BCV ignora desplome de precios del crudo: fija valor del petro en $ 58

En el año 2017 el gobierno de Nicolás Maduro lanzó al mercado mundial de criptomonedas y criptoactivos el token denominado petro, el cual estaría respaldado por las reservas certificadas de petróleo más grandes del mundo que se encuentran en Venezuela.

Posteriormente, y según el “White Paper” o tarjeta de presentación de la moneda digital, el petro también se encuentra respaldado por otras reservas minerales como son las de hierro, diamantes y oro. La proporción de respaldo es: 50% de petróleo, 20% de hierro, 20% de oro y 10% de diamantes.

El valor del petro, explicó el gobierno en ese momento, estaría anclado al valor de la cesta venezolana de petróleo. Sin embargo, aclaró que el crudo es un commodity de alta variabilidad y, por lo tanto, el precio de la moneda digital también podría verse afectada.

“El precio, por lo tanto, no solo refleja los aspectos de la economía real vinculados al petróleo, como el consumo estimado de combustibles, la temperatura invernal de EEUU, o las estimaciones de reservas, sino que está afectado por los movimientos especulativos de este mercado. Por ello, el precio del petróleo es el más oscilante de todos los commodities (…) Es conveniente que el petro, que tendrá un rol como unidad de cuenta de nuestra economía, tenga una flotación que acompañe el valor de nuestra canasta de exportaciones, de modo que cuando caen nuestros ingresos de exportación, se deprecie automáticamente para estimular las exportaciones y la producción interna”, puntualiza el White Paper.

El valor inicial del petro fue fijado en 60 dólares y para este miércoles 22 de abril se estaba cotizando en 58,74 dólares, según la calculadora de la petroapp, la cual puede ser verificada en la página http://www.petro.gob.ve.

Ante este escenario, el especialista en monedas digitales, Claudio Quiñonez, explicó que el valor del petro lo viene fijando el Banco Central de Venezuela (BCV) y, pese a la caída mundial en los precios del petróleo, todavía el valor se encuentra por encima de los 55 dólares.

“Al parecer, no existe ninguna razón para que el Banco Central de Venezuela publique un precio por petro de 58,7 dólares. A pesar de que el precio de la criptomoneda no este exclusivamente anclada al precio del petróleo, 50% si lo está, según el White Paper. Con esta proporción para el cálculo de su cotización, el petro debería venir cayendo a la par del crudo”, afirmó.

Recordó que solo hace un par de días atrás el West Texas Intermediate llegó a 0 dólares, precio de referencia para el mercado petrolero en Estados Unidos. Además, los futuros del WTI cerraron en terreno negativo, con un mínimo alrededor de los 40 dólares y la cesta petrolera de países miembros de la OPEP rondaba en 17 dólares.

El también articulista del portal Criptotendencias.com expresó que todavía en Venezuela no se puede hablar formalmente del petro, porque a pesar de la presión del gobierno para mantenerlo como una unidad contable, son muy pocos los establecimientos que lo aceptan.

“Se estima que el precio del crudo venezolano ronde los 8 dólares con la dramática caída del WTI a 15 dólares, aunque en este pronóstico aún no se toma en cuenta la caída a 0 dólares. A pesar de la terrible situación para el mercado petrolero, la calculadora oficial del petro arroja un precio de 58,7 dólares para el día de hoy, mientras que en la plataforma patria se indica uno de 50,1 dólares, ambos precios prácticamente inutilizada por la casi nula aceptación de la criptomoneda por establecimientos comerciales”, sostuvo.

Indicó que en los intercambios avalados por la Superintendencia de Criptomonedas en Venezuela se muestra un precio más acorde a la realidad. En AmberesCoin el precio del petro el día de hoy es de 10,7 dólares, cercano al que se comercia en Criptolago de 10,3 dólares. Por lo tanto, el valor alto solo es reconocido por el gobierno.

Uso de la moneda digital

Usar, cambiar o vender la moneda digital son acciones que comenzaron a ejecutar los tenedores desde que, en diciembre de 2019, Nicolás Maduro entregara por el sistema Patria un bono o aguinaldo de medio petro a los funcionarios públicos, pensionados del Seguro Social y jubilados.

Nancy Mastronardi, quien forma parte del portal Morocotacoin, explicó que existen cuatro tipos de tenedores de petros: los que ahorran, los que compran alimentos y artículos de primera necesidad, los que cambian a bolívares y los desilusionados.

“Hay personas que creen en la criptomoneda y la utilizan para ahorrar. También están quienes aprovecharon los primeros días de la asignación del bono, ubicaron los comercios de comida y ropa donde aceptaban el criptoactivo y lograron usarlo. En estos casos surgió un inconveniente en algunas tiendas. No todas tenían el sistema biopago del Banco de Venezuela, que con tan solo la huella digital y la cédula permitía pagar la compra. En la mayoría de los comercios se pagó con la PetroApp y muchas personas no sabían cómo usarla en ese entonces, ni cómo pasar el medio petro a ese sistema”, precisó.

En cuanto a los que cambian la moneda digital a bolívares, indicó que hay varias opciones mediante una cotización en el sistema Patria, a través de Exchanges autorizados por la Sunacrip y de casas de intercambio que trabajan por cuenta propia.

Señaló que hay muchas personas desilusionadas del petro, porque pensaron que era de fácil uso y podía utilizarse para pagar cualquier compra de un bien o servicio y no fue así.

“No todo es maravilloso con el petro, hay quienes intentaron usar su medio petro en varios comercios, varias veces y fue imposible. Pese a algunos inconvenientes que han podido surgir con su sistema que aún está a prueba, más de 6 millones de personas lograron usar la criptomoneda”, según cifras oficiales.

Fuente: https://www.hispanopost.com/bcv-ignora-desplome-de-precios-del-crudo-fija-valor-del-petro-en-58

Investigaciones apuntan que las reservas de Venezuela son menores a los 800 millones de dólares. ¿Como afecta al Petro?

Un informe de Bloomberg sobre el estado de las reservas líquidas del estado venezolano ha sido publicado el día de ayer y los resultados expuestos han causado un revuelo tanto a nivel nacional como internacional. Según los expertos que estuvieron llevando a cabo la investigación, las reservas están por debajo de los 1000 millones de dólares, llegando a encontrarse en el punto mínimo de los últimos 30 años de historia del país sudamericano.

La investigación reveló que el Banco Central de Venezuela, la máxima autoridad financiera del país, posee un aproximado de 800 millones de dólares en efectivo y unos 200 millones en otros activos líquidos. Una de las fuentes que tuvieron los investigadores señaló que en el último mes las reservas totales bajaron por un monto de 832 millones de dólares debido a que la nación tuvo que recortar sus tenencias de yuanes en efectivo.

También se apuntó que el país posee alrededor de 73 toneladas de oro en custodios locales, pero, recordaron que las sanciones impuestas por los Estados Unidos a las autoridades venezolanas han hecho que se dificulte encontrar vías adecuadas para la venta de estos activos. Otra limitante que se señaló fueron las 32 toneladas de oro que se encuentran almacenadas en el Banco de Inglaterra, activos que han sido solicitados por el gobierno de Nicolás Maduro, pero que no se han repatriado por el desconocimiento de su autoridad por parte de los gobernantes británicos.

La apuesta por el Petro
En medio de las dificultades económicas, sociales y políticas que se han vivido desde Miraflores, el gabinete de Nicolás Maduro ha visto como cada vez quedan menos opciones sobre la mesa. Precisamente las criptomonedas se han presentado como una opción de peso para la recuperación económica soñada.

Hace poco reportamos que el mismo equipo de Bloomberg reveló que el Banco Central de Venezuela estaba evaluando tener Bitcoin y Ethereum como activos dentro de sus reservas nacionales y llegando inclusive a considerar utilizar estos criptoactivos para la cancelación de deudas de la República y de sus empresas estatales.

Pero, más allá de Bitcoin u otra criptomoneda descentralizada, la gran apuesta del gobierno de Nicolás Maduro es el Petro.

En el mes de diciembre se dio el popular “petro aguinaldo”; medio Petro para más de 8 millones de personas. Fue la primera vez que el Petro entraba de forma masiva al mercado venezolano. Como ya hemos mencionado en reportes anteriores, los resultados de este experimento social presentan muestras variopintas, tanto para los consumidores como para los comerciantes que aceptaron la moneda virtual estatal como una forma de pago.

Sin embargo, más allá de los resultados obtenidos en diciembre y parte de enero, el gobierno de Nicolás Maduro sigue apostando fuertemente por su criptoactivo estatal. Como muestra podemos ver las políticas que trazó el mandatario nacional en su Memoria y Cuenta del 2019, donde estableció que entraríamos a la “segunda fase” de la construcción del ecosistema Petro.

Estas nuevas políticas para el uso del Petro significan que ahora todos los servicios estatales que se cancelaban hasta el momento en divisa extranjera, deberán ser pagados en la moneda virtual del estado venezolano. Así mismo, se indicó que el Estado vendería parte de su producción petrolera únicamente con el mencionado criptoactivo.

Todavía no se han reflejado mayores detalles de cómo se adecuarán las oficinas públicas para el uso del Petro como forma de pago, así cómo tampoco se ha mencionado la manera en que se llevarán estos procesos de compra de la producción petrolera, sin embargo, lo que sí podemos suponer, es que la medida podría indicar que se busca una alternativa ante el uso de divisas extranjeras en el país, activos que cada vez son más limitados dentro de las arcas estatales.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/venezuelas-reserves-are-less-than-800-million-how-does-this-affect-petro

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

El petro no tiene fuerza para posicionarse como una criptomoneda

Lo dice Consecomercio. La Comisión de Economía del gremio de los comerciantes señala que “las criptomonedas en los últimos dos años se han convertido en una opción necesaria para realizar movimientos a medios de pagos transaccionales diferentes”. Pero “por los momentos, sin embargo, pareciera que el Petro no cuenta con la robustez para posicionarse como una de ellas”.

La Comisión de Economía de Consecomercio cuenta que “este miércoles 7 de noviembre, el Ejecutivo Nacional firmó un decreto que obliga a las empresas públicas y privadas, así como a las personas naturales, a llevar una doble contabilidad, tanto en bolívares como en Petros. Nicolás Maduro expresó que por medio de esta norma se instruye a las personas naturales y jurídicas la obligatoriedad del registro, información y hechos económicos expresados contablemente en Petros, sin perjuicio de su registro en bolívares”.

“El principal problema que parece tener el Petro es que cuenta con diversas fallas de origen que dificultan realmente saber cuál puede ser su uso en la economía. Inicialmente, había sido promocionado como una criptomoneda, lo cual fue desechado dado que no gozó del factor confianza -un pilar fundamental en este tipo de activos financieros- y los agentes económicos no tenían clara la función que desempeñaría, por ejemplo: si el instrumento se emplearía para el pago de salarios, como una unidad de cuenta, un elemento de reserva de valor o una referencia para transar divisas, entre otros.

Dice que “la regulación destaca que todas las facturas que se emitan a partir de la entrada en vigencia de la norma deben estar expresadas en petros si el pago se efectúa con dicho instrumento. Desde la presidencia también confirmaron la creación de una tarjeta petro, denominada la criptotarjeta, sobre la cual no se ofrecieron mayores detalles.

Por otra parte, Nicolás Maduro anunció que las operaciones realizadas en el Saime, las apostillas, las solicitudes de pasaporte y su prórroga, así como el resto de los trámites, deberán cancelarse con petros. Esta medida también aplicará para los venezolanos en el extranjero que hagan dichas solicitudes.

Por último, ordenó al Saren habilitar todas sus oficinas para que la compra y venta de todo tipo de inmuebles también sea mediante la moneda virtual. Al respecto, indicó que todas las transacciones de compra y venta de propiedades y vehículos en dólares, que calificó de ilegales, podrán hacerse de forma legal mediante el Saren”.

Pero señala Consecomercio que “El principal problema que parece tener el Petro es que cuenta con diversas fallas de origen que dificultan realmente saber cuál puede ser su uso en la economía. Inicialmente, había sido promocionado como una criptomoneda, lo cual fue desechado dado que no gozó del factor confianza -un pilar fundamental en este tipo de activos financieros- y los agentes económicos no tenían clara la función que desempeñaría, por ejemplo: si el instrumento se emplearía para el pago de salarios, como una unidad de cuenta, un elemento de reserva de valor o una referencia para transar divisas, entre otros.

Tras este fracaso, el Gobierno ha tratado que el Petro sea aplicado como una unidad de valor referencial en el país, para lo cual tampoco queda claro cuál puede ser su aplicabilidad en una economía cada vez más dolarizada a nivel transaccional. Además, la estrategia de uso del mismo pareciera por los momentos no tener ningún tipo de conectividad con el Banco Central de Venezuela. No existe una política económica consistente y armónica detrás del Petro, lo cual simplemente sigue aumentando la incertidumbre y las dudas en torno al proyecto.

Lo que sí resulta innegable, es la importancia y relevancia que tiene el uso de las Criptomonedas en Venezuela, dada la limitación que sufren las empresas y los ciudadanos venezolanos para darle movilidad por diversos factores a su dinero en bolívares. Las Criptomonedas en los últimos dos años se han convertido en una opción necesaria para realizar movimientos a medios de pagos transaccionales diferentes. Por los momentos, sin embargo, pareciera que el Petro no cuenta con la robustez para posicionarse como una de ellas”.

Fuente: https://konzapata.com/noticia/72604/katalejo/el-petro-no-tiene-fuerza-para-posicionarse-como-una-criptomoneda.html

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

¿Las criptomonedas han ayudado a Venezuela a evadir las sanciones de EE. UU.?

Fuente: https://es.insightcrime.org/noticias/noticias-del-dia/las-criptomonedas-han-ayudado-a-venezuela-a-evadir-las-sanciones-de-ee-uu/

Venezuela está cobrando sus tasas aeroportuarias mediante una aplicación que convierte el dinero en bitcoins, una muestra del uso continuado de criptomonedas en el país para evadir las sanciones de Estados Unidos.

Desde febrero de 2018, el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar (el más importante del país), ubicado a 30 kilómetros de Caracas, exige a las aerolíneas que paguen los servicios de operación mediante una aplicación llamada Jetman Pay, según ABC International. Esta aplicación convierte las tarifas aeroportuarias en Bitcoin, lo cual permite hacer transferencias a casas de cambio internacionales en Hong Kong, Rusia, China y Hungría. Allí se convierten en dólares y se depositan en cuentas a nombre del gobierno venezolano.

De esta forma, el régimen venezolano intenta acumular reservas en moneda extranjera desafiando las sanciones estadounidenses.

Adicionalmente, Jetman Pay es propiedad de BCDA Aeronautical Solutions, firma registrada en Florida, la cual cobra dos por ciento de las tasas cobradas de esta forma en el aeropuerto, según los contratos de servicios a los que accedió ABC, lo que significa que una firma estadounidense estaría ayudando a Venezuela a evadir las sanciones.

Este no es el único caso en el que Venezuela recurre a las criptomonedas, divisas digitales reguladas mediante técnicas de encriptado, independientemente de un banco central. A comienzos de 2018, el presidente Nicolás Maduro lanzó una moneda digital respaldada con petróleo, que denominó petro. En esa época, el diputado venezolano Andrés Eloy Méndez exaltó la divisa como un instrumento clave para evadir el “bloqueo comercial y financiero” impuesto por Estados Unidos.

El Tesoro de Estados Unidos respondió prohibiendo a ciudadanos estadounidenses que compraran el petro, y describió la divisa como “otro intento de apoyar el régimen de Maduro, mientras se siguen saqueando los recursos del pueblo venezolano”.

Análisis de InSight Crime

Aunque la administración de Maduro sigue considerando las criptomonedas como un mecanismo útil para burlar las sanciones estadounidenses, el uso continuado de Bitcoin en el cobro de tasas aeroportuarias en Venezuela indica que las criptomonedas internacionales, como bitcoin, están resultando más útiles que el petro.

“Cada moneda depende de la confianza […] Venezuela y sus representantes de gobierno no son dignos de confianza, de modo que cualquier cosa que creen puede ser manipulada más adelante”, declaró a BBC Mundo Rodrigo Andragnes, director ejecutivo de la organización no gubernamental Bitcoin Argentina.

Señala que el petro ya ha sido manipulado. En sus inicios su único respaldo era el petróleo, pero ahora está ligado de manera más vaga a todos los recursos del subsuelo venezolano.

Otro resultado del experimento del petro es que puede haber permitido que Venezuela desarrollara el conocimiento y las instituciones necesarias para aprovechar las oportunidades que ofrecen otras criptomonedas. Aunque usa bitcoins, la estructura de las tasas aeroportuarias está coordinada por la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), organismo creado para administrar la distribución del Petro.

En público, Maduro sigue proclamando su confianza en el Petro. En julio de 2019, ordenó al Banco Central de Venezuela que aceptara transacciones en la criptomoneda, y anunció planes para distribuir un millón de “Petro carteras” entre los venezolanos.

Pero estos usos domésticos no tienen nada que ver con la misión original del petro como divisa internacional libre de los controles estadounidenses. El petro no se negocia en casas de cambio internacionales de criptomonedas, una señal clara de su falta de tracción global. Por ahora parece sobrevivir solo porque los venezolanos están obligados a pagar sus impuestos sobre la tasa del petro.

Incluso Rusia, el aliado más importante de Venezuela, parece haber perdido la fe en la moneda. Luego de intentos iniciales de usar el petro para el comercio entre ambos países, ahora están volviendo al rublo. En marzo de 2019, el Tesoro de Estados Unidos sancionó al banco ruso Evrofinance Mosnarbank por haber ayudado a financiar el petro, la única vez que se ha asociado una firma extranjera a la nueva criptomoneda.

Fuente: https://es.insightcrime.org/noticias/noticias-del-dia/las-criptomonedas-han-ayudado-a-venezuela-a-evadir-las-sanciones-de-ee-uu/

Nadie aclara en el Gobierno los enredos del precio del petro

Por Moris Beracha.-

Artículo publicado en: http://www.konzapata.com

Cuando se habla del criptoactivo petro, un token creado por el régimen de Nicolás Maduro y que estaría soportado por las reservas de petróleo de Venezuela, saltan muchas preguntas que hasta la fecha son muy pocos los que pueden responder.

El precio de cotización inicial fue de 3.600 bolívares soberanos para el mes de agosto de 2018, tal como lo informara el gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, en conferencia de prensa desde el Palacio de Miraflores, sin embargo, en los anuncios no explicó cómo su equipo económico definió esta cifra.

Seguirá siendo un enigma cómo opera realmente el petro, quién lo compra o si en verdad tiene confiabilidad suficiente para alzarse como método de pago, mientras las autoridades venezolanas no sean transparentes en la informaciónCuatro meses después, nuevamente Maduro anuncia medidas económicas y coloca, sin explicación alguna, el valor del criptoactivo en 9.000 bolívares, lo que prende las alertas con respecto a su credibilidad.

Debido al hermetismo del régimen venezolano, cualquiera podría interpretar que el token se devaluó más de un 100%; sin embargo, fuentes oficiales sostienen que se ha incrementado el precio debido al alza de la cotización internacional y la modesta elevación de los precios del petróleo.

En los primeros días del mes de enero de 2019, el petro da nuevamente de qué hablar, por la controversial toma de posesión de Nicolás Maduro para un segundo mandato presidencial, el cual es rechazado por más de 60 países. El Gobierno dijo que la cotización del activo digital es de 36.000 bolívares.

La otra cara de petro, esta suerte de criptomoneda es la llamada “variación del tipo de cambio”. Aquí es donde viene el trampolín hacia la confusión, porque se cotiza en 60.104 bolívares, monto que resulta de multiplicar 60 dólares (lo que estipulan como valor del barril de petróleo nacional) al cálculo de la tasa oficial de cambio vigente que es de 1.001,74 bolívares (según la subasta 83 del Dicom).

Ante estos escenarios el economista venezolano Víctor Álvarez analizó el impacto sobre el salario mínimo de esta dualidad de precios: “Esta diferencia entre ambos precios del mismo petro destruye su credibilidad (…) Como se ve, el valor oficial del petro como Unidad de Cuenta es muy distinto al valor al que se transa como criptoactivo en el mercado. Esto afecta negativamente la remuneración de la fuerza de trabajo cuyo salario mínimo se estableció en medio petro. El valor como Unidad de Cuenta permanece fijo y congela los salarios, en comparación con el constante aumento de los precios”.

Finalmente es importante mencionar que seguirá siendo un enigma cómo opera realmente el petro, quién lo compra o si en verdad tiene confiabilidad suficiente para alzarse como método de pago, mientras las autoridades venezolanas no sean transparentes en la información que ofrecen sobre este activo digital.

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

Nadie aclara en el Gobierno los enredos del precio del petro

Por Moris Beracha.-

Artículo publicado en: https://konzapata.com

Cuando se habla del criptoactivo petro, un token creado por el régimen de Nicolás Maduro y que estaría soportado por las reservas de petróleo de Venezuela, saltan muchas preguntas que hasta la fecha son muy pocos los que pueden responder.

Según la página web http://www.petro.gob.ve, el petro es “una herramienta de intercambio financiero a nivel macro, meso y microeconómico, que permite la movilidad de recursos en cualquier nivel y la transformación digital de los mismos en su equivalente en cualquier tipo de divisa o criptomoneda, facilitando las transacciones comerciales y financieras entre los interesados”.

Seguirá siendo un enigma cómo opera realmente el petro, quién lo compra o si en verdad tiene confiabilidad suficiente para alzarse como método de pago, mientras las autoridades venezolanas no sean transparentes en la información.

El precio de cotización inicial fue de 3.600 bolívares soberanos para el mes de agosto de 2018, tal como lo informara el gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, en conferencia de prensa desde el Palacio de Miraflores, sin embargo, en los anuncios no explicó cómo su equipo económico definió esta cifra.

Cuatro meses después, nuevamente Maduro anuncia medidas económicas y coloca, sin explicación alguna, el valor del criptoactivo en 9.000 bolívares, lo que prende las alertas con respecto a su credibilidad.

Debido al hermetismo del régimen venezolano, cualquiera podría interpretar que el token se devaluó más de un 100%; sin embargo, fuentes oficiales sostienen que se ha incrementado el precio debido al alza de la cotización internacional y la modesta elevación de los precios del petróleo.

En los primeros días del mes de enero de 2019, el petro da nuevamente de qué hablar, por la controversial toma de posesión de Nicolás Maduro para un segundo mandato presidencial, el cual es rechazado por más de 60 países. El Gobierno dijo que la cotización del activo digital es de 36.000 bolívares.

La otra cara de petro, esta suerte de criptomoneda es la llamada “variación del tipo de cambio”. Aquí es donde viene el trampolín hacia la confusión, porque se cotiza en 60.104 bolívares, monto que resulta de multiplicar 60 dólares (lo que estipulan como valor del barril de petróleo nacional) al cálculo de la tasa oficial de cambio vigente que es de 1.001,74 bolívares (según la subasta 83 del Dicom).

Ante estos escenarios el economista venezolano Víctor Álvarez analizó el impacto sobre el salario mínimo de esta dualidad de precios: “Esta diferencia entre ambos precios del mismo petro destruye su credibilidad (…) Como se ve, el valor oficial del petro como Unidad de Cuenta es muy distinto al valor al que se transa como criptoactivo en el mercado. Esto afecta negativamente la remuneración de la fuerza de trabajo cuyo salario mínimo se estableció en medio petro. El valor como Unidad de Cuenta permanece fijo y congela los salarios, en comparación con el constante aumento de los precios”.

Finalmente es importante mencionar que seguirá siendo un enigma cómo opera realmente el petro, quién lo compra o si en verdad tiene confiabilidad suficiente para alzarse como método de pago, mientras las autoridades venezolanas no sean transparentes en la información que ofrecen sobre este activo digital.

Si quieres saber más de Criptomonedas: https://crypto-news.blog