El Congreso de Estados Unidos podría decidir quién regula las criptomonedas

Un miembro del equipo de la senadora republicana Cynthia Lummis, declaró que el congreso debería tomar acciones si no se resuelve de manera interna una disputa de jurisdicción. La disputa sobre quién regula las criptomonedas, ocurre entre la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) y la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de EE.UU.

Las investigaciones llevadas a cabo por la SEC en contra del exchange Coinbase es solamente el inicio de todo. Según el miembro del equipo de Lummis, todos los exchanges en Estados Unidos están siendo investigados. Actualmente, existen más de 40 exchanges funcionando e incluso el más grande del mundo, Binance, está siendo investigado en distintas instancias.

Si la disputa no se resuelve de manera interna, los legisladores tendrían que intervenir. Si esto ocurriera, es probable que apoyen a la CFTC, explicó el miembro del equipo. En un comunicado, la CFTC rechaza lo que define como «regulación a través de la aplicación». Esto ocurre luego de una serie de acciones que afirman la capacidad de la SEC para regular la industria criptográfica. Sin embargo, es la CFTC quién regula las criptomonedas según la ley.

Antecedentes: ¿Quién regula las criptomonedas en Estados Unidos?

Esto se remonta al 2014, cuando todavía Bitcoin no era mundialmente conocido, pero la digitalización de la economía ya comenzaba a desarrollarse. En el 2014 la CFTC afirmó su jurisdicción sobre las «monedas digitales», para ese entonces no existía Ethereum ni las criptomonedas que surgieron luego.

Posteriormente, una sentencia del Tribunal Federal de Estados Unidos, en el 2018, afirma que la CFTC tiene jurisdicción para procesar a los delincuentes sobre casos de fraudes relacionados con monedas digitales, lo que posteriormente serán las criptomonedas.

Aunque esto no se ha cumplido de la manera correcta, ha sido la SEC quién regula las criptomonedas y los exchanges que operan en Estados Unidos. Hasta entonces, las conversaciones entre la SEC y la CFTC no han sido fructíferas, lo que podría desencadenar la intervención del congreso. Y esa intervención parece haber comenzado.

La ley que podría cambiarlo todo

El miércoles pasado, los senadores Debbie Stabenow, de Michigan, y John Boozman, de Arkansas presentaron un proyecto de ley llamado: Ley de Protección del Consumidor de Commodities Digitales (DCCPA). Si el proyecto es aprobado, podría reafirmar los derechos de la CFTC a regular las criptomonedas. La DCCPA clasificaría a Bitcoin (BTC) y Ether (ETH) como commodities digitales y no como valores.

Esta clasificación como Commodities Digitales ha tomado relevancia, ya que recientemente en una entrevista a CNBC, el presidente de la SEC Gary Gensler declaró lo siguiente:

«Algunos, como Bitcoin -y es la única que voy a decir porque no voy a hablar de ninguno de estos tokens, pero mis predecesores y otros han dicho que es un commodity».

Gary Gensler.

La prueba Howey determina si una transacción constituye un contrato de inversión (valor). La cual establece que existe un contrato de inversión: «cuando hay una inversión de dinero en una empresa común con una expectativa razonable de ganancias que se derivarán del esfuerzo de otros».

Sin embargo, el miembro del equipo de la senadora Lummis le da una probabilidad menor al 50% de ser aprobada. Para que esto ocurra, según el empleado de Lummis, debe desencadenarse la quiebra de un gran exchange en Estados Unidos o algún evento catastrófico similar.

Fuente: https://criptotendencia.com/2022/08/07/el-congreso-de-estados-unidos-podria-decidir-quien-regula-las-criptomonedas-2/

EEUU: Presentan proyecto de ley para regular criptomonedas

Dos senadoras en Estados Unidos presentaron el martes un amplio proyecto de ley bipartidista que busca regular las criptomonedas y otros activos digitales.

Sin embargo, no está claro si el proyecto propuesto por Kirsten Gillibrand, demócrata de Nueva York, y Cynthia Lummis, republicana de Wyoming, será aprobado en el Congreso, especialmente en año de elecciones intermedias y mientras los promotores de las criptomonedas se han convertido en jugadores más grandes —y más libres— en Washington.

La Ley de Innovación Financiera Responsable propone definiciones legales a los activos digitales y monedas virtuales; requeriría que el Servicio de Rentas Internas (IRS), la agencia de impuestos de Estados Unidos, adopte una guía sobre la aceptación comercial de activos digitales y contribuciones caritativas; y haría una distinción entre activos digitales que son commodities o inversiones, lo que no se ha hecho.

El proyecto de ley “crea claridad regulatoria para las agencias encargadas de supervisar los mercados de activos digitales, proporciona un marco regulatorio sólido y personalizado para las monedas estables e integra los activos digitales en nuestras leyes fiscales y bancarias existentes”, dijo Lummis en un comunicado enviado por correo electrónico. Las “stablecoins” o monedas estables son un tipo de criptomoneda vinculada a un valor específico, generalmente el dólar, otra moneda u oro.

Lummis es partidaria de las criptomonedas y ha invertido entre 150.002 y 350.000 dólares en bitcoin, según su declaración financiera.

El proyecto de ley llega en un momento tumultuoso para las criptomonedas, incluido el colapso en mayo de la moneda estable terraUSD y luna, la moneda destinada a comprar y vender activos.

A pesar de los riesgos, encuestas muestran que un 16% de los estadounidenses adultos, o 40 millones de personas, han invertido en criptomonedas.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo en un discurso de abril en la American University que se necesita más regulación gubernamental para vigilar la proliferación de criptomonedas y evitar transacciones fraudulentas o ilícitas.

Fuente: https://www.latimes.com/espanol/eeuu/articulo/2022-06-07/eeuu-presentan-proyecto-de-ley-para-regular-criptomonedas

Bitcoin y criptomonedas: suben de precio y EE.UU. se apura para regularlas

El mercado de las criptomonedas se tiñó de verde y Bitcoin, la divisa digital más valiosa de todo el ecosistema, llegó a los u$s 38.000, luego de estancarse en los u$s 36.000.

Según los especialistas, Bitcoin rebotó porque las acciones tecnológicas de la bolsa de Wall Street se «dispararon». En el día de ayer, Amazon mostró sus balances y sorprendió a todos los inversores, lo que generó una suba del 2% en la criptomoneda.

Por otro lado, Ether, la segunda cripto más comercializada, trepó 8% y ronda los u$s 2.800; mientras que Binance Coin, la tercera moneda digital con mayor capitalización de mercado, subió 3%.y ahora cotiza a u$s 377.

Otras criptos como Luna, XRP, Solana y Polkadot también subieron entre un 6% y 18%, conforme a datos de Coinmarketcap.

Sin embargo, no todo es color de rosas para los inversores cripto: la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) está avanzando a pasos agigantados con una posible regulación de Bitcoin y todo el mercado criptográfico, lo que podría generar otra estrepitosa caída.

A continuación, el plan de la SEC para regular Bitcoin, las criptomonedas y los protocolos de finanzas descentralizadas en los Estados Unidos.

MIEDO EN EL MERCADO DE LAS CRIPTOMONEDAS: ESTADOS UNIDOS AVANZA CON LA REGULACIÓN

Esta semana, la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos qupresentó un plan de 654 páginas que regula indirectamente a Bitcoin y a las criptomonedas.

Según trascendió, la investigación no menciona a las criptomonedas directamente pero sí propone reglas para establecer un marco regulatorio para investigar exchanges, empresas de criptografía y protocolos de finanzas descentralizadas (conocidos como DeFi).

Gary Gensler, el presidente de la SEC, dijo en declaraciones públicas que buscan «cerrar la brecha regulatoria» de todas aquellas plataformas que no están registradas en la Comisión.

