Goldman Sachs continúa reclutando personal para el desarrollo de criptomonedas

La firma de banca de inversión y de valores Goldman Sachs busca agregar personal a su equipo de activos digitales, con vacantes publicadas para tres nuevas contrataciones internacionales.

Estas vacantes se producen en un momento en que la compañía también planea avanzar con un “número modesto de despidos” (alrededor de 400 puestos según un informe de Reuters). De ser cierto, esto representaría aproximadamente el 1% de la fuerza laboral total del banco.

Goldman, que reformuló la estructura de su equipo de activos digitales a principios de 2020, está buscando un vicepresidente en el Reino Unido y dos ingenieros de software de investigación y desarrollo en Singapur.

Goldman haciendo crecer su equipo Blockchain

El equipo, responsable de “definir y ejecutar los esfuerzos de la blockchain de Goldman Sachs en toda la empresa”, consta actualmente de unas diez personas. Las incorporaciones recientes más notables al equipo incluyen a Oli Harris, la figura detrás de la blockchain Quorum de JPMorgan Chase, y Mathew McDermott, un veterano de Goldman con 15 años de experiencia que fue ascendido en agosto para convertirse en el nuevo jefe global de activos digitales de la empresa.

En particular, el nombramiento de McDermott puede representar un ligero cambio en la estrategia, desde la creación de una operación de trading de criptomonedas hasta la creación de aplicaciones de cripto vinculadas a los mercados financieros. McDermott fue ascendido en lugar de Justin Schmidt, un ex-trader de criptomonedas contratado por el banco en 2018.

Cambio de enfoque

El anuncio de que Goldman está ampliando su personal de blockchain es una señal de que el banco está adoptando un enfoque más proactivo hacia las criptomonedas, a pesar de los inestables tiempos económicos. Los desarrollos de contratación también parecen contradecir algunos de los pronunciamientos anteriores de la empresa.

Como informó anteriormente BeInCrypto, en una llamada de inversores el pasado mes de mayo, los analistas de la firma declararon que Bitcoin no era una “inversión adecuada”. Afirmar que no proporciona flujo de efectivo, no muestra evidencia de ser una cobertura contra la inflación y no proporciona diversificación de cartera.

Fuente: https://es.beincrypto.com/goldman-sachs-continua-reclutando-personal-para-desarrollo-criptomonedas/

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

Goldman Sachs: Cryptocurrencies ‘Are Not an Asset Class’

Goldman Sachs held an investor call Wednesday to discuss current policies for bitcoin, gold and inflation in the context of the COVID-19 crisis. The big takeaway? The stalwart investment bank is still no fan of bitcoin or other cryptocurrencies.

A slideshow released before the call cited hacks and other losses related to cryptocurrencies as well as their use to “abet illicit activities” as some potential liabilities.

Seven of Goldman’s 35 slides mention bitcoin, but the people on the call only discussed bitcoin for roughly five minutes at the end, with no questions taken after.

In the call materials, Goldman notes that while cryptocurrencies like bitcoin “have received enormous attention,” they “are not an asset class.”

Why? The reasons include bitcoin’s inherent lack of cash flow, unlike bonds, and its inability to generate earnings through exposure to global economic growth, according to the presentation. Goldman also notes bitcoin’s volatility, citing the recent drop to 12-month lows in early March. The price spiked nearly 5% to $9,200 a few hours before the call.

Some professional cryptocurrency analysts were less than impressed by Goldman’s analysis. “The criticisms were very cookie cutter, the type you’d expect if someone just read mainstream headlines,” said Ryan Watkins, bitcoin analyst at Messari and former investment banking analyst at Moelis & Company. “It’s like they didn’t fully diligence the asset.”

Goldman’s cash flow argument was particularly odd to Tom Masojada, co-founder of OVEX Digital Asset Exchange.

“Many investments that Goldman labels as ‘suitable for clients’ do not generate cash flows and are primarily dependent on whether someone is willing to pay a higher price at a later date,” he said on Twitter.

“One could argue bitcoin isn’t backed by anything, but to liken it to a game of hot potato ignores the subjective value such a novel asset provides,” said Kevin Kelly, former equity analyst at Bloomberg and co-founder of Delphi Digital, a cryptocurrency research firm that recently published a comprehensive report on bitcoin.

Bitcoin’s current value, according to Kelly, is backed by “the demand for an apolitical speculative asset that may or may not turn out to be one of the world’s most valuable safe havens.”

The two Goldman speakers on the call, its head of research and a Harvard economics professor, said several bitcoin forks, which they refer to as “nearly identical clones,” occupy three of the six largest cryptocurrencies by market value. With this, Goldman inferred that cryptocurrencies as a whole “are not a scarce resource,” according to the presentation.

This critique is “particularly eye roll worthy,” Watkins told CoinDesk. “Forks are their own assets and have nothing to do with bitcoin.”

In its conclusion, Goldman does not recommend investing in bitcoin “on a strategic or tactical basis for clients’ investment portfolios even though its volatility might lend itself to momentum-oriented traders.”

“I was hoping for a more constructive call,” said Kyle Davies, co-founder of cryptocurrency trading firm Three Arrows Capital. Still, he added, “The fact that they are having this call, period, means there’s a lot of interest.”

Source: https://www.coindesk.com/goldman-sachs-cryptocurrencies-are-not-an-asset-class

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

Ejecutivos de Goldman todavía apuestan a las criptomonedas

Los inversores institucionales están entrando lentamente en una industria donde, según un conteo, ya hay 600 monedas caducas y montones de fraudes.

En el interior del Harvard Club de Manhattan, frente a una cabeza de elefante montada en una pared y sentado delante de un candelabro, con leones en la corbata, Arya Bolurfrushan se mostraba embelesado con su plan de abrir un nuevo fondo de monedas digitales.

Corría junio y estaban masacrando a los mercados de criptomonedas. Pero Bolurfrushan no se inmutaba.

Al describir su nueva Accrete Capital Technologies, presentó un plan para dirigir lo que en esencia es un fondo de cobertura que vende participaciones en sí mismo por medio de tokens digitales. Al final, prácticamente cualquier persona podría comprarlas, dijo.

Con aspecto de banquero, pero discurso de simpatizante radical de las criptomonedas, Bolurfrushan dijo que Accrete podría revolucionar Wall Street y las monedas virtuales creando algo con comisiones más bajas que las de los administradores de activos y menos volatilidad que el bitcoin.

Es una promesa importante para alguien sin antecedentes en el dinero digital. Lo que tiene para ofrecer Bolurfrushan en vez de eso es el tipo de credenciales impecables —parientes acaudalados, dos años en un puesto de principiante en Goldman Sachs Group Inc. hasta el 2008, estudios en la Harvard Business School y un buen cargo en una petrolera— despreciadas por algunos fanáticos acérrimos de las monedas digitales.

Para fines de agosto, ya contaba entre sus reclutas con otros cinco exejecutivos de Goldman, la mayoría hombres treintañeros, y con el heredero de una empresa inmobiliaria al que conoció de casualidad en un exclusivo bar de sushi este año.

Estaban avanzando con un plan para vender US$ 150 millones en tokens este mes, pese a que el bitcoin languidecía y legiones de otros proyectos estaban muriendo. Desde entonces, las criptomonedas resultaron más complicadas de lo que creían.

Promesas contradictorias

El documento que presenta los planes de Accrete es una mescolanza de Wall Street y estrategias con criptomonedas con promesas enormes y contradictorias.

Promociona los beneficios revolucionarios del dinero descentralizado sin la famosa desventaja de la volatilidad, a lo que suma las inversiones lucrativas y de elite de Wall Street sin el sigilo, las comisiones elevadas y los períodos de inmovilización.

La idea es reunir fondos vendiendo los tokens y luego invertir en acciones, bonos, capital privado, inmuebles y capital riesgo. El valor de los tokens aumentaría o disminuiría con el de la cartera…, aunque Accrete apunta a quedarse con cerca de un cuarto de las ganancias.

Hay grandes obstáculos entre Bolurfrushan y una recompensa. Para comenzar, las tablas esotéricas y la jerga densa del plan podrían ahuyentar a los inversores regulares que él espera atraer.

Además, está el Gobierno de Estados Unidos, que viene reprimiendo las inversiones en criptomonedas y tiene reglas estrictas que prohíben a los fondos de cobertura vender participaciones a estadounidenses que no sean ricos.

Y también está la competencia de una manada de proyectos similares, además de un mar de emprendimientos, entre ellos el banco digital del exsocio de Goldman Mike Novogratz. Los inversores institucionales están entrando lentamente en una industria donde, según un conteo, ya hay 600 monedas caducas y montones de fraudes.

‘No es tan sencillo’

En setiembre, en el ático del Harvard Club, Bolurfrushan parecía tranquilo. “Estamos construyendo una empresa de 100 años”, dijo. “Sabemos que existiremos”.

Antes, debe preocuparse por el resto del año. Al llegar octubre, ante complicaciones de ingeniería y las dificultades de inversores potenciales para entender lo que está haciendo, él decidió posponer la recaudación de fondos por lo menos hasta noviembre. “Nos percatamos”, dijo unos días más tarde, “de que en realidad hacer este producto no es tan sencillo como nos parecía”.

Fuente: https://gestion.pe/economia/ejecutivos-goldman-todavia-apuestan-criptomonedas-247461

Si quieres conocer más de Criptomonedas: www.morisberacha.com

¿Punto de inflexión en el bitcoin? Goldman Sachs abre una plataforma de criptomonedas

A la banca no le gusta bitcoin. Lo llevan diciendo desde que se popularizó esta criptomoneda. Pero todo apunta a que antes o después esos principios se van a derrumbar. El punto de inflexión puede haber llegado. Según publica el New York Times , el todo poderoso banco de inversión Goldman Sachs va a poner en marcha una plataforma (trading desk) para operar con una criptomoneda referenciada a la cotización de bitcoins.

Según han explicado fuentes del banco al rotativo estadounidense, la decisión está motivada por la alta demanda del servicio que están detectando entre sus clientes habituales más que por una verdadera convicción en la criptomoneda. Jana Yared, una de las ejecutivas de Goldman que supervisa este nuevo negocio, ha reconocido sus dudas al New York Times. “No me describiría como un verdadero creyente que se despierta pensando que Bitcoin dominará el mundo. Para casi todas las personas involucradas, ha habido escepticismo personal sobre la mesa”, ha asegurado.

Satisfacer la demanda o perder negocio

Pero el negocio es el negocio. La demanda por operar con bitcoin por parte de grandes inversores y fondos de inversión está creciendo exponencialmente. Hasta tal punto que se están creando fondos de inversión indexados para facilitar la operativa. Las firmas tradicionales de Wall Street están ante la disyuntiva de hacer oídos sordos y dejar que esos clientes se vayan a plataformas alternativas o sumarse a la tendencia.

Las intenciones de Goldman ya las dejó claras su máximo ejecutivo en el marco de Foro Económico Mundial de Davos. Lloyd Blankfein anunció la intención del banco negociar contratos de futuro en esta criptomoneda (que se han puesto en marcha junto a por CBOE y CME Group) y de actuar en función de la demanda.

El resultado ya está aquí. De momento, la plataforma comenzará a funcionar negociando contratos ligados a bitcoin. Para un futuro, nada lejano, ya se trabaja con la posibilidad de sirva también para comprar y vender bitcoins y criptomonedas directamente.

La decisión de Goldman se suma a la tomada el pasado mes de diciembre por la bolsa de Chicago al aceptar la cotización oficial de bitcoin, en lo que parece una tendencia creciente a que el viejo sistema financiero de Wall Street “santifique” a lo que hasta hace a penas unos años era definido como una “fuente de fraude” o “vehículo de financiación del crimen organizado”.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/economia/20180503/443205729487/bitcoin-goldman-sachs-criptomonedas-wall-street.html

Si quieres saber más de Criptomonedas: https://crypto-news.blog/

El G20, las criptomonedas y Goldman Sachs

  • La última reunión del G20, en Argentina, ha finalizado. Este año, a petición de Alemania y Francia, los criptoactivos y su regulación han estado encima de la mesa.

Las criptodivisas, sobre todo el bitcoin, están en boca de todo el mundo. Generalmente vinculados a mensajes alarmistas, los grandes medios de comunicación repiten lo mismo día tras día como un mantra: alto riesgo, mercado negro, altamente especulativo, no lo hagas.

Lagarde, la directora del Fondo Monetario Internacional, realizó unas declaraciones la semana pasada que fueron calentando motores para el G20: “La tecnología detrás de los criptoactivos, incluyendo la blockchain, es un avance excitante que podría revolucionar campos más allá de las finanzas. Podría, por ejemplo, promover la inclusión financiera creando métodos de pago de bajo coste para aquellos que no disponen de cuentas bancarias y además, empoderar a los millones de personas de los países de renta baja”.

Sin embargo, no era todo positivo: “Hay que combatir el fuego con fuego”, añadió Lagarde. “La misma razón que hace a los criptoactivos tan atractivos es aquella que los hace peligrosos. Los activos digitales están construidos de una manera descentralizada, sin la necesidad de bancos centrales, lo que las convierte en anónimas. El resultado de esto es que se convierten en un potencial vehículo para el lavado de dinero y la financiación del terrorismo”, concluyó la directora.

La misma conclusión ha emanado del recién clausurado G20, que ha admitido que los criptoactivos “plantean cuestiones relacionadas con la protección de los consumidores e inversores, la integridad de los mercados, la evasión impositiva, el lavado de dinero, y el financiamiento al terrorismo”.

¿SIRVEN REALMENTE PARA FINANCIAR EL TERRORISMO?

Según Foreign Affairs, “las criptomonedas difícilmente son una solución a la financiación del terrorismo. La mayoría de ellas tan solo permiten anonimato parcial y es difícil transferir grandes cantidades de estos activos. Asimismo, hay una aceptación reducida en las regiones en las que los grupos terroristas están más activos, como Oriente Medio o el Norte de África”. Parece más plausible que los terroristas utilicen divisas oficiales como el euro o el dólar antes que bitcoin, ya que la conversión de estos en dólares es un proceso complicado.

Parece más plausible que los terroristas utilicen el euro o el dólar antes que bitcoin, ya que la conversión de éstos en dólares es un proceso complicado
Distintas fuentes afirman que la mayoría de los ingresos de los grupos terroristas es el cobro de impuestos o robo de fuentes de riqueza de los territorios en los que operan. Por ejemplo, Daesh recibe la mayoría de sus fondos de la venta de petróleo, extorsiones o requisamiento de propiedad privada. Estos métodos territoriales restringen las posibilidades de utilizar criptomonedas.

Agentes disruptivos que no gustan a los gobiernos sí lo utilizan, como Wikileaks. Cuando ocurrieron las grandes filtraciones que demostraron el alto grado de corrupción gubernamental en Estados Unidos, espionajes y contraespionajes, la connivencia del Gobierno con los poderes privados o las mentiras sobre la guerra de Afganistán, la Casa Blanca cortó todas las fuentes de ingresos a la organización responsable de las filtraciones. En ese momento, Wikileaks empezó a aceptar donaciones en distintos tipos de criptomonedas como bitcoin, litecoin, zcash o monero. Solo en bitcoin, Wikileaks ha recibido a fecha de hoy 26.400 donaciones, acumulando un total de 4.042 bitcoins, equivalente a 30.007.563,18 euros.

SI TAN PELIGROSAS SON, ¿POR QUÉ NO SE REGULAN?

En las recientes jornadas del G20 ha habido un tímido intento de llegar a un acuerdo común. La conclusión de consenso ha sido que “los criptoactivos carecen de los principales atributos que tienen las monedas soberanas” al no estar emitidas por un banco central, y un compromiso a “implementar los estándares del GAFI”, el Grupo de Acción Financiera Internacional encargado de coordinar acciones conjuntas de ámbito internacional contra el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo.

Sin embargo, los criptoactivos representan una herramienta muy jugosa para los grandes capitales. Lo que surgió como un experimento de encriptado descentralizado y anónimo que cuestionaba la existencia misma de las entidades financieras y los Estados en la emisión e intercambio de moneda, hoy en día se ha convertido en un activo financiero altamente rentable, aunque muy volátil.

En diciembre de 2017, el bitcoin alcanzó máximos nunca antes vistos, superando los 20.000 dólares. Hoy nos encontramos con precios que rondan los 7.000. Esta gran variación de precios, es debida, entre otros motivos a la ofensiva de uno de los bancos más importantes e influyentes del mundo: Goldman Sach, que ha decidido iniciar su andadura en las criptodivisas con un órdago a la grande.

Se dice que Goldman Sachs es el banco más poderoso del mundo, no porque sea el más grande, sino porque es el más influyente en los gobiernos. Muchos hombres importantes han pasado por sus despachos.

El pasado 26 de febrero, Circle Internet Financial Ltd., una empresa subsidiaria de Goldman Sachs compró Poloniex, un exchange de intercambio de criptomonedas, por 400 millones de dólares. Poloniex acumula un volumen de mercado equivalente a 13.071 bitcoins, unos 116 millones de dólares. Según Circle, con esta compra la empresa contribuye a generar una economía de token (criptoactivos) en un mercado global abierto. Poloniex fue la primera plataforma en ofrecer ethereum y el primer exchange en llegar a los mil millones de dólares de volumen de intercambio diario.

Una empresa subsidiaria de Goldman Sachs compró Poloniex, un exchange de intercambio de criptomonedas, por 400 millones de dólares

La estrategia de Goldman Sachs no es solo intercambiar criptomonedas, sino convertir el exchange en un marketplace distribuido que contenga tokens que represente todas aquellas cosas que se consideren de valor: bienes físicos, inversiones, vivienda, producciones creativas como arte, música o literatura, prestación de servicios, crédito, derivados financieros, etc. Es probable que Poloniex se convierta en la primera plataforma de intercambio basada en blockchain de inversiones financieras de todo tipo, la nueva bolsa de valores basada en blockchain.

Las grandes financieras han visto el negocio en las monedas encriptadas. Los Estados no toman cartas en el asunto y hacen declaraciones tibias sin ninguna vinculación regulatoria definitiva. El mercado de las criptomonedas es más volátil y especulativo que nunca, pero en esta situación podemos apelar a la sabiduría popular: cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.

La toma de posiciones de los poderes corporativos en el mercado de los criptoactivos ha comenzado, en los próximos meses probablemente veamos cómo el valor del bitcoin especialmente se incrementa exponencialmente, lo que nadie sabe es cuándo explotará la burbuja. Ahí nos echaremos a temblar.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/criptomonedas/g20-criptomonedas-bitcoin-terrorismo-goldman-sachs#