Nueva York aprueba 10 criptomonedas para servicios de custodia

El Departamento de Servicios Financieros del estado de Nueva York (NYSDFS) publicó el 3 de agosto una lista de las 10 criptomonedas preaprobadas para operar en su territorio. Esta publicación esclarece uno de los pasos en el extenso y costoso proceso de obtener la BitLicense, licencia que las empresas de criptomonedas necesitan para brindar servicios en el centro financiero de los Estados Unidos.

A través de su página web, el NYSDFS publicó la lista de 10 criptomonedas autorizadas para custodia (custody), es decir, para ser almacenadas por empresas que ofrezcan servicios de inversión a clientes particulares o institucionales, por ejemplo, casas de cambio.

Solo dos criptomonedas de las publicadas en la lista no pueden ser ofrecidas en casa de intercambio (listing). Ethereum Classic (ETC) y Ripple (XRP). Lo que significa que no cualquier persona está autorizada para adquirirlas.

El listado está compuesto por Bitcoin (BTC) y criptomonedas ancladas al dólar (BUSD, PAX, GUSD) y al oro (PAXG). Así mismo está la criptomoneda enfocada para la banca (XRP) y varias altcoins (ETH, ETC, BCH, LTC). Las criptomonedas que priorizan la privacidad como Monero (XMR) no son admitidas en esta lista. La NYSDFS establece de manera expresa que una “entidad no puede certificar por sí misma ninguna moneda que facilite la ofuscación u ocultamiento de la identidad de un cliente o contraparte. Por lo tanto, ninguna moneda de privacidad puede ser auto-certificada.”

En el anuncio realizado, el NYSDFS aclara que esta vía rápida no excluye a las empresas de la necesidad de solicitar la BitLicense. Por lo tanto, las compañías que ofrezcan servicios con criptomonedas deben comunicarle al NYSDFS que van a empezar a operar con ellas.

La BitLicense es una licencia empresarial que delimita las actividades que las empresas que operan con criptomonedas pueden llevar a cabo en Nueva York. Desde su primera versión en 2015, la licencia causó malestar en varias empresas, debido a los extensos procesos burocráticos a los que estaban sometidos y los altos costos monetarios implicados.

Poco a poco, las compañías que decidieron no abandonar Nueva York se han ido ajustando y actualmente 25 empresas cuenta con la autorización. Entre esas empresas están Circle, Paxos, Gemini, XRP II, Coinbase, bitFlyer, Genesis Global, Xapo, Square Inc, BitPay, Coinsourse, Robinhood Crypto, Moon Inc, Bitstamp, SoFi y ErisX. Uno de los grandes ausentes hasta el momento es Bittrex, que en 2019 solicitó la BitLicense pero le fue denegada por no cumplir con los requisitos.

Este mismo año, CriptoNoticias publicó que el DFSNY abrió un periodo de consulta pública para conocer la opinión de las personas sobre el proceso para obtener la BitLicense. La publicación de esta vía rápida demuestra la intención real del regulador abrir las puertas a más compañías a la Gran Manzana.

Fuente: https://www.criptonoticias.com/gobierno/regulacion/nueva-york-aprueba-10-criptomonedas-servicios-custodia/

https://crypto-news.blog/

Criptomonedas en Wall Street toman fuerza tras crecimiento de inversiones

Un informe de Chainalysis asegura que el número de inversores de Wall Street en criptomonedas, aumenta considerablemente en el plazo de un año.

De acuerdo a un reporte de la firma Chainalysis, gran cantidad de inversores de Wall Street están moviendo sus fondos hacia las criptomonedas. Según este análisis, se trata de inversiones multimillonarias y, al mismo tiempo, explican que es una tendencia que apenas está comenzando.

Quiere decir que, en un futuro cercano, estas grandes inversiones por parte de profesionales se quedarían pequeñas en comparación con las futuras. El interés por las criptomonedas, no solo en Wall Street, sino en otros mercados importantes alrededor del mundo, puede ser un detonante.

Al mismo tiempo, se explica que esta adopción por parte de inversores institucionales traería importantes ventajas para el ecosistema cripto. Una de ellas es que, la madurez que alcanzaría este mercado le ayudaría con los problemas de volatilidad.

Wall Street apuesta fuerte a las criptomonedas
El mencionado informe de Chainalysis, asegura que la mayoría de las transacciones en criptomonedas realizadas en Estados Unidos proviene de Wall Street. “Para junio, aproximadamente el 90% del volumen de transacciones cripto en Estados Unidos provinieron de inversores profesionales”, puntualiza.

Debe tenerse en cuenta que, a raíz de la pandemia y los impactos que esta ha tenido en la economía, los inversores buscan suelo firme. Las criptomonedas, con Bitcoin a la cabeza, han demostrado su capacidad de para sobreponerse ante este tipo de crisis.

Otros mercados, luego del desplome inicial de las bolsas, apenas han logrado recuperarse. Por su parte, Bitcoin, dejó atrás los problemas relacionados con la pandemia en pocas semanas. Ahora, se muestra como uno de los activos más sólidos y como una de las reservas de valor más ventajosas.

Esto ha motivado a que los inversores de Wall Street se fijen y canalicen sus fondos hacia las criptomonedas. La mejora en la posición de precio por parte de Bitcoin, es una señal positiva que podría derivarse del crecimiento de las inversiones profesionales.

Inversiones institucionales en aumento
Por otra parte, el reporte de Chainalysis revela que el crecimiento de las inversiones en criptomonedas, por parte de Wall Street, crece de manera imponente. Así, en 2019, las inversiones de más de $1 millón de dólares, eran de 46%. Ahora, en 2020, las mismas superan el margen de 57%.

Aun con este tipo de datos acerca del crecimiento de las grandes inversiones en criptomonedas por parte de Wall Street, el informe destaca que estas no tienen un peso significativo. En otras palabras, se asegura que la entrada de las monedas digitales en las inversiones, “está apenas comenzando”.

“El dinero institucional está apenas entrando en el ecosistema de las criptomonedas, por lo que el mercado se encuentra relativamente fragmentado e inmaduro”, explica Kim Grauer a Forbes, quien además asegura que el potencial actual de las criptomonedas es incapaz de resolver por sí solo los problemas de volatilidad.

Esto, de acuerdo a su juicio, no es un problema sin solución. Esto se debe, según su opinión, a que la entrada de inversores profesionales de Wall Street, podría ayudar a las criptomonedas a obtener la madurez necesaria para alcanzar una posición dominante.

A la espera de un mejor entendimiento
En ese mismo orden, se debe tener en cuenta que las criptomonedas tienen algunas barreras qué superar. Entre ellas, la barrera psicológica de no entenderlas y otra de ellas, es la aplicada por los reguladores, quienes se caracterizan por la cautela que muchas veces llega a los umbrales de la desconfianza.

En tal sentido, Grauer afirma que, de superarse estas dos trabas, el camino estaría abierto para las monedas digitales. “Esperamos que los inversores y los inversores institucionales tengan un mejor entendimiento de las criptomonedas para que comiencen a confiar en ellas”.

Datos a tener en consideración

Crecimiento del volumen de inversores de Wall Street de más de $1 millón de USD en criptomonedas, crece exponencialmente en el plazo de un año. De 46% en 2019, ahora se ubica en 57%.

Kim Grauer, de Economist, aseguró a Forbes que, pese a este impresionante crecimiento, se trata de algo que apenas está comenzando.

De todas las transacciones en criptomonedas realizadas en Estados Unidos, el 90% corresponden a inversores de Wall Street.

De superarse las barreras de la confianza por parte de los inversores institucionales y los recelos de los reguladores, las criptomonedas podría alcanzar una posición muy dominante en los mercados.

Entre diciembre de 2019 y mayo de 2020, las inversiones de profesionales de Wall Street, saltaron de 87% a 92%.

Fuente: https://criptotendencia.com/2020/08/09/criptomonedas-en-wall-street-toman-fuerza-tras-crecimiento-de-inversiones-2/

crypto-news.blog

¿Por qué hay grandes millonarios que compran y venden en Wall Street en estos tiempos de coronavirus?

Por Moris Beracha.-

 En las últimas semanas la atención de la prensa internacional se ha centrado en la debacle económica que está produciendo la pandemia del Covid-19 y en la caída de los precios del petróleo. Dos imponderables que se juntaron en un momento histórico, cuyo final se espera con ansiedad. Entretanto, los altos directivos de las empresas están vendiendo y comprando títulos en Wall Street. ¿Por qué?

Para leer el artículo completo ingresa AQUÍ