A mediano plazo, los exchanges de criptomonedas y empresas relacionadas deberán registrarse sí o sí ante la SEC y por tanto, pasarán a ser entidades reguladas.

Por otro lado, los protocolos de finanzas descentralizadas corren peligro: «A pesar de que son descentralizados, sin una entidad central a cargo, los proyectos DeFi, que recompensan a los participantes con incentivos o tokens digitales, podrían ingresar al territorio que está sujeto a la regulación de la SEC», señaló Gensler e hizo hincapié en que no están exentas de ser reguladas.

Por el momento, este plan todavía no fue aprobado y si esto sucede, la SEC obtendrá la potestad de regular las plataformas criptográficas y los protocolos de finanzas descentralizadas.

Fuente: https://www.cronista.com/infotechnology/finanzas-digitales/bitcoin-y-criptomonedas-suben-de-precio-y-ee-uu-se-apura-para-regularlas/

Estados Unidos se convertirá en el líder mundial de las criptomonedas y la blockchain

Este mes nos llegan grandes noticias de Estados Unidos sobre el sector de las criptomonedas, y es posible que se produzcan más novedades hacia finales del año. El 6 de octubre, Gary Gensler, jefe de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), confirmó durante una audiencia del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes que el regulador no prohibirá las criptomonedas, abriendo potencialmente el camino para que la mayor economía del mundo se convierta en el líder mundial en el desarrollo de las finanzas descentralizadas (DeFi) y la tecnología blockchain.

Gensler, que impartió una clase sobre criptomonedas en el MIT, también dijo que prohibir las criptomonedas no entra en el mandato de la SEC y que la única forma de prohibir legalmente los activos digitales sería a través del Congreso. «Es una cuestión de cómo conseguimos este campo dentro de la protección de los consumidores, de los inversores que tenemos y también trabajar con los reguladores bancarios y otros: cómo nos aseguramos de que el Departamento del Tesoro lo tiene dentro de la lucha contra el lavado de dinero y el cumplimiento de los impuestos», dijo Gensler. También añadió:

«Muchos de estos tokens sí cumplen la prueba de ser un contrato de inversión, una nota, o un valor».

Los reguladores estadounidenses no prohibirán las criptomonedas

El anuncio de la SEC se produce después de que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijera el 30 de septiembre que el regulador no tiene planes de prohibir a Bitcoin (BTC) ni a otras criptomonedas durante su testimonio en el Congreso. Cuando le preguntó el representante Ted Budd, un veterano defensor del sector de las criptomonedas y miembro del Caucus Blockchain del Congreso, si tenía intención de «prohibir o limitar el uso de las criptomonedas», Powell respondió con un rotundo «No. [No tengo] ninguna intención de prohibirlas.»

La mayoría de los medios de comunicación que he estado leyendo titulan «Estados Unidos no prohibirá las criptomonedas». Esto es cierto, pero también significa algo mucho más significativo: Los Estados Unidos permitirán que la criptomoneda crezca y aceptarán que la comunidad se involucre en el proceso de discusión de mejores formas para regular la industria.

Cuando la mayor economía del mundo anuncia que permitirá que las criptomonedas existan con su actual industria financiera —por supuesto, con la regulación adecuada— todas las demás naciones deberían tomar nota y empezar a considerar la posibilidad de abrir sus puertas y regular la industria de una manera justa que estimule la innovación y ayude a crear nuevos puestos de trabajo.

Estados Unidos permite las criptomonedas a medida que aumenta su adopción

Como hemos visto, los reguladores estadounidenses están incorporando la industria de las criptomonedas a su sistema financiero, permitiendo que el sistema bancario tradicional funcione junto con el nuevo sistema financiero descentralizado de rápido crecimiento. Esto podría permitir que Estados Unidos se convierta en un país puntero en el desarrollo de fintech, tecnología blockchain e incluso en las partes menos convencionales de las finanzas descentralizadas, como los seguros, la financiación del comercio y la recaudación de fondos.

Desde el punto de vista de la regulación, hay mucho trabajo que todavía tiene que hacer la comunidad de las criptomonedas y el gobierno de los Estados Unidos para determinar dónde se alinean sus intereses y cómo pueden trabajar más estrechamente, por lo tanto, tomar una decisión inteligente juntos sobre cómo regular la industria, incluyendo la regulación de las stablecoins, los exchanges descentralizados, los derivados de criptomonedas y el yield farming, solo por nombrar algunos.

También es muy posible que la SEC apruebe hasta cuatro futuros de Bitcoin este trimestre, según el recuento de Bloomberg Intelligence. El 3 de octubre, el analista puso las posibilidades de que la SEC apruebe un fondo cotizado en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) de Bitcoin en un 75%, con ProShares y Valkyrie ya liderando la carrera, obteniendo sus aprobaciones el 19 y 22 de octubre, respectivamente.

También es agradable observar que incluso los legisladores estadounidenses están comprando Bitcoin. La senadora estadounidense Cynthia Lummis reveló que adquirió de la mayor criptomoneda del mundo el 16 de agosto, con un valor de entre 50,001 y 100,000 dólares.

Dado que el gobierno de Estados Unidos no va a prohibir las criptomonedas y los políticos estadounidenses están invirtiendo en ellas, sería una buena idea que todos reevaluáramos nuestros portafolios de inversión y echáramos un vistazo a Bitcoin, Ether (ETH) y otras nuevas tecnologías blockchain.

Estados Unidos está indicando claramente que adoptará y regulará a Bitcoin, la tecnología blockchain y otras criptomonedas, lo cual, desde una perspectiva geopolítica, no podría haber sido más inteligente: posicionarse para recibir inversiones extranjeras masivas y atraer a los mejores talentos del planeta. Espero que Estados Unidos se convierta en el líder de las finanzas descentralizadas en los próximos años a medida que los reguladores sigan trabajando con la comunidad de criptomonedas para construir una industria sostenible y segura.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/the-united-states-will-become-the-global-crypto-and-blockchain-leader

Las criptomonedas asoman como el mayor enemigo de las sanciones que EEUU impone a otros estados

Esta semana, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha publicado su ‘Revisión de las sanciones’ de 2021, en la que reflexiona sobre la necesidad de modernizar su enfoque de las medidas punitivas contra países e individuos extranjeros para que sigan siendo una herramienta eficaz de seguridad nacional.

El gobierno de Joe Biden advierte que las monedas digitales suponen una amenaza para su programa de sanciones y ha esbozado cinco medidas para hacer frente a los «nuevos retos emergentes», como la actividad de los ciberdelincuentes, el papel de las monedas digitales y otras innovaciones tecnológicas en el cada vez más complejo sector financiero.

La advertencia llega en un momento en el que se cuestiona el uso excesivo de las sanciones en los últimos años como palanca de la diplomacia internacional, a pesar de sus escasos resultados.

«Las innovaciones tecnológicas, como las monedas digitales, las plataformas de pago alternativas y las nuevas formas de ocultar las transacciones transfronterizas, reducen potencialmente la eficacia de las sanciones estadounidenses», señala el informe del Tesoro.

«Estas tecnologías ofrecen a los actores malignos oportunidades para mantener y transferir fondos fuera del sistema financiero tradicional basado en el dólar», añadió.

Varias agencias federales, entre ellas el Departamento del Tesoro, también han publicado recientemente guías relacionadas con las sanciones y las actividades cibernéticas maliciosas (como el llamado ‘ransomware’) para el sector de las monedas digitales. A finales de septiembre, anunció sus primeras sanciones a una bolsa de criptomonedas, una mesa de operaciones con sede en Rusia llamada Suex.

El Departamento del Tesoro también expresó su preocupación por el hecho de que los adversarios de Estados Unidos han adoptado medidas para reducir su dependencia del dólar estadounidense y dijo que los nuevos sistemas de pagos digitales podrían exacerbar esta tendencia y erosionar el poder de las sanciones.

«Creo que hay una toma de conciencia», dijo Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas y de la Americas Society, en Washington DC.

«El reto es que (las sanciones) son algo muy fácil de hacer», dijo, señalando que proporcionan una manera de «castigar a los malos actores» sin emitir aranceles comerciales o ir a la guerra. «Es algo que se puede hacer cuando no se sabe qué hacer», añadió Farnsworth.

20 países, 9,000 personas

Según la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de Estados Unidos (GAO en inglés), en la actualidad existen 20 programas de sanciones estadounidenses por países, que a veces se dirigen a toda la economía de un país o, en otras ocasiones, a sectores empresariales concretos, organizaciones corporativas o individuos.

Las restricciones económicas de las sanciones pueden incluir la denegación de acceso al sistema financiero estadounidense, la congelación de activos en Estados Unidos o la prohibición de determinadas exportaciones. Las razones punitivas de las sanciones varían, incluyendo el supuesto apoyo al terrorismo, el tráfico de armas o narcóticos, la violación de derechos humanos y el socavamiento de la democracia.

Durante las dos últimas décadas, Irán ha seguido siendo el país objeto del mayor número de programas de sanciones. Sin embargo, en los últimos años, Estados Unidos ha creado nuevos programas de sanciones, que comprenden múltiples autoridades legales y ejecutivas diferentes, dirigidos a Rusia, China y Venezuela, entre otros. La revisión del Tesoro señaló un aumento del 933% en la imposición de sanciones en las últimas dos décadas.

Antes de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 había menos de 1,000 personas sancionadas, mientras que en la actualidad hay más de 9,000, según el bufete internacional WilmerHale, que supervisa la política de sanciones.

Se aceleró con Trump

El uso de las sanciones se disparó hasta alcanzar niveles récord durante la administración de Donald Trump, que llegó a un promedio de más de 1,000 nuevas designaciones al año, según el bufete de abogados Gibson, Dunn & Crutcher. Este año, la administración de Joe Biden está a punto de imponer 900 sanciones, lo que supondría el tercer total más alto registrado.

En el pasado, el valor y el alcance del dólar estadounidense y su papel como moneda de reserva mundial significaban que Estados Unidos podía perjudicar gravemente a países o personas sancionando su acceso a los bancos. Pero, a su vez, eso ha alimentado la búsqueda de nuevas formas de evadir las sanciones, incluyendo el uso de monedas digitales que no fluyen a través del sistema bancario tradicional y que, por tanto, están fuera del alcance de Estados Unidos.

«Los adversarios —y algunos aliados— ya están reduciendo su uso del dólar estadounidense y su exposición al sistema financiero de Estados Unidos de forma más amplia en las transacciones transfronterizas», tendencias que «podrían erosionar la eficacia de nuestras sanciones», destacó el informe del Tesoro.

China y Rusia

Adversarios como China y Rusia han emprendido esfuerzos concertados para desarrollar sus propios sistemas de pago que no dependen de la infraestructura de servicios financieros de Estados Unidos, según el bufete de abogados internacional WilmerHale, que supervisa la política de sanciones.

El informe de esta semana no analiza casos específicos de países o individuos. «Como señalamos en el informe, las decisiones sobre los programas de sanciones individuales deben tomarse tras un análisis exhaustivo del programa individual basado en un conjunto de criterios claramente definidos que evalúen si el programa está logrando el efecto deseado,» dijo un vocero del Tesoro a Univision Noticias.

El informe también recomienda al Departamento del Tesoro que invierta más en nuevas tecnologías y mano de obra cualificada.

«Una de las áreas más importantes para nosotros, francamente, es asegurar que tenemos una fuerza de trabajo que entiende estas cuestiones en el futuro», dijo el subsecretario del Tesoro, Wally Adeyemo, a los periodistas.

La revisión también instó a que un futuro marco político «vincule las sanciones a un objetivo político claro», preferiblemente con una coordinación multilateral para garantizar un mayor impacto internacional y eliminar las lagunas.

Además, el 13 de octubre de 2021, el Departamento del Tesoro publicó un folleto en el que animaba a todos los miembros del sector de las monedas virtuales a «desarrollar, aplicar y actualizar periódicamente un programa de cumplimiento de sanciones adaptado y basado en el riesgo», que debería incluir controles internos como procedimientos de incorporación de «conozca a su cliente», un sofisticado software de geolocalización y la supervisión de las transacciones.

Cuba, Venezuela
Los expertos han argumentado durante mucho tiempo que las sanciones suelen ser infructuosas a menos que tengan un respaldo global, señalando a Cuba como el principal ejemplo en el que el resto del mundo se ha negado a unirse al embargo económico de la isla gobernada por los comunistas.

El informe de la GAO en 2019 encontró que las sanciones tienen más probabilidades de ser efectivas, y tienen más impacto, cuando se implementan a través de una organización internacional, como las Naciones Unidas.

Las sanciones son mucho más eficaces cuando se utilizan contra una democracia que contra una autocracia, advierten los expertos.

Líderes autocráticos resisten mejor

«Un líder autocrático no suele temer por su posición dentro del Estado, por lo que puede llevar a cabo sus propias políticas sin preocuparse demasiado por el descontento que las sanciones puedan generar en la opinión pública o en la sociedad civil. Su supervivencia depende más de su capacidad para satisfacer a su entorno o a sus partidarios personales», según Sophie Marineau, de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica.

Otras recomendaciones incluyen que las sanciones sean más selectivas, de modo que «se minimicen las posibles repercusiones negativas sobre los demás».

Los críticos de las sanciones llevan tiempo advirtiendo de que a menudo son más perjudiciales para la población civil inocente que para los dirigentes del régimen al que se dirigen. En ocasiones pueden acabar reforzando el régimen al proporcionar una excusa externa para los problemas económicos internos, así como reprimir la disidencia «traicionera», como en países como Nicaragua y Venezuela.

«Con demasiada frecuencia, los regímenes de sanciones son mal considerados, incoherentes y contraproducentes», escribió recientemente en The Washington Post la congresista Ilhan Omar, demócrata de Minnesota de origen somalí.

«La investigación ha demostrado que las sanciones rara vez logran sus objetivos deseados. En el peor de los casos, perjudican a la población de un país —generalmente la misma gente a la que pretendemos ayudar— sin hacer mella en el comportamiento del país. Y en el caso de los violadores de los derechos humanos, las investigaciones sugieren que suelen producirse más abusos con las sanciones económicas en vigor que sin ellas», escribió.

El gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela fue el culpable de la mayor parte de los problemas económicos de ese país, argumentó, «pero las sanciones de Estados Unidos han empeorado el desastre económico de Venezuela, y le han dado a Maduro una victoria propagandística. Ahora puede echar la culpa a Estados Unidos, mientras mantiene su control sobre el poder», escribió.

Fuente: https://www.univision.com/noticias/dinero/las-criptomonedas-y-sanciones-de-estados-unidos-segun-informe-del-tesoro

Administración Biden profundiza medidas contra la evasión fiscal con criptomonedas

La administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está buscando alcanzar aquellos usuarios que están evadiendo impuestos con criptomonedas y, por tanto, reduciendo el dinero que ingresa a la administración pública.

Tal aseveración se desprende del plan de presupuesto presentado para el año fiscal 2022, el pasado 28 de mayo de 2021, por el jefe de Estado estadounidense. Este proyecto incluye dos propuestas que darían requisitos adicionales a las instituciones en torno a qué tipo de información deben reportar las entidades financieras al Servicio de Impuestos Internos (IRS) u otros subdepartamentos del Tesoro.

Esta primera propuesta «expandiría la presentación de informes por parte de brókeres respecto a criptoactivos». La información fue ampliada a través de un Libro Verde del Departamento del Tesoro, publicado en mayo de 2021. Esta publicación señala que el cambio propuesto «ampliaría el alcance de la información que notifican los corredores» al permitirles compartir información en diferentes jurisdicciones que se han asociado con los Estados Unidos.

El documento del Departamento del Tesoro señala lo siguiente:

La propuesta requeriría que los corredores, incluidas entidades como los exchanges de activos criptográficos estadounidenses y los proveedores de carteras alojadas, reporten información de cuentas de propietarios extranjeros.

Según se desprende de esta publicación, los informes incluirán los ingresos brutos, las ventas y también información relacionada con ciertas entidades pasivas y sus propietarios sustanciales extranjeros.

Esta propuesta sería válida para las declaraciones presentadas después del 31 de diciembre de 2022, según el documento que agrega lo siguiente: «La evasión fiscal utilizando activos criptográficos es un problema que crece rápidamente. Dado que la industria es totalmente digital, los contribuyentes pueden realizar transacciones con intercambios criptográficos offshore y proveedores de billeteras sin salir de Estados Unidos».

Las instituciones financieras deben reportar transferencias sobre los USD 600

Según divulga el documento del Departamento del Tesoro existe una segunda propuesta en el presupuesto del año 2022. Esta se refiere a la introducción de una estructura de «informes integrales de cuentas financieras» con el objetivo de dar cumplimiento a las obligaciones tributarias. Para ello, se necesitará que las instituciones financieras reporten datos sobre cuentas de usuarios con un desglose en diferentes tipos de transferencias por encima de un umbral mínimo de USD 600.

De acuerdo con la propuesta, esto incluiría a exchanges de activos criptográficos y custodios. «Por separado, se aplicarían requisitos de notificación en los casos en que los contribuyentes compren activos criptográficos de un corredor y luego transfieran los activos criptográficos a otro corredor, y las empresas que reciben activos criptográficos en transacciones con un valor justo de mercado de más de USD 10.000, tendrían que reportar tales transacciones».

Vale recordar que, una semana antes que se presentara el presupuesto 2022, el Departamento del Tesoro estableció que las empresas que reciban transferencias de más de USD 10.000 en criptomonedas deben reportarlas al Servicio de Impuestos Internos.

El requisito está a la par con transferencias de USD 10.000 y más en dólares estadounidenses. El informe del Tesoro destacó las monedas virtuales y el efectivo como formas potenciales de ocultar los ingresos al gobierno.

«A pesar de constituir una porción relativamente pequeña de los ingresos empresariales hoy en día, es probable que las transacciones de criptomonedas aumenten en importancia en la próxima década, especialmente en presencia de un régimen de informes de cuentas financieras de amplia base», escribió el Departamento del Tesoro en esa oportunidad.

Gobierno de Estados Unidos insiste en ir detrás de las criptomonedas

Vale recordar que desde el año 2016, el gobierno de Estados Unidos ha tratado de regular las casas de cambio de criptomonedas. Así lo reveló un informe del Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera que dedicó a estudiar las amenazas al sistema financiero en los Estados Unidos.

Como señaló CriptoNoticias en esa oportunidad, la comisión conformada por ejecutivos de la Reserva Federal y la Comisión de Seguridad en Mercados de Valores, destacaron las amenazas de los ataques cibernéticos y las bajas tasas de interés, entre otras. Sin embargo la inclusión de las tecnologías distribuidas en el informe fue uno de los aspectos más llamativos.

Fuente: https://www.criptonoticias.com/regulacion/administracion-biden-profundiza-medidas-evasion-fiscal-criptomonedas/