¿Se atreven las empresas a invertir en criptomonedas?

Expertos le dijeron a Dinero que a medida que el mercado evolucione, será menos volátil para las organizaciones hacer este tipo de inversiones.

La incertidumbre de invertir o no en criptomonedas está llegando a una nueva categoría. Mientras que antes se lo preguntaban principalmente las personas, cada vez más lo hacen las empresas.

Dinero consultó a tres expertos que coincidieron con la frase “lo que no está prohibido, está permitido”, de manera que legalmente no existen impedimentos en Colombia para que las organizaciones lo hagan. Así mismo estuvieron de acuerdo en que cuando una empresa planea hacer una inversión en criptomonedas, debe profundizar sus conocimientos en la materia.

El colombiano Germán Montoya, cofundador de la compañía Rokk3r Labs, basada en Miami (Estados Unidos), que se dedica a acompañar la creación de empresas que tomen ventaja de tecnologías exponenciales, explica que las criptomonedas dan a las empresas un acceso “más democrático” a los mercados de capital internos y extranjeros, sin intermediarios.

Montoya asegura que el mercado de criptomonedas se ha visto dominado por especuladores que buscan ganancias a corto plazo y esto les ha dado mala reputación. Pero precisa que existen dos tipos, las ‘utility‘ y las ‘security‘.

En ese sentido complementa que a pesar de la falta de regulación en muchos países, hay criptomonedas que tienen un respaldo empresarial sólido, que en vez de salir públicas, optan por el tipo de criptomoneda ‘security token‘, que son variaciones “que están alineadas al espíritu de regulación internacional”.

“La regulación va a tardar porque la tecnología avanza más rápido, pero de todas maneras se tiene algo que fundamentalmente tiene sentido. En Estados Unidos hay casos en donde varias monedas salieron sin estar reguladas pero en su fundamento se autoregularon, mientras que los que estaban siendo oportunistas están terminando en la cárcel”, indica Montoya.

En efecto, lo que plantea el empresario es que lo importante es que los esquemas estén planteados en “fundamentos económicos fuertes”. Así las criptomonedas que operan con ‘security token‘, pueden jugar “en un ámbito de reglas mucho más claro” y se abre el camino “para algo viable al nivel de inversiones institucionales”.

Sin embargo, aunque Montoya advierte que sin duda este panorma cambiará el futuro de las inversiones, advierte que tanto la tecnología como la regulación están en niveles prematuros, lo que genera una volatilidad que puede llegar a traducirse en abusos del mercado. Agrega que es un estado por el que ha pasado cualquier otro mercado.

“A medida que va madurando el mercado, que los gobiernos vayan determinando cuales son verdaderamente las reglas, lo que vamos a ver es que la volatilidad va a empezar a bajar y se va a volver cada vez más común ver a empresas levantar capital por medio de criptomonedas”, asevera el empresario.

Por otra parte, Vladimir Popov, asesor legal ruso en derecho informático, afirma que la volatilidad no es un impedimento para que las compañías inviertan en criptomonedas.

“Las criptomonedas se pueden utilizar como herramienta de diversificación porque en el mercado tradicional hay crisis, por esto los inversores institucionales se están moviendo en este camino. Se pueden utilizar no como herramienta tradicional de inversión, sino a mediano y largo plazo, es decir, usarlas dentro de la infraestructura blockchain para el desarrollo de proyectos. Si tienen fe en esta tecnología, hay que invertir pensando a largo plazo”, dice Popov.

De acuerdo con Pedro Gutiérrez, CEO de Synergy CriptoAdviser, en Colombia hay un interés creciente en este tipo de inversiones. “Cuando indagamos lo que está sucediendo en el país, podemos descifrar que muchísimas personas están cada día más interesadas en la inversión con criptomonedas”, indicó Gutiérrez.

Además señaló que es necesario que las empresas se capaciten para permitirse la implementación de la tecnología blockchain con la que operan las criptomonedas. “Esto puede ayudar incluso a atraer la inversión extranjera”.

https://www.dinero.com/internacional/articulo/inversion-de-las-empresas-en-criptomonedas/258066

Si quieres saber más de Criptomonedas:  https://crypto-news.blog/

HashCard: una solución de tarjeta de débito para criptomonedas

Si bien recientemente han ocurrido inconvenientes de emisión de tarjetas de débito para criptomonedas, la necesidad de manejo de estos activos digitales para su uso como dinero corriente exige la disposición de medios físicos que permitan tal manejo. Esta necesidad es abordada por la gente de HashCard, sobre quienes hablaremos aquí.El proyecto HashCard se encuentra en plena ICO, y surge como una respuesta al vacío existente en medios tradicionales de manejo de dinero, en este caso, para criptomonedas, con lo cual se atiende al deseo de muchos de disfrutar de los métodos transaccionales tradicionales.

La plataforma HashCard garantiza a sus usuarios que su tarjeta se podrá utilizar en cualquier lugar donde se acepten tarjetas de débito o crédito. Su funcionamiento para compras en será semejante a las tarjetas convencionales también. En todo sentido la HashCard viene a ser como una tarjeta de crédito o débito convencional, pero con la salvedad de que el usuario utilizará más de 25 criptomonedas con ella.

Precisando un poco más en su funcionamiento práctico, la tarjeta HashCard solo pagará la cantidad exacta requerida para efectuar cada compra en la que se le utilice, haciendo una conversión de moneda digital a monedas fiduciarias al instante. El usuario dispondrá de una cartera criptográfica en la cual conservará sus fondos en criptodivisas.

Un gran logro destacado por los desarrolladores de la HashCard es la solución de los problemas de las conversiones precisas de los montos entre criptomonedas y moneda fiduciaria. La ICO de HashCard busca abrir en forma masiva la oferta de tarjetas a escala global.

Ahora bien, no se puede obviar la realidad de que las transacciones complicadas, los mensajes lentos y la volatilidad digital de las monedas digitales han hecho que algunos usuarios no estén de acuerdo con la aceptación de las monedas virtuales para sus uso transaccional cotidiano, y eso es perfectamente comprensible.

Gracias a la concepción y desarrollo de la plataforma HashCard, los usuarios ahora pueden tratar y realizar transacciones con monedas digitales exactamente como lo hacen con las monedas fiduciarias convencionales. Esto es el gran paso que tal vez necesitaba la criptografía para ayudar a romper la resistencia natural de muchas personas en el manejo y aceptación de monedas digitales. El facilitar el uso diario y cotidiano de las monedas digitales es indispensable para su masificación.

En las propias palabras de los desarrolladores, y citamos textualmente:

“El objetivo final de HashCard es aceptar tantas criptomonedas como sea posible. La visión de HashCard es hacer que las criptomonedas sean parte de la vida cotidiana de las personas a través de una billetera fácil de usar para iOS y Android combinada con una tarjeta de débito. El objetivo es ser como las monedas fiduciarias “.

Otro aspecto interesante de la HashCard, es que los usuarios pueden convertir su saldo de criptomonedas en la tarjeta a USD y mantener esa divisa para realizar transacciones, lo que les protege de la volatilidad de las monedas virtuales.

La Tarifa anual de la tarjeta es gratis, siempre que el gasto anual del usuario con dicha tarjeta sea superior a 1.000 $ o si el usuario tiene más de 10.000 fichas de HSHC durante al menos seis meses.

En cuanto a la ICO, el token de utilidad de la HashCard es el HSHC. La ICO comenzará el 1 de mayo de 2018, y se mantendrá hasta el 12 de junio de 2018. El Precio es : 1 HSHC = 0,10 $.

Para conocer mayores detalles técnicos recomendamos revisar el White Paper del proyecto, y para novedades, seguirlos en su canal de Telegram.

Fuente: https://www.crypto-economy.net/hashcard-una-solucion-de-tarjeta-de-debito-para-criptomonedas/

Si quieres saber más de las criptomonedas: https://crypto-news.blog

 

2017 y el volátil bitcoin: la cara y la cruz de las criptomonedas

Con una cotización que llegó a multiplicarse por 19 a lo largo del año, el bitcoin se ha convertido en una de las criptomonedas más populares, pero su volatilidad ha sacado a relucir que detrás de la cara siempre hay una cruz.

Con una capitalización de mercado de unos 220.000 millones de dólares, el bitcóin es la más exitosa entre las criptomonedas que superan los 1.000 millones, un conjunto al que se han ido sumando nuevos nombres y que hoy abarca una treintena de divisas virtuales.

Tras comenzar el año con una cotización menor a 1.000 dólares, el bitcóin está cerrando 2017 por debajo de los 14.000 dólares.

Se trata de una meteórica subida en la que este mes de diciembre casi probó las mieles de los 20.000 dólares -unas 19 veces su cotización de principios de año- en la víspera de su debut en el mercado de futuros CBOE de Chicago.

La entrada del bitcóin en ese mercado regularizado y en el CME, la principal plaza de derivados financieros de Estados Unidos, generó tal volumen de transacciones que las principales plataformas de cambio digitales tuvieron problemas de funcionamiento.

Así, impulsados por operaciones encriptadas en redes de pares (P2P), los bitcoines tienen su cruz en la volatilidad: hace unos días, cuando se apaciguaron los ánimos por su incursión en los futuros, el bitcóin perdía cerca del 20 % de su valor y caía hasta los 11.069 dólares.

Precisamente esa volatilidad es fuente de escepticismo entre pesos pesados del sector financiero, como el banco JPMorgan Chase, cuyo máximo directivo, James Dimon, lo llegó a considerar un “fraude” pese a estar a favor de la tecnología virtual “blockchain”, que garantiza la veracidad de las operaciones por internet.

 

Fuente: Expansion.com