela para incorporarse como una pasarela de pagos con criptomonedas.

CRIXTO viene a Venezuela con la intención de ayudar a impulsar y darle usabilidad a las criptomonedas, ya que hasta ahora esta opción está limitada. La plataforma apunta en una primera fase a captar usuarios que tranzan con criptomonedas y que hacen vida en las plataformas P2P en el país.

ctualmente Venezuela es uno de los países que más usa criptomonedas por medio de plataformas de intercambio, convirtiéndose en un lugar estratégico para desarrollar este tipo de aplicaciones. Estas plataformas además permiten a comercios y usuarios contar con una alternativa más a la hora de hacer sus compras y efectuar sus pagos.

Beneficios para los usuarios

CRIXTO permitirá a los usuarios comprar directamente bienes y servicios usando a las criptomonedas como vehículo. Específicamente se puede usar Bitcoin, Ether y Litecoin en los establecimientos afiliados a la plataforma, sin necesidad de cambiarlos en Bs, tal y como hoy en día lo hacen una gran mayoría, evitando de este modo la complicación que eso trae consigo. Además, CRIXTO permite a los usuarios cambiar dentro de la plataforma las criptomonedas en dólares y realizar pagos a proveedores internacionales, de forma de evitar así la volatilidad del mercado de las criptomonedas y resguardarse de la devaluación.

Por otra parte, la pasarela de pagos online viene también a resolver un problema que enfrentan muchos comercios. Es el problema de tener que cambiar sus Bs en dólares o los dólares en efectivos recibidos como pago de sus ventas en dólares bancarios. Es decir, el comercio que hoy recibe dólares en efectivo y necesita pagar dólares en el extranjero, debe recurrir a un tercero que les reciba los dólares y luego este le deposita dólares en su banco en el extranjero.

Este proceso es muy engorroso y muchas veces peligroso. En una operación de este tipo el comercio no sabe de la procedencia de esos dólares y a veces son penalizados por los bancos internacionales trayendo como consecuencia el cierre de cuentas.

La plataforma digital les ofrece a los comercios la posibilidad de que los usuarios paguen con criptomonedas y ellos reciban divisas. Esto facilita la posibilidad de que el comercio pueda obtener dólares o euros directamente en cuentas bancarias que ellos poseen localmente o en el extranjero.

Latinoamérica como objetivo

CRIXTO es una plataforma digital de pagos diseñada para satisfacer las necesidades de intercambio comercial con criptomonedas especialmente en Latinoamérica. Aquí, el uso de los criptoactivos es cada vez más frecuente y cada día más personas comienzan a hacer uso de ellos.

Los planes hasta ahora de la Startup británica es arrancar en Venezuela y Argentina con la finalidad de ayudar tanto a las personas como a los comercios a resguardarse de la inflación y poder resolver el problema de la obtención de divisas para de esta manera poder cumplir con los compromisos de importación y pagos en divisa que cada comercio tenga en el extranjero.

Crixto es una aplicación muy sencilla de usar, rápida y segura, cuenta con todo un sistema internacional de debida diligencia conocida como las políticas KYC en inglés Know your Customer y políticas KYT Know Your Transactions. Además, cumple con todo el marco regulatorio internacional que garantiza transparencia en las operaciones de manejo de criptoactivos y de dinero fiat, contando con una política rigurosa para evitar el lavado de dinero Anti-Money Laundering, (AML)

Todo esto hace de de la pasarela de pago CRIXTO la mejor opción a la hora de efectuar pagos directos con criptomonedas. Los usuarios pagan con su criptoactivo de preferencia y el comercio recibe su pago en divisa internacional dependiendo del caso.

Para conocer más sobre la plataforma pueden visitar la página web crixto.com

Nota de prensa

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

Uphold se asoció con Ágil para impulsar solución de pagos en Venezuela

Uphold se ha asociado con Ágil para ayudar a administrar el flujo de transacciones y facilitar la liquidación en monedas fiat y criptomonedas, a través de su API “Uphold Connect”.

Uphold y la fintech Ágil se asociaron para impulsar, en Venezuela, una solución de pagos. Para conocer más detalles, Cointelegraph en Español, conversó con Robin O’Connell, Chief Revenue Officer de Uphold.

O´Connell explicó: “Ágil Fintech es una nueva app que facilita a los venezolanos realizar pagos a comercios y comerciantes locales. Uphold se ha asociado con Ágil para ayudar a administrar el flujo de transacciones y facilitar la liquidación en monedas fiat y criptomonedas, a través de nuestra API ´Uphold Connect´”.

Luego añadió: “Por ahora, Ágil Fintech tiene sede solo en Venezuela y posee un fuerte expertise en ese mercado específicamente. Pero creo que si este proyecto tiene éxito a nivel local, entonces tendría sentido pensar en una solución similar en otros países latinoamericanos”.

Con respecto a la situación en general en Latinoamérica, O´Connel manifestó: “Latinoamérica se encuentra en la vanguardia de la adopción del dinero digital. En Uphold, notamos una tendencia en alza, en su adopción para todo tipo de casos de uso: remesas, ´gig economy´ payments e incluso pagos B2B. Sin embargo, el problema de ´la última milla´ todavía sigue existiendo para el dinero digital. ¿Cómo puedo gastar mi dinero de forma simple? Ágil ha resuelto este problema, al facilitar que las personas puedan realizar pagos y gastar su dinero digital, de una manera sencilla”.

Por otra parte, remarcó que en Uphold tienen una estrategia muy abierta, a través de la cual, alientan a otras compañías a asociarse con Uphold utilizando su API “Uphold Connect”.

“Contamos con una plataforma sólida que los socios pueden aprovechar para ayudar a administrar pagos para diferentes usos, a nivel mundial. Ágil es un gran ejemplo de este tipo de asociación”, concluyó.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/uphold-partnered-with-agile-to-drive-payment-solution-in-venezuela

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

Más de 20.000 comercios aceptarán criptomonedas en Venezuela

Una alianza entre la empresa distribuidora de Puntos de Venta, Mega Soft, y el exchange radicado en Panamá, Cryptobuyer, permitirá la inclusión de criptomonedas en miles de establecimientos.

A partir del mes de junio 2020 los venezolanos podrán comprar con criptomonedas en los más de veinte mil comercios de todo el país que se encuentran afiliados a la plataforma “Merchant Server” de la empresa venezolana Mega Soft. Entre los establecimientos que se encuentran operando con la plataforma se encuentran Farmatodo, Central Madeirense, Ferretería EPA, BECO, Excelsior Gama, Automercados Plaza´s, Cines Unidos, entre otros.

Gracias a la integración de “Cryptobuyer Pay”, diseñado por Cryptobuyer, los usuarios podrán pagar con criptomonedas en los establecimientos que se encuentren registrados en “Merchant Server” de Mega Soft. Los comercios que reciben las criptomonedas como forma de pago tendrán la posibilidad de almacenar las mismas o liquidarlas con el exchange de forma automática.

Según comentan las fuentes de la empresa, durante todo el mes de mayo se estarán haciendo los trabajos de instalación y activación dentro de los comercios afiliados a Mega Soft que soliciten la activación de “Cryptobuyer Pay”.

Bitcoin, Ethereum, Dash, Litecoin, Binance Coin, las stablecoin Tether y DAI, así como la criptomoneda nativa de Cryptobuyer, XPT, serán las criptomonedas que se podrán usar dentro de los establecimientos como forma de pago. La reciente inclusión de Cryptobuyer en el intercambio instantáneo Quick Exchange de Liquid también permitirá que se puedan usar más de 100 monedas digitales dentro de la solución de pago diseñado por la empresa panameña.

Comentando sobre la alianza firmada, Jorge Farías, CEO de Cryptobuyer, comentó que este es un escenario positivo para las nuevas tecnologías en donde vemos como “una empresa profesional con más de 30 años en el mercado ve un incentivo real en aceptar las criptomonedas como una nueva forma de pago”.

Farías también comentó que este “no es el techo máximo que se han planteado en la empresa”, mencionando que entre sus metas está en “lograr integrar a la red de Cryptobuyer Pay a más de 100.000 comercios antes de que termine el año 2020, marcando una expansión no solo en Venezuela sino en América Latina y Europa mediante la instalación de cajeros automáticos”.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/more-than-20-000-businesses-will-accept-cryptocurrencies-in-venezuela

Pago de IVA a transacciones en divisas podría impulsar una económica paralela

Por Moris Beracha.-

Artículo publicado en: http://www.elnacional.com

La decisión de la asamblea nacional constituyente de pechar con el pago de impuesto al valor agregado (IVA) a las transacciones en divisas ha traído cierta inquietud dentro de la deteriorada economía venezolana. Hasta ahora es poca la información que el régimen de Nicolás Maduro ha dado al respecto y el reglamento de la ley no ha sido publicado.

Para seguir leyendo ingresa AQUI

BOD activa servicio para usuarios de criptomonedas

El banco venezolano BOD anunció este viernes 14 de febrero una decisión inédita para la banca de Venezuela luego de activar un servicio de atención para clientes que realicen operaciones con criptomonedas. La institución informó sobre la creación de «BOD Modo Cripto» con el cual planean incentivar el uso «masivo de criptomonedas» entre sus clientes.

A través de un comunicado de prensa, el BOD dio a conocer el lanzamiento, pero con pocos detalles sobre cómo será el servicio, cuándo entrará en funcionamiento, si establece límites en montos a transferir o sobre la cantidad de operaciones diarias que puede hacer un cliente. El banco destacó que el «Modo Cripto» busca apoyar a sus usuarios con las gestiones bancarias relacionadas con criptomonedas. Sin embargo, sobre este tema tampoco se profundizó.

«BOD Modo Cripto contribuye a crear un ecosistema que facilite el uso masivo de las criptomonedas, de manera segura, transparente y confiable; integrando y desarrollando alianzas entre los diferentes actores de la comunidad de criptomonedas y blockchain del país, donde operadores, usuarios, casas de intercambio y sistemas de pago puedan interrelacionarse de manera óptima», destacó la institución, al tiempo de asegurar que apostaría por la generación de una comunidad de operadores de activos digitales.

Un detalle que sí fue mencionado es que los clientes podrán referir a otros usuarios con los cuales ejecutan transacciones frecuentes en las casas de cambio licenciadas en el país suramericano. Tampoco se mencionó si esto incluirá operaciones con plataformas internacionales que permiten la compra y la venta de bitcoin y otras criptomonedas con la moneda local, el bolívar.

Liquidez y criptomonedas
Un lineamiento que tendría el banco, y que es mencionado en el comunicado, es «proporcionar liquidez al sistema de criptomonedas». Tal hecho podría interpretarse de diversas formas, pero la decisión podría tener que que ver con facilitar este tipo de operaciones y no colocar nuevos obstáculos como es usual en el sistema bancario internacional.

Aunque no se menciona al petro, el proyecto de criptomoneda del gobierno nacional, el banco sí habla de convivir con las normativas establecidas por la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip). Es decir, el BOD se adaptaría a las directrices que establezca este organismo regulador en cuanto a las operaciones y actividades con criptomonedas.

Este acercamiento entre la banca nacional y la Sunacrip comenzó en octubre del 2018. En ese entonces CriptoNoticias informó que la superintendencia se reuniría con la banca pública y privada para tratar el tema de las criptomonedas, las transferencias y los límites permitidos. Ese encuentro se dio a conocer durante la reunión que sostuvieron mineros y operadores venezolanos con el superintendente, Joselit Ramírez.

En esa ocasión uno de los operadores participantes se quejó de que un banco nacional no le permitía realizar más de 14 transacciones diarias y que los límites en bolívares eran bajos para transar en criptomonedas. Con esta decisión del BOD estos temas posiblemente sean abordados por las instituciones financieras.

El anuncio del BOD se produce en la misma semana en la que otro banco venezolano, esta vez Bancaribe, presentó un nuevo servicio denominado «Mi Cuenta en Divisas», un mecanismo no remunerado en la que los usuarios podrán abrir cuentas en moneda extranjera (dólares americanos) para depositar fondos y retirarlos por taquilla. Se trata de planes que parecen estar en consonancia con el poco uso del bolívar en Venezuela.

