Grandes bancos americanos desaniman a sus clientes de invertir en criptomonedas. ¿Una fachada falsa o una recomendación solida?

Los datos indican que las inversiones en criptomonedas se muestran prometedoras, así que ¿por qué los asesores de inversión de las principales empresas siguen alejando a los clientes?

El espacio cripto y la capitalización de mercado es un pequeño porcentaje de los billones invertidos a través del mercado global de valores o la cantidad que la Reserva Federal de los Estados Unidos es capaz de imprimir. Mientras que la promesa de la tecnología Blockchain y el futuro de Bitcoin (BTC) se ha realizado a través de los principales actores tradicionales que revelan sus propias versiones de la tecnología, sus vacilantes consejos de inversión no parecen coincidir con sus acciones.

La aplicación en la vida real

Recientemente, Cointelegraph informó que el gestor de patrimonio Adam Pokornicky había afirmado que casi perdió un cliente por las opiniones de los principales holdings financieros del mundo. Adam dijo que el cliente, que iba a comprar una pequeña cantidad de Bitcoin, decidió no proceder con la compra porque JPMorgan Chase y Goldman Sachs lo desaconsejaron. Se desconocen las palabras que cambiaron la opinión del cliente, pero Adam confiaba en que influyeron en la elección del cliente.

Aunque los motivos de los bancos no están claros de inmediato, la aplicación a largo plazo de esta supresión permitirá a los bancos retener un cierto grado de poder como primeros adoptantes mientras que sus clientes son instruidos para esperar. Benjamin Boyle, CEO de la firma de gestión de inversiones Caipiteal, habló con Cointelegraph sobre sus propias recomendaciones de criptomonedas a sus clientes:

“Una inversión en criptomoneda debe ser tratada como una inversión en una empresa de nueva creación o en fase inicial, por lo que las métricas de la empresa deben ser analizadas como si se tratara de una inversión de capital. Así que si un cliente está buscando invertir a largo plazo, mi sugerencia es que el cliente emplee la teoría avanzada de carteras para gestionar su cartera. En este caso el cliente decidiría invertir sólo una pequeña parte de su patrimonio total en criptomonedas”.

Los asesores de inversión que adoptan un enfoque basado en datos podrían estar haciendo un flaco favor a su cliente al aconsejar contra la inversión de Bitcoin como cobertura de cualquier cartera de acciones. Mientras que los asesores de inversión normalmente advierten de los riesgos de una startup, se puede decir que Bitcoin ha crecido más allá de la clasificación de una startup. Por lo tanto, a medida que el interés en BTC continúa creciendo, los asesores de inversión pueden obstaculizar la inversión de sus clientes.

JPM Coin y muchas preguntas

JPMorgan, el banco más grande de los EE.UU., recientemente creó y probó una moneda digital, la JPM. Esto convierte a JPMorgan en el primer banco en crear una moneda digital que representa dinero fiat. Si bien la creación de una stablecoin no es necesariamente un instrumento de inversión, muestra la voluntad de la industria de adoptar la tecnología de libro de contabilidad distribuido en su núcleo. JPM Coin se creó para garantizar la rapidez de los pagos transfronterizos y las transacciones de valores entre los clientes institucionales del banco.

Con el uso de la moneda digital, el banco busca asegurar que las transacciones seguras sean posibles mediante el uso de su plataforma Quorum Blockchain. Esta plataforma fue creada en 2016, y es uno de los socios pioneros de la Ethereum Enterprise Alliance.

JPM Coin actualmente sirve como una stablecoin, fijado en una proporción de 1:1 con el dólar de EE.UU.. Es una stablecoin completamente nueva para el sector de la banca corporativa, pero ha habido algunos predecesores bien conocidos, uno de los cuales es la moneda en dólares estadounidenses de Circle, lanzada en 2018 con el respaldo de Goldman Sachs.

Aparte de esto está la controversia que rodea a Jamie Dimon, el CEO de JPMorgan, que tiene un historial de hacer declaraciones que entran en conflicto con las acciones de su institución. Jamie expresó una vez su falta de interés en Bitcoin, calificándolo de “fraude” en 2017, sin embargo, la compañía que dirige ha ganado desde entonces un interés en el espacio cripto. Esto podría significar que Jamie decidió cambiar o al menos hacer excepciones a sus creencias anteriores. Otra posibilidad es que hiciera esas declaraciones porque quería alejar de Bitcoin el foco de atención de los inversores.

Cointelegraph informó que en el Foro Económico Mundial de 2019 en Davos, la respuesta de Jamie Dimon a una de las preguntas mostró que se opone mucho a Bitcoin pero no a la tecnología Blockchain. En esa cumbre, se refirió a la Blockchain como una tecnología “real” que pronto reemplazará a ciertas bases de datos. En medio de todas estas inconsistencias, Cointelegraph informó además que JP Morgan aprobó las cuentas bancarias para los exchanges de criptomonedas Coinbase y Gemini en abril de 2020.

Dado que el CEO de JPMorgan parece no tener nada en contra de la tecnología Blockchain, entonces se podría decir que los bancos establecidos están tratando de convencer a sus inversores para cambiar su enfoque hacia el uso de una entidad centralizada que los bancos pueden beneficiarse, como la stablecoin JPM.

Al seguir explorando esta incongruencia, es evidentemente importante observar lo que hacen las instituciones, no lo que dicen. Por ejemplo, en una conversación con Cointelegraph, Michelle Dougherty – uno de los miembros del equipo de concienciación de Digitbyte y una destacada abogada del espacio cripto con experiencia en el Departamento de Estado de los Estados Unidos, así como ex fiscal de los Estados Unidos – reflexionó sobre sus interacciones con los asesores de inversión de una de las mayores instituciones bancarias de los Estados Unidos:

“Mi asesor financiero de Merrill Lynch me disuadió personalmente de comprar Bitcoin cuando quería volver en 2014. Dijo que era una inversión ‘demasiado arriesgada’. Como una idiota seguí su mal consejo. Hace poco, Bank of America Merrill Lynch salió y nombró a Bitcoin como la mejor inversión de la última década”.

Dougherty señaló además que la reciente contratación de un ejecutivo de Coinbase por la Oficina del Contralor de la Moneda de EE.UU. está poniendo de relieve el hecho de que los bancos tradicionales están dando un giro de 180 grados en la industria mientras intentan controlar la narrativa:

“Cuando estos nuevos titulares salen a la luz, me río para mis adentros y sé que los sistemas financieros tradicionales sólo están tratando de retrasar lo inevitable y están averiguando cómo van a conseguir un pedazo del pastel de las criptomonedas”.

Persiguiendo objetivos de interés propio
La dinámica entre las acciones y el asesoramiento muestra grandes disparidades en el panorama institucional. El anuncio inicial de JPM de la liberación de una stablecoin no parece haber sorprendido a la industria cripto, mientras que la idea de que el sector bancario se interese por el mercado de las criptomonedas no le gusta a todo el mundo.

Se siguen discutiendo la fragmentación y las verdaderas intenciones de las instituciones que se interesan por la tecnología Blockchain. Un objetivo lejano podría ser el de monopolizar el modo de transacción y la interoperabilidad, dando a las instituciones relevancia en la futura economía de los activos digitales.

También es importante observar cómo los grandes reguladores financieros están viendo los activos digitales y las criptomonedas. Desde 2015, el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (DFS) ha aprobado a 25 entidades para que participen en actividades comerciales vinculadas con monedas virtuales en el Estado de Nueva York. En una cita a Cointelegraph, la Superintendente Linda Lacewell del Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York comentó: “El DFS continúa su compromiso de fomentar la innovación financiera en Nueva York”.

Así pues, si bien existe una dicotomía continua entre los bancos, los reguladores y los cripto-maximalistas, la tecnología subyacente se considera, no obstante, valiosa y transformadora para nuestro futuro común.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/smoke-and-mirrors-as-mainstream-banks-discourage-clients-from-crypto

Criptomonedas: ¿una posible opción ante la recesión global?

Cuando las monedas pierden valor, la gente instintivamente busca otra con más estabilidad y fuerza para evitar que su dinero se devalúe.

Organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y decenas de bancos centrales en todo el mundo han dejado en claro la crisis económica que viene solo es comparable con La Gran Depresión de 1929. Hasta ahora, se espera un decrecimiento de la economía global de 3%.

Los gobiernos del mundo han hecho todo lo posible para tratar de apaciguar los efectos económicos de la pandemia, pero lo cierto es que, en algunos casos, las medidas adoptadas por los Estados para estimular los mercados pueden desencadenar posteriormente en inflación, devaluación y otros elementos propios de una crisis económica.

Inyección de capital, emisión monetaria e inflación
La medida más usada hasta ahora es la inyección de capital a los mercados, que no es otra cosa que emisión monetaria. Imprimir dinero sin respaldo para ayudar a sobrellevar la crisis es una solución que puede funcionar en el corto plazo.

En el largo plazo es una medida que genera inflación y que hace que las monedas pierdan valor.

La ecuación es sencilla, mientras más cantidad haya de un bien (dinero, por ejemplo) menos valor tendrá porque el hecho de que haya más cantidad implica que ahora es más fácil acceder a él.

Normalmente cuando una moneda pierde valor, la gente busca refugiarse en otra que sea más fuerte. En Venezuela, por ejemplo, la devaluación del bolívar ha avanzado tanto que los venezolanos ahora transan más con dólares estadounidenses que con su propia moneda.

De hecho, el dólar no es la única moneda que ha adquirido un mayor uso debido a esto. El volumen de comercio de bitcoin en Venezuela en el intercambio LocalBitcoins es el cuarto más alto del mundo y la razón principal es que resulta más conveniente tener bitcoin que bolívares a pesar de la volatilidad.

Factores externos: foco de atención
En un escenario de crisis las criptomonedas podrían ser una opción para proteger tu dinero. Sin embargo, cuando se trata de cripto hay que tener muy en cuenta el factor de la volatilidad. Cualquier acontecimiento externo que afecte la relación podría afectar en gran medida el precio de una o varias criptomonedas.

Por ejemplo, en 2017 cuando se firmaron los primeros contratos a futuro de bitcoin hubo un gran aumento en la demanda de la primera criptomoneda haciendo que su precio alcanzara los 20.000 dólares (su punto más alto hasta ahora). Después de eso, su valor empezó a caer pues esa monto era el resultado de un pico en la demanda generado por la noticia de los contratos que hizo que la gente se interesara y comprara.

El miedo influye

Lo mismo ha sucedido a la inversa. Acontecimientos externos han afectado negativamente haciendo que el precio caiga.

En 2019, el gobierno chino hizo pública su intención de prohibir la minería de criptomonedas en el país por la cantidad de recursos que consume esta práctica y la contaminación que genera para muchos.

Esta declaración generó pánico en el mundo de las criptomonedas debido a que China era el epicentro de la minería de bitcoin en todo el mundo, lo que hizo que muchos empezaran a vender sus tenencias de cripto.

Esta venta masiva generó un desplome en los precios tanto de Bitcoin como de otras criptomonedas.

Conclusión

En conclusión, las cripto bien podrían ser una opción ante una posible devaluación de algunas monedas fiat.

Aun así, es importante tener en cuenta que este mercado es tan sensible como cualquier otro y si usted está considerando la idea de usar las divisas digitales como un refugio para el valor de su dinero es recomendable que estudie primero el panorama, sopese varias opciones y escoja la que lo haga sentir más cómodo.

Fuente: https://www.ambito.com/finanzas/criptomonedas/una-posible-opcion-la-recesion-global-n5104274

Samsung Pay ahora es compatible con las tarjetas Visa de criptomonedas de Swipe

Los titulares de Visa Swipe pueden ahora hacer pagos con su criptomoneda usando Samsung Pay en su smartphone o smartwatch.

Swipe, una plataforma de tarjetas Visa de criptomonedas, anunció una asociación con Samsung Pay el 1 de mayo.

La integración permite a los usuarios de Samsung Pay hacer pagos con el saldo de su tarjeta Swipe Visa usando los dispositivos habilitados para Samsung Pay.

La empresa afirma haberse convertido en la primera plataforma de billetera digital que ofrece soporte multinacional tanto para Google Pay como para Samsung Pay.

La integración permite a los titulares de tarjetas Swipe del Reino Unido y la Unión Europea efectuar pagos con cargo a sus saldos de criptomoneda en más de 50 millones de lugares de todo el mundo.

El COO de Swipe, John Khenneth, dijo a Cointelegraph que la relación de la firma con Samsung se formó a través del banco emisor mutuo, Contis Financial.

“Fuimos aprobados por Visa para un programa de tarjeta digital, además de nuestro programa de tarjeta física, hace unos meses y desde entonces nos hemos estado integrando con el banco y Samsung Pay”, dijo.

Khenneth declaró que Swipe “espera aprovechar a los amantes de Samsung que, con la ayuda de las iniciativas de blockchain de Samsung, han hecho que el criptoespacio sea más consciente de su público” a través de la asociación.

COVID-19 destaca las necesidades de soluciones de pago sin contacto
Khenneth informa de un “gran aumento en [el] número de pagos digitales en Google Pay”, desde el estallido de la pandemia del coronavirus”.

“A medida que la gente se aleja del dinero en efectivo y de las tarjetas físicas, Google Pay y ahora Samsung Pay pueden realmente ayudar y crear nuevos canales de UX sin problemas”, añadió Khenneth.

El CEO de Swipe, Joselito Lizarondo, dijo: “Dados todos los problemas de COVID-19 y la gente que se aleja de los productos físicos como el dinero en efectivo y, en algunos casos, las tarjetas, una solución digital realmente ayuda a poner las necesidades de nuestro cliente en primer lugar.”

Mirando hacia el futuro, Khenneth declaró que Swipe “está trabajando actualmente para entrar en funcionamiento en la región del sudeste asiático y el Pacífico para finales de año”, y añadió que la plataforma recibió recientemente aprobación en los EE.UU.

Cointelegraph se puso en contacto con Samsung y no había recibido confirmación de su afiliación con Swipe al momento de la publicación. Este artículo será actualizado en consecuencia.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/samsung-pay-now-supports-swipes-cryptocurrency-visa-cards

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

Plataforma de pagos con criptomonedas Bottlepay anuncia su regreso

El servicio de envío de criptomonedas a través de redes sociales, Bottlepay, reiniciará operaciones con la promesa de nuevas tecnologías para su plataforma.

A través de su cuenta de Twitter, el equipo de Bottlepay anunció su regreso a los usuarios. En su página web también se pueden encontrar mensajes relacionados con su entorno. Según lo descrito por Bottlepay, en esta oportunidad regresarán con varias novedades. Aseguran que su sitio web, marca, aplicación, y tecnología fueron renovadas para su próximo renacimiento.

En diciembre del 2019, el proyecto tuvo que cerrar sus operaciones. Las estrictas regulaciones de la Unión Europea (UE) sobre lavado de dinero llevaron a la compañía a tomar dicha medida, para así poder respetar la privacidad de sus usuarios.

Con la regulación 5AMLD EU, que entró en vigencia en enero del 2020, la empresa británica, debía entregar datos personales de sus usuarios, lo cual según ellos cambiarían radicalmente la experiencia del usuario. Antes de forzar la situación y hacer que sus usuarios se sintieran incómodos, prefirieron cerrar sus puertas.

Regulaciones europeas impulsaron el cierre de empresas de criptomonedas
Bottlepay, fue en su momento una empresa del Reino Unido especializada en micro pagos y gestión de bitcoins sobre la red de Lightning Network. La empresa logró recaudar alrededor de USD 2 millones en el tiempo que estuvo manteniendo operaciones.

Bottlepay no fue la única empresa que ofrecía servicios de billetera de criptomonedas que se vio afectada por la regulación. Coinchop y SimpleCoin también se vieron forzadas a cerrar sus operaciones por las estrictas normativas de “Conoce a Tu Cliente” (KYC) que la Directiva Antilavado de Dinero de la UE deseaban implementar en el momento.

A pesar de que la regulación impuesta por la EU está en vigencia, Bottlepay tiene intenciones de reanudar sus operaciones. El equipo de la empresa señala que, próximamente, estarán haciendo actualizaciones durante la semana para informar a los usuarios sobre su progreso.

Fuente: https://www.criptonoticias.com/aplicaciones/bottlepay-anuncia-regreso-cerrado-regulaciones-europeas/

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

China emitirá una criptomoneda

Estará respaldada por yuanes en circulación y podrá ser usada de la misma manera que el dinero electrónico. Fuerte alianza entre el Partido, el gobierno, el sector de las finanzas y las corporaciones tecnológicas detrás de un proyecto de punta con impacto global.

Luego de numerosas postergaciones, China parece lista para usar su propia criptomoneda, la primera de este tipo en ser avalada por un Estado y equivalente a la moneda de curso legal.

Las criptomonedas en general son formas digitales de dinero protegidas por algún tipo de cifrado. Las más conocidas que irrumpieron en la escena en los últimos años son las que se basan en un sistema de controles llamado blockchain. Entre ellas se destaca bitcoin cuya principal característica es su control distribuido y la imposibilidad (supuesta) de que una o pocas personas la controlen.

Pese a no contar con el aval de una banca central o alguna autoridad oficial, algunas criptomonedas lograron lo imprescindible para considerarse dinero: ser aceptadas como portadoras de valor. Su difusión y la especulación en torno a ellas plantearon un problema para los gobiernos porque los movimientos pasan a estar en una caja negra inaccesible para cualquier control. Es por eso que en algunos países, en particular China, prohibieron recientemente su uso y el procesamiento necesario para su funcionamiento: en China tenía lugar cerca del 70 por ciento del minado global de bitcoin.

Las grandes corporaciones, ansiosas de ampliar sus negocios a otros sectores rentables, también pusieron el ojo en esta tecnología. Facebook en particular, propuso su propia criptomoneda, Libra , para realizar transacciones “sin fricción”. Los bancos parecieron haber aprendido la lección de las empresas cinematográficas, hoteleras, medios de comunicación y otras víctimas de la digitalización, y salieron rápidamente al cruce reclamando al gobierno más controles. El proyecto no pudo dar respuestas claras y quedó en un limbo.

FRONTERAS

Pese a las idas y vueltas el interés por el dinero virtual continúa. China, luego de prohibir el bitcoin, se puso a la cabeza de la primera implementación de una criptomoneda soberana basada en blockchain. Diseñó la Moneda Digital/Pagos Electrónicos o DCEP por su sigla en inglés.

Se especula que el repentino apuro por la implementación luego de años de amagues tiene que ver con la amenaza que representan monedas como la de Facebook: una vez que los hábitos se instalan, es muy difícil para los competidores ganar una parte del mercado. Otra razón es el terreno abierto por la cuarentena y la multiplicación de transacciones digitales.

En abril circularon por primera vez imágenes de una billetera virtual y representantes de la banca central china y empresas asesoras brindaron algunas explicaciones oficiales sobre el proyecto. Así se supo algo en principio bastante obvio: que su control será centralizado y monitoreado por la banca central, es decir, que ésta sabrá exactamente quién le pagó a quién, cuánto y cuándo. Esto, aseguran desde el gobierno chino, reducirá la corrupción ya que cada centavo podrá ser rastreado desde los servidores centrales.

Otra característica es que esta moneda virtual estará respaldada por yuanes en circulación y podrá ser usada de la misma manera que el dinero electrónico en ese país. En China el pago electrónico está tan extendido que las autoridades deben recordar a algunos negocios la obligación de aceptar billetes. En ese sentido, los consumidores chinos no notarán una gran diferencia respecto de lo que ya hacían.

¿Qué efectos tendrá esta nueva moneda? Es difícil prever exactamente qué cambiará por el DCEP, pero es posible especular con algunas posibilidades. En primer lugar, China toma la delantera con un desarrollo que otros amagaban utilizar pero no concretaban. Lejos de su reputación de simple imitadora de tecnologías ajenas, en este caso como en el 5G, demuestra que es capaz de abrir fronteras. La tecnología detrás del DCEP ya está disponible y, aseguran sus voceros, puede procesar trescientas mil transacciones por segundo, un número capaz de evitar cuellos de botella incluso durante los picos de demanda.

El mayor éxito de la criptomoneda china sería que se utilice en todo el mundo. La apuesta de máxima es que reemplace al dólar en las transacciones internacionales y socave el poder financiero de Estados Unidos. La posibilidad técnica del yuan digital, como algunos lo llaman, de integrar otros servicios resulta ideal para empresas que buscan formas de reducir las comisiones y los requerimientos de los bancos. Esta capacidad puede hacerla muy tentadora y transformarla en una moneda de curso global, confiable, simple, avalada por un Estado y al alcance de cualquier empresa tecnológica que busque formas de monetizar su desarrollo. Se trata de especulaciones: por ahora no está claro cómo ni cuándo el gobierno chino promoverá su uso internacional.

El proyecto involucra, además de a la banca central china como emisor, a tres de los cuatro bancos más grandes del mundo: el Banco Industrial y Comercial Chino, el Banco de China y el Banco Chino de Agricultura. También son parte del proyecto las corporaciones Alibaba y Tencent. Estos y otros actores serán los primeros en recibir la nueva moneda y distribuirla, una pequeña muestra de la fuerte alianza entre Partido, gobierno, finanzas y corporaciones tecnológicas detrás de un proyecto de punta con impacto global. Además se invitó a otros socios para hacer las primeras pruebas: entre ellos se cuentan nada menos que Starbucks y McDonalds, dos empresas asociadas a la idiosincrasia estadounidense.

Desde fines de año pasado se habla de un inminente lanzamiento que aún no se concreta. Los rumores insisten en que las primeras pruebas se harán en mayo y el lanzamiento público en noviembre, pero la habitual opacidad de los proyectos de ese país no permiten dar nada por sentado. Lo más probable es que cuando efectivamente ocurra, los ecos lleguen de a poco desde el lejano oriente.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/262983-china-emitira-una-criptomoneda

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

La pandemia no podría haber proporcionado un mejor ambiente para las criptomonedas

La industria de las criptomonedas tiene el mejor momento histórico para cambiar su reputación en un sector tecnológico innovador y exitoso dentro de la industria financiera.

La apertura de las compuertas de la Reserva Federal a la expansión cuantitativa ilimitada, junto con un paquete de estímulo de 6 billones de dólares, es un acontecimiento sin precedentes. Es la intervención más dura de la Reserva Federal hasta la fecha. Para muchos defensores de las criptomonedas, es un grito de guerra en medio de una política monetaria intervencionista que recuerda el entorno de 2008 que llevó a la publicación del White Paper de Bitcoin (BTC) por su fundador anónimo.

El gigantesco paquete de estímulo equivale a aproximadamente el 28% del PIB de los Estados Unidos en 2019, que llega mientras los mercados de crédito están en flujo y los rendimientos de los bonos tienden a cero. Como el descenso más pronunciado en la historia de los Estados Unidos, la actual conmoción del mercado en el S&P 500 puede ser sólo un subproducto de la eliminación de las posiciones apalancadas de los principales gestores de activos, como los fondos de paridad de riesgo y los fondos basados en normas.

El impacto negativo del COVID-19 en la economía real todavía se vislumbra en el horizonte. Las tasas de desempleo están aumentando tan rápidamente que el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos ha pedido a los estados que pospongan la publicación de sus cifras para atenuar el sentimiento negativo del mercado.

Si alguien hubiera presentado la situación actual a un entusiasta de las criptomonedas en diciembre, probablemente habría dicho que no podría haber imaginado un escenario más propicio para la narrativa macro de las criptomonedas. Sin embargo, ese escenario puede no ser todo sol y arco iris.

Un momento oportuno
Podemos ser testigos de un cambio fundamental en el sentimiento del mercado de legado – específicamente, la relación acogedora entre el gobierno y las empresas. El paquete de estímulo reveló que las empresas no estaban deplorablemente preparadas para ningún tipo de choque entre la oferta y la demanda y que habían abusado de los bajos tipos de interés de los préstamos para recomprar sus propias acciones.

No obstante, la mayoría de las empresas están siendo rescatadas junto con los principales administradores de fondos, en consonancia con el servicio de préstamos permanentes de 4,25 billones de dólares del Departamento del Tesoro y la Reserva Federal. En comparación, las pequeñas empresas se quedan con un mísero fondo de 300.000 millones de dólares.

Los estadounidenses en dificultades, cada vez más sin trabajo mientras se acumulan sus facturas, sólo reciben un mísero cheque de 1.200 dólares – una realidad más sugerente del socialismo corporativo, según Nassim Taleb.

Los Bitcoiners se vieron atrapados en gran medida en una narración de “refugio seguro” para la principal criptodivisa mientras el S&P 500 se derrumbaba y el pánico reinaba en los mercados de crédito. Sin embargo, a Bitcoin (BTC) le fue igual de mal, ya que los activos de prácticamente todos los mercados se vendieron al unísono – con la estructura del mercado cripto rompiéndose efectivamente el 12 y 13 de marzo.

A pesar de esto, Bitcoin ha vuelto a subir sin inyecciones de estímulo, registrando sólo una caída de precios del 10% para el primer trimestre de 2020.

La narrativa de refugio seguro de Bitcoin puede haber tenido un repunte durante el último mes, pero este es precisamente el momento para el que fue creado. Añada una generación creciente de inversores millennials que han visto ahora el fracaso espectacular del sistema tradicional en dos ocasiones, y la imagen de una oportunidad brillante para que las criptomonedas prevalezcan entre el público, comienza a cristalizarse.

Y ya hay algunos signos alentadores.

Los primeros indicios de un impacto positivo
El encofrado de las empresas locales ha puesto a prueba a los empleados y a las pequeñas empresas. Curiosamente, las tiendas de cannabis han sido consideradas “esenciales” en estados como Colorado, lo que pone de relieve un desarrollo único.

No es ningún secreto que las empresas de cannabis han luchado constante para mantener relaciones bancarias de forma estable, incluso a pesar de la situación legal de la planta en California y Colorado.

Aquí es donde la tecnología podría proporcionar una redundancia útil para los comerciantes. Por ejemplo, los consumidores pueden comprar productos en una tienda de cannabis utilizando la Lightning Network de Bitcoin sin interactuar realmente con la interfaz de la red. En cambio, las cuentas bancarias de los usuarios se cargan en efectivo como si la compra se hubiera hecho con una tarjeta de débito.

El contexto más amplio de la realización de pagos en criptomonedas puede aplicarse a las coberturas financieras, la resistencia a la censura y el acceso a la liquidez cuando el sistema bancario está en flujo. Las stablecoins como Tether (USDT) pueden parecer, irónicamente, una mejor alternativa que el almacenamiento de dólares estadounidenses en una cuenta bancaria, ya que Bank of America recientemente instituyó límites de retiro y, según se informa, está molestando a los clientes para que no aprovechen todas sus líneas de crédito.

Mientras tanto, los suministros de la stablecoin están aumentando a niveles históricos.

Es difícil determinar con precisión por qué, pero algunas observaciones indican que, o bien esto puede ser un subproducto del aumento de la demanda operativa de las mesas de operaciones OTC, las stablecoins son un lugar para aumentar la exposición al activo de mayor demanda en este momento (el dólar estadounidense), o bien las personas están simplemente cubriendo posiciones en el mercado de criptomonedas, que en realidad es muy líquido y tiene una topología similar a la del mercado de divisas.

Puede parecer extraño recurrir a las criptomonedas durante las turbulencias financieras, pero la industria ha evolucionado hasta un nivel más sofisticado que sus versiones anteriores más inmaduras.

En conjunto, la industria de las criptomonedas es marcadamente diferente a cuando los inversores principales acudieron en masa a la manía de las ICOs en 2017. La interfaz y la experiencia del usuario han mejorado drásticamente, la liquidez es mucho mejor, la analítica ha progresado sustancialmente, los derivados están en auge y el sector minero se está industrializando.

Los inversionistas que estudian ahora el panorama probablemente se impresionarían con el progreso si se hubieran marchado a principios de 2018, cuando SegWit apenas era adoptado y el hype era insostenible. Coinbase incluso reveló que los inversores minoristas constituían la mayoría de los compradores cuando el precio de Bitcoin cayó brevemente por debajo de los 4.000 dólares a mediados de marzo.

El entorno cripto más experimentado también está apoyado por una serie de proyectos que están fuera de Bitcoin explícitamente.

Parte del proyecto de ley de estímulo original (que finalmente fue recortado) incluía el lenguaje para un dólar digital. Una moneda fiduciaria puramente digital tiene implicaciones peligrosas en la privacidad financiera, y las criptomonedas pueden ayudar a proporcionar una vía para que la gente se ponga nerviosa por las intrusiones incrementales en la privacidad que está haciendo su gobierno. Sin embargo, un ecosistema financiero basado en simples transacciones privadas entre contrapartes es insuficiente.

En este contexto, los servicios comerciales pueden construirse utilizando la Blockchain, en la que los usuarios de las aplicaciones y las DApp pueden interactuar con los servicios de forma privada, ya sea realizando transacciones en stablecoins, compartiendo datos de localización o compartiendo datos personales específicos dentro de la experiencia habitual de cualquier aplicación móvil estándar en su teléfono.

Más allá de la privacidad, algunos proyectos están diseñados para aliviar algunas de las cargas de escalamiento de la financiación descentralizada en Ethereum – una necesidad para la adopción significativa de las DeFi – pero Ethereum necesita desesperadamente soluciones de escalamiento para sus plataformas de DeFi, con MakerDAO casi destrozándose después de la fuerte caída del precio del Ether.

Pero en crisis como la del COVID-19, cuando hay más en juego que los resultados financieros, es necesario adoptar un enfoque reflexivo y solidario con las actuales órdenes de cuarentena y de permanencia en el hogar. A veces, eso significa cancelar eventos a un costo masivo para proyectos o publicaciones, como Maxonrow reprogramando su Hackathon inaugural en el Berlin Factory el 3 de octubre.

El punto es que todo el mundo está luchando en medio de una crisis global sin precedentes. Desde el punto de vista financiero, la situación es favorable para las criptomonedas, pero primero, los proyectos y los criptoactivos deben superar la tormenta económica que se avecina. Entonces, tal vez el progreso de la infraestructura y los primeros indicios de la adopción floreciente seguirán.

La base de las criptomonedas se construye sobre una confianza cada vez menor en el sistema financiero tradicional. