Intereses digitales, la nueva tendencia del mercado de criptomonedas

Invertir en criptomonedas es un hecho. Hace unos meses atrás, los inversores estuvieron confundidos debido a las fluctuaciones constantes del mercado de las monedas digitales, prácticamente todas las semanas el precio del Bitcoin cambiaba gracias al magnate Elon Musk. Pero, ahora están seguros de su futuro.

Para hacer una inversión en el mundo tradicional, existen una gran variedad de alternativas: plazos fijos, compra de dólares… En el mundo de las criptomonedas se ofrecen otras opciones que permiten ganar intereses sin la necesidad de dejar el capital bloqueado.

¿Cómo hacerlo? Transfiriendo stablecoins, un tipo de moneda digital valorada en $ 1 dólar estadounidense; el capital ingresa, los intereses inician a generar intereses y el pago de estos se realiza de forma diaria sobre el capital al inicio del día.

A través de Quantia Capital se generar intereses anuales: 9,25% en stablecoins, 6,5% en Bitcoin, 4,75% en Ethereum y 2,75% en Litecoin. Lo cual determina que aparte de ganar intereses en monedas estables cuando no hay dinero invertido, también se ganan al mantener las inversiones en criptomonedas.

Este tipo de inversiones son una buena alternativa, pues los inversores resguardan el valor de su capital aún con acceso a su uso en todo momento y con mejores características que un plazo fijo tradicional, el cual requiere bloqueo de capital.

¿Cuál es la mejor criptomoneda para invertir?

Desde el auge de la moneda digital más usada, Bitcoin, el mundo ha girado en contra y a favor de su uso. Mientras El Salvador se convierte en el primer país en consolidar el BTC como moneda de uso legal, al otro lado del mundo, China condena la minería y transacciones con criptomonedas.

Pero, si está pensando en invertir en criptomonedas, el primer punto que debe tener en cuenta es que no todas estas monedas digitales presentan las mismas ventajas y características. Saber cómo invertir en criptomoneda no es difícil siempre que siga unas recomendaciones básicas para hacerlo.

En primer lugar, debe saber que estos productos son activos financieros digitales, es decir, es dinero intangible. Se intercambian a través de un libro de contabilidad en la red, en el que todos sus intervinientes deben dar el visto bueno para que la transacción se complete. A esta tecnología se le denomina blockchain y sustenta su funcionamiento.

Bitcoin. Por su evolución todo apunta a que Bitcoin va a seguir estando entre las mejores criptomonedas para comprar y mantener en tu cartera de productos.

Ethereum. Ethereum en 2021 marcó su máximo histórico con un precio cercano a los 4,000 dólares cuando hace tan solo dos años apenas llegaba a los $US 500. Una progresión muy interesante que no ha de pasarse por alto si busca invertir en esta moneda.

Cardano. Este ‘blockchain’ que mantiene una criptomoneda llamada ADA (aunque se suele conocer por el nombre de la matriz) se ha convertido en los últimos días en la tercera criptomoneda más grande del mundo por capitalización de mercado llegando a cerca de los 40,000 millones.

Ripple. Esta moneda ha alcanzado menos beneficio en el último trimestre del año, pero cuenta con un gran potencial, ya que, está basada en una tecnología que permite realizar transacciones más rápidas que Bitcoin. (pfm/kd)

Fuente: https://www.revistamercado.do/tecnologia/intereses-digitales-la-nueva-tendencia-del-mercado-de-criptomonedas

Bill Gates también señala los peligros del Bitcoin y las criptomonedas

El Bitcoin y en general las criptomonedas se están abriendo camino en estos primeros años del siglo XXI como nuevo instrumento económico aunque son tema de debate sus fortalezas y debilidades. Para sus propagandistas, es una forma segura de hacer transacciones con el añadido de que al menos de momento escapan al control de un ‘sistema económico’ que, sin embargo, empieza ya a incorporarlo de algún modo. Para sus críticos se trata de un activo muy volátil que precisamente por esa misma falta de control, no ofrece seguridad alguna. Además se está produciendo un fenómeno de inversión en criptomonedas en estos inicios de su mercado que recuerda al fenómeno producido por las acciones de Wall Street en vísperas del crack de 1929.

Ahora, a los críticos no a la criptomoneda en sí, sino a su concepción y manejo en este caso, se ha sumado Bill Gates. El cofundador de Microsoft y, entre otras cosas, presidente del fondo de inversión Breakthrough Energy Ventures, ha declarado recientemente en una charla en la red social Clubhouse que el bitcoin, la criptomoneda más importante, no es bueno para el plantea porque consume mucha energía en su creación y transacciones: «El bitcoin utiliza más electricidad por transacción que cualquier otro método conocido por la humanidad, por lo que no es algo que respete el medio ambiente».

Gates se refiere que a que la creación y manejo de la criptomoneda se hace construyendo enlaces en un código blockchain cada vez más largo. Blockchain se refiere al registro colectivo que almacena las transacciones de criptodivisas. Este registro y la verificación de transacciones (la ‘minería’ de bitcoins) consume grandes cantidades de energía, dado que se realiza a través de un software que verifica transacciones, a través de cálculos tan complicados que requieren gran potencia de procesamiento y materiales como tarjetas gráficas de alta gama (de las que incluso hay escasez dado que casi toda la producción se dedica a esta actividad). Los cálculos suelen realizarse mediante ordenadores interconectados, ya sea mediante procesos en segundo plano (se trata de un sistema P2P) o bien en instalaciones especificas (‘granjas’ de bitcoins) como las que existen en Irán, según su propio gobierno y requieren una gran cantidad de energía, tanto para el funcionamiento de los ordenadores como para su refrigeración.

Según estudios de la Universidad de Cambridge, la minería de bitcoin utiliza más energía cada año (130,00 terawatios hora) que todo Argentina (125,03). También más que los Países Bajos Países Bajos (108,8 TWh) y los Emiratos Árabes Unidos (113,20 TWh). Los defensores del Bitcoin afirma que pese a todo, eso sólo es el 2,3% de las consumo, y por tanto emisiones de efecto invernadero, de la tecnología digital.

Gates, que también ve posibilidades de desarrollo y uso en el concepto de criptomoneda o criptoservicios, cree que el coste es excesivo para el beneficio: «Yo he elegido no invertir en bitcoin. Compro vacunas contra la malaria. Compro vacunas contra el sarampión. Invierto en empresas que fabrican productos».

Fuente: https://www.marca.com/tiramillas/actualidad/2021/03/06/60437b95e2704e9a8f8b45ae.html

Las criptomonedas, un nuevo filón para estafadores y hackers

Estas monedas virtuales han sido objeto de crítica por su supuesta facilidad para servir a actividades delictivas pero, lejos de ser la panacea, lo que sí han hecho es dificultar más las investigaciones policiales.

El pasado enero se desmantelaba un entramado en Alicante que estafó siete millones de euros prometiendo a sus víctimas grandes beneficios por invertir en Bitcoin. La realidad era bien distinta. Ni tan siquiera llegaron a adquirirlos. Los cacos se hicieron con su dinero y se esfumaron. Las denuncias permitieron dar con estos estafadores, pero esta no es la única forma de engaño tras la que está la Policía y en la que están involucradas las criptomonedas. Estas divisas se han convertido en un atractivo para inversores y especuladores en busca de fortuna y, lo más preocupante, una nueva pantalla tras la que los criminales buscan esconder sus actividades delictivas.

El anonimato es el principal aliciente. Opacas a los bancos y a Hacienda, las criptomonedas facilitan la ocultación y el blanqueo. No obstante, los defensores de estas divisas argumentan que existe una campaña orquestada por las instituciones que no ven con buenos ojos estos intercambios de capitales ajenos a su control: «Lo que subyace de estas críticas es un interés en mantener el monopolio en la creación de monedas», asegura el economista Daniel Lacalle. «El dólar estadounidense y el euro son las monedas con las que se cometen la mayoría de actividades ilegales, y a nadie se le ocurre demonizarlos. La moneda es una herramienta. No hay que confundirla con el uso que se hace de ella», argumenta. En este sentido, denuncia que se ha entrado en una espiral de depreciación de las monedas nacionales. Justo al contrario que las criptos, que están en pleno auge: «Hay muchos países en los que la devaluación anual de su moneda alcanza el 25 o 30%. Dígale usted a esos países que el Bitcoin, y no su moneda, es inseguro».

Además de los oportunistas que tratan de aprovechar el segundo auge del Bitcoin, existen otras actividades delictivas como el ransomware, es decir, el robo de datos en ordenadores. Un método de extorsión que se suma a las estafas convencionales e incluso a secuestros donde las divisas escogidas para abonar los rescates han sido de nuevo las monedas virtuales: «Es más fácil utilizarlas para sostener la economía ilegal. Ahí sí hay un problema», advierte el director del máster de Criptoeconomía de la UPV, Mikel Peñagarikano, pero matiza, «no es el caso del Bitcoin, ya que su tecnología blockchain es pública y, por tanto, rastreable. Cosa que no sucede con otras criptos cuyas transferencias están encriptadas». Por contra, el jefe de operaciones de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, Óscar de la Cruz, se muestra escéptico de que los criminales opten por otras menos conocidas: «Prefieren no correr el riesgo, el valor de las criptomonedas es demasiado variable y su objetivo final es transformarlo en cash».

«Al final, las criptomonedas emulan el dinero en metálico que es imposible de rastrear. Si tú pagas a un mercenario en mano, ese dinero no se puede rastrear. Las criptomonedas permiten hacer lo mismo, pero desde tu casa con un ordenador, por Internet», insiste Peñagarikano. Una posición cómoda de la que la Policía es consciente: «Es una forma más de transferir capitales de manera más anónima y sencilla», reconoce el agente. Un modus operandi que favorece a las redes de ciberdelincuencia internacionales, que buscan víctimas a través de la red «con las que no quieren mantener ningún contacto» y donde la criptomoneda «facilita el tráfico de dinero negro entre países», dice. «Se mueven en la red porque es donde se sienten seguros», concluye el teniente coronel de la Benemérita.

No obstante, el policía matiza que en el ámbito nacional, «la mayoría de las operaciones entre grupos criminales siguen realizándose en metálico». Una postura en la que coincide también Peñagarikano. Por tanto, lejos de ser la panacea para el crimen, el reto, pues, se encuentra en cómo dar con los autores de unas transacciones que son públicas pero que, al contrario que en una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito, son anónimas. «Nos dedicamos a vigilar esas operaciones y rastrear los entornos de los poseedores de esos monederos». Es por esto que el Gobierno se plantea regular un ámbito que no puede controlar y, sobre todo, no puede fiscalizar: «La clave está en vigilar los exchange (casas de cambio) e interceptar las transformaciones de las cripto en euros», aboga De La Cruz.

Una tarea «casi incontrolable», reconoce, y que se puede ver todavía más dificultada si no pillan al ciberdelincuente in fraganti, ya que sin la clave de acceso no se puede acceder a los monederos y poner esos capitales irregulares a disposición judicial. De hecho, en Alemania un estafador ha conseguido mantener fuera del alcance de la Policía los 55 millones de euros que se estima que atesora en un monedero, un caso que en la Guardia Civil reconocen que ya se ha reproducido en España. A esto se añade otras prácticas más ‘tradicionales’ para ocultar la verdadera identidad de los cabecillas de estas operaciones como es el de recurrir a testaferros o ‘mulas’: «Muchas organizaciones buscan a personas entre los bajos fondos de la sociedad a las que se les engaña u ofrece una comisión». Con todo, toca adaptarse y esperar que esta tecnología no sirvan a los malos para salirse con la suya.

Fuente: https://www.elcorreo.com/economia/tu-economia/criptomonedas-nuevo-filon-estafadores-hackers-20210305185320-nt.html

Binance ofrece de 5% a 30% de intereses por ahorros en bitcoin y otras criptomonedas

Los usuarios de Binance ahora pueden tener una cuenta de ahorros en bitcoin (BTC) dentro de la plataforma. El exchange anunció este jueves 4 de marzo la inclusión de la principal criptomoneda del mercado y otras 5 monedas en su programa savings, con el cual ofrecen retornos por la tenencia de los activos durante determinado período de tiempo.

A través de un breve comunicado, el sitio de comercio de criptomonedas expuso la llegada a savings de bitcoin y los tokens COS, de Contentos, un proyecto que corre sobre la blockchain de Binance; DUSK, de la red del mismo nombre, enfocada en privacidad; el token de la red de contratos inteligentes Elrond (EGLD); PHA, de la red de servicios en la nube Phala; y RIF, de la cadena lateral de Bitcoin, RSK.

El exchange define el programa de savings como “un servicio de valor agregado para los usuarios de Binance que tienen activos digitales inactivos”.

Cada caso tiene un período e intereses diferentes. Para bitcoin, cada posición de ahorro es de 0,01 BTC, que el usuario debe mantener por 90 días. La tasa de interés para las posiciones de BTC es de 5% anualizado, por lo que cada posición genera en esos tres meses 0,00012329 de ganancias, expone el comunicado.

Para el resto de monedas, los plazos de tenencia son de 14 o 21 días, con porcentajes anualizados de 10%, 12%, 13%, 15% o 30%. Este último es el caso de RIF, la moneda con mayor porcentaje del programa.

El programa de ahorros tiene un límite de 300 BTC. Es decir, que Binance solo mantendrá esa cantidad en total durante cada período. Cada usuario puede mantener un máximo de 10 BTC en savings. El período de suscripción es entre este 4 y 5 de marzo, para el primer período, y se va llenando por orden de llegada.

La nota informativa explica que la entrada a cada producto se cerrará “una vez que se alcance el límite”. Además, expone que Binance podría ajustar el programa, sus activos y las tasas de interés en función de “las condiciones del mercado y nuestra gestión de riesgos interna”.

Binance, ahorros y servicios de trading

En la sección de términos y condiciones, el exchange explica que “los activos de Binance Savings se utilizarán en préstamos apalancados en criptomonedas y otros negocios”. Es decir, que los fondos depositados van a otros servicios de la plataforma durante el período que dura el plan de ahorro. En el caso de bitcoin: 90 días.

En su oferta de servicios, Binance cuenta no solo con planes de ahorro. Dentro una misma plataforma, los usuarios pueden hacer trading de distintas maneras, incluyendo futuros, trading de margen apalancado y hasta P2P, donde los usuarios pueden intercambiar criptomonedas y stablecoins por dinero fíat directamente con otros participantes del mercado, como ha reseñado CriptoNoticias.

Creado a mediados de 2017, Binance es actualmente el exchange de bitcoin que mueve mayor volumen en el mercado de criptomonedas. En las últimas 24 horas, hablamos de más de USD 20.000 millones, en datos de LiveCoinWatch. Esa cifra triplica la del segundo exchange con mayor volumen, Huobi.

Fuente: https://www.criptonoticias.com/mercados/binance-ofrece-5-30-intereses-ahorros-bitcoin-criptomonedas/

¿El próximo bitcóin?: ADA se convierte en la tercera criptomoneda más grande por capitalización de mercado

¿El próximo bitcóin?: ADA se convierte en la tercera criptomoneda más grande por capitalización de mercado

La criptodivisa recientemente ha alcanzado un nuevo máximo histórico al superar 1,30 dólares por unidad. Para comparar, en 2020, ADA estaba valorada en 20 centavos por ‘token’.

A medida que el bitcóin está rompiendo nuevos récords, los inversores están buscando la próxima ‘gallina de los huevos de oro’ del mundo de las divisas digitales. Según algunos expertos, esta podría ser ADA, la criptomoneda nativa de la cadena de bloques de código abierto Cardano.

La criptodivisa recientemente ha alcanzado un nuevo máximo histórico al superar 1,30 dólares por moneda, lo que la ha convertido en la tercera criptomoneda más grande respecto a la capitalización de mercado. Para comparar, en 2020, ADA estaba valorada en 20 centavos por ‘token’.

De acuerdo con la empresa de comercio electrónico automatizado eToro, la criptomoneda de Cardano ha experimentado un aumento del 157 % en las operaciones en el último mes, alcanzando un máximo de 1,45 dólares a fines de febrero.

«Como bitcóin y éther hace unos años»

Simon Peters, el experto en criptomonedas de eToro, asegura que los inversores informados están buscando alternativas al bitcóin que les permitan entrar en la planta baja del próximo gran auge.

«El mercado está evolucionando. En lugar de centrarse únicamente en bitcóin y éther, donde muchos inversores solo pueden poseer una fracción de una moneda, estamos viendo una creciente demanda de monedas con precios como bitcóin y éther hace unos años», explicó Peters. «Los inversores están buscando el próximo bitcóin, lo que significa que están invirtiendo en ‘tokens’ más baratos como ADA, IOTA y Tron de Cardano, los cuales tienen un precio aproximado de un dólar».

En ese sentido, los expertos creen que «este año podría intensificarse esta búsqueda del próximo ‘bitcóin’, a medida que el mercado se amplíe y otras monedas ganen sus propios seguidores», agregó Peters.

Uso ampliado en el mundo real

Según el especialista de eToro, la tendencia general en las criptomonedas es la aceptación: cuantas más empresas grandes permitan comerciar con bitcóin, más legítimo se vuelve. Tanto los precios del bitcóin, como del éther, se han disparado desde principios de año, y a pesar de la volatilidad, señaló Peters, «la adopción más amplia continúa impulsando ambos criptoactivos».

Aunque «el viaje de las criptomonedas aún está al principio», mientras se producen más casos de adopción de divisas digitales en el mundo real, «estos activos se utilizarán más ampliamente en nuestra vida cotidiana», expresó el experto.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/385615-proximo-bitcoin-ada-tercera-criptomoneda-capitalizacion

Encuesta de JPMorgan revela que 22% de instituciones invertiría en criptomonedas

El banco de inversión JPMorgan divulgó los resultados de una encuesta sobre criptomonedas realizada entre 3.400 inversionistas de 1.500 instituciones, en los que se revela que 11% de las instituciones ya han invertido en bitcoin y otras criptomonedas. Un 22% de los encuestados respondió que sus organizaciones estarían dispuestas a invertir en instrumentos basados en criptomonedas.

La encuesta fue realizada este jueves 4 de marzo durante la Conferencia Macro Cuantitativa de JP Morgan, de acuerdo a la publicación The Block. El hecho de que un tercio de las instituciones consultadas haya invertido en criptomonedas o esté dispuesto a hacerlo, da una idea de que la reputación de bitcoin y otras criptomonedas entre los inversionistas institucionales ha mejorado. Aun así, la encuesta también refleja que todavía hay inversionistas que asocian las criptomonedas con activos de alto riesgo o ligados a actividades ilegales.

Al pulsar la percepción sobre las criptomonedas entre los encuestados, un 14% escogió la definición de Warren Buffett («Probablemente, veneno de rata al cuadrado). Un 21% de la muestra escogió la opción que definía las criptomonedas como «una moda pasajera».

Sin embargo, el restante 65%, casi las dos terceras partes de los encuestados, emitió opiniones positivas. Más de la mitad de los inversionistas afirmó que las criptomonedas «han llegado para quedarse», mientras que un 7% cree que las criptomonedas se convertirán en «uno de los activos más importantes».

Desde el punto de vista de las actitudes individuales frente a las criptomonedas, 27% de los consultados revelaron que han invertido personalmente en criptomonedas, o hacen trading con las mismas.

Respecto a la necesidad de regulaciones más estrictas para las criptomonedas, un 77% de la muestra está de acuerdo. Un 48% opina que hay muchas actividades fraudulentas relacionadas con las criptomonedas, mientras para el 49% el fraude aparece en menor grado.

Tomando en cuenta el auge de la inversión institucional en bitcoin y otras criptomonedas durante 2020, se podría esperar, a partir de los resultados de esta consulta de JPMorgan, que el interés institucional en las criptomonedas aumente considerablemente en 2021.

Fuente: https://www.criptonoticias.com/mercados/encuesta-jpmorgan-revela-22-instituciones-invertiria-criptomonedas/