Según el ranking bancario nacional, correspondiente a junio del 2019, el BOD es uno de los cinco bancos venezolanos más importantes del país.

Fuente: https://www.criptonoticias.com/negocios/servicios-financieros/banco-venezolano-servicio-usuarios-criptomonedas/

Criptomonedas: la necesidad de cambiar el futuro

Es curioso, pero algunas de las invenciones que han puesto al mundo de cabeza se produjeron cuando nadie miraba. Por ejemplo, las criptomonedas.

Tan distraídos estábamos que nadie sabe al día de hoy si Nakamoto existe o existió alguna vez, duda incompatible con respecto a una iniciativa que supera, a 11 años de distancia, los 2.300 tipos de criptomonedas y los 300 mil millones de dólares de capitalización de mercado.

Estos números son la mejor demostración de que no se trata de una idea en fase experimental. El ámbito de las finanzas globales, pese a que tiende a ver al sistema con recelo, ha asumido gradualmente esta realidad. Según el portal de seguimiento ATM Radar, más de 6.300 cajeros de bitcoins y otras criptomonedas están activos al comienzo de 2020 a nivel mundial.

Día a día, el mercado de criptodivisas se ensancha como un universo en expansión tras aquel “big bang” auspiciado por el genio de nombre japonés. Pero, ¿en qué consiste básicamente esta tecnología?

En el principio fue el bitcoin. La necesidad de un sistema de seguridad invulnerable para las transacciones financieras ha evolucionado a medida que las tecnologías digitales, internet y la telefonía celular se fueron masificando.

La posibilidad del comercio e intercambio a distancia son un sueño conquistado a la llegada del tercer milenio, pero obligado a no dormirse en los laureles. El espionaje y la piratería informática nos recuerdan que la tecnología es una carta impresa también por el revés.

Forzado a idear el non plus ultra en los sistemas de seguridad, Nakamoto dio con el concepto “cadena de bloques” (en inglés, blockchain), una innovadora forma de prescindir del intermediario para la realización de operaciones de compra-venta. Mediante este sistema lo que se va “encadenando” son los diversos registros de transacción, para formar una base de datos distribuida entre una red de usuarios.

Esos registros cifrados son llamados “bloques” y su lugar dentro de la cadena es inmodificable sin alterar la serie. La posibilidad de burlar el mecanismo sería tan escandalosa como si, en el famoso proverbio, el elefante intentara huir atropelladamente con algo robado dentro de la cristalería.

La habilitación de esta modalidad informática suponía gran cantidad de posibilidades, pero sobre todas ellas privó la idea de una moneda para su uso en internet, una solución que se revelaba como la gran alternativa al sistema financiero mundial, el cual, como es sabido, mantiene a los ciudadanos rehenes de una superestructura cerrada e impenetrable.

Había nacido, pues, el concepto que nos liberaría de todos los yugos que en el mundo han sido en materia mercantil: el bitcoin. Y detrás de él, como era de suponer con la aplicación de una tecnología sin patentes, marchó un tropel de criptodivisas, asociadas a diferentes usos y funciones.

Minería digital: descender a las entrañas de internet. En el universo de las criptomonedas, la divisa se genera durante el proceso de liberación de los bloques que luego serán usados para alojar los registros de transacción. Es decir, como en una especie de juego de espejos, la moneda se genera a medida que va creando espacios para ser usada.

La validación de esos espacios o bloques es realizada por la red de usuarios, quienes, mediante el concurso de potentes dispositivos informáticos, compiten entre sí por resolver más rápido los algoritmos matemáticos que la operación requiere. Esto genera a su vez una recompensa que se materializa en la “emisión” de una porción de criptomoneda.

La metáfora más precisa que los especialistas encontraron para denominar esta labor fue la de “minería”, por asemejarse estas redes de usuarios a los equipos de obreros que se dedican a la extracción de riquezas del subsuelo.

En este caso la riqueza mana de una veta llamada blockchain y aunque es finita, condición indispensable para poder ser minada, florece con la creación de cada nueva criptomoneda. A partir de allí se despliega un imaginario que recrea caudales al alcance de quien esté dispuesto a ganarlos, por más que en la práctica –como en la vida real– se impongan quienes desarrollan mayor capacidad de explotación.

El minado de criptomonedas puede realizarse de manera personal, y a la sazón han surgido opciones cada vez más eficientes de realizarlo, como las llamadas “granjas”, configuradas en base al montaje de equipos sofisticados en serie, también llamados rigs.

En el cálculo de rentabilidad de esta actividad debe incluirse, aparte del valor de la moneda, los costos de hardware y electricidad, que vienen a incidir de manera directa en la efectividad del proceso. Actualmente, bitcoin, por ejemplo, resulta imposible de explotar de manera rentable para un minero doméstico.

Bailar sobre la tela de una araña. Otra particularidad generada con el desarrollo de las criptomonedas es la alta volatilidad de su valor. En el repaso del historial de bitcoin resultan extraordinarias las curvas de crecimiento y caída del activo. Por ejemplo, tras alcanzar en diciembre de 2017 un tope de $20.000, tuvo una depreciación al año siguiente de 400%, hecatombe que hizo reformular las tendencias de inversión en el sistema cripto.

Así como había movido previamente la ambición de inversores que vieron en él una oportunidad de oro, reactivó el prejuicio de los especialistas que siempre lo adversaron. El futuro del bitcoin, y con él las demás criptomonedas que hoy cohabitan bajo su sombra, se mantiene en entredicho en tanto su valor no llegue a estabilizarse del mismo modo que una moneda tradicional.

Trading: el juego especulativo. Cualidad afín al concepto de criptomoneda, su movilidad dio pie a la creación de plataformas digitales o exchanges, las cuales comenzaron con operaciones de compraventa entre tenedores de una misma divisa digital. Posteriormente, y a medida que fue creciendo el mercado, los portales se diversificaron hasta constituirse casas de cambio universales que acogieron gran cantidad de criptoactivos.

En ellas, un usuario, o trader, participa de una dinámica similar a la de la tradicional bolsa de valores, para comprar y vender con base en expectativas de bajada o subida de precios.

Desde un principio, este juego especulativo ha resultado una motivación para la adquisición de monedas digitales con el solo fin de transarlas periódicamente en el mercado. Particularmente, en épocas de alta volatilidad, el trading ha supuesto un instrumento para el desarrollo de ganancias entre los propietarios de criptomonedas y ha despertado la ambición por apostar de sus tenedores, que no pocas veces han terminado desbocándose.

Un caso emblemático fue el de Jeremías Narváez, un corredor de valores argentino que alcanzó inusitada fama tras ganar $40.000 en tres meses con una inversión de tan solo $150 invirtiendo en criptos como bitcoin, ethereum y neo.

Su canal en youtube (“Criptomanía.net”) alcanzó más de 160.000 suscriptores y pueden encontrarse allí diversos cursos y tutoriales sobre el tema. Uno de los contenidos en los que centró su atención fue justamente el trading, sobre el cual se aplicó a dar recomendaciones de inversión.

En noviembre de 2018, tras la baja del mercado de bitcoin a su mínimo valor en los últimos años, sus pronósticos cayeron en saco roto y Narváez desapareció sin dejar rastro.

El petro: un criptoactivo revolucionario. El caso de este criptoactivo, soportado también por el sistema blockchain, difiere del concepto hasta aquí manejado, por cuanto su garantía tiene carácter material y no virtual. Respaldado por las reservas de petróleo, gas, diamantes y oro de Venezuela, es también la primera moneda digital amparada por un gobierno a nivel mundial.

Su uso, por tanto, surge en un contexto que le otorga la función de impulsar la movilidad de la economía nacional, en circunstancias en las que su dependencia del dólar le hace vulnerable a la agresión externa. Pero al igual que la mayoría de las criptomonedas, la clave del éxito del petro se centra en su capacidad para generar confianza, lo cual incluye la forma en que su respaldo en recursos naturales habrá de hacerse eventualmente efectivo.

Fuente: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/historias/criptomonedas-la-necesidad-de-cambiar-el-futuro/

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar