Solana, la criptomoneda desconocida que ya bate al Dogecoin en capitalización

En la fase inicial de cualquier mercado, los competidores van brotando por todas partes con la esperanza de copar buena parte del pastel cuando el mercado esté maduro. Pero en un entorno tan variable como el de las criptomonedas, esta competición es palpable y comprobable minuto a minuto. La criptomoneda Solana, valiéndose de su propio blockchain, aspira a desbancar a Ethereum y, por el momento, se ha metido en el top 10 de las criptos por capitalización.

De esta manera, el valor del SOL, como se llama su criptomoneda, se ha incrementado un 300% en el último mes y casi un 8.000% en lo que va de año, superando los 42.000 millones de dólares de capitalización. Esto le coloca actualmente como la séptima criptomoneda en la clasificación, batiendo a la mucho más conocida Dogecoin.

La moneda digital ha aumentado su valor más de un 60% en la última semana, impulsado por la convocatoria de esta compañía de un hackathon mundial -una ‘maratón de hackeo’, de creación informática- que se extenderá hasta el 8 de octubre y repartirá hasta 5 millones de dólares en premios para los mejores proyectos desarrollados en el blockchain de Solana.

Y es que este es el elemento diferencial que intenta vender la compañía. Desde Solana aseguran que su blockchain es “el más rápido del mundo” y el de crecimiento más veloz. Presumen de ser la base de más de 400 proyectos de compraventa de tokens no fungibles (NFT) y de finanzas descentralizadas (DeFi), dos de las tendencias más en boga en el mundo de los intercambios virtuales.

El proyecto Solana tiene su sede en Ginebra (Suiza) y tecnológicamente bebe del libro blanco que su creador, Anatoly Yakovenko, publicó asegurando que con un modelo diferente de arquitectura blockchain sustentado en lo que llamó “Prueba de Historia” -una forma distinta de codificar el paso del tiempo en la cadena de bloques- se podría disparar el número de transacciones por segundo, hasta las 710.000 operaciones en una red de un gigabit.

Yakovenko, que ya había trabajado para Qualcomm y Dropbox, entre otros, publicó el documento en noviembre de 2017. Junto con otros excompañeros de Qualcomm, en 2018 crearon un prototipo de blockchain basado en el libro blanco que renombraron como Solana, en honor a la localidad estadounidense de San Diego llamada Solana Beach, donde el equipo vivió durante tres años.

Su lanzamiento oficial no llegó hasta marzo de 2020, pero en poco más de un año se ha situado en el olimpo de las criptomonedas y las finanzas descentralizadas. Y, aunque Ethereum multiplica por diez su capitalización actual, no es descabellado pensar que le ha surgido un potente rival que puede robarle una parte significativa de su cuota de mercado.

Fuente: https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/11379252/09/21/Solana-la-criptomoneda-desconocida-que-ya-bate-al-Dogecoin-en-capitalizacion.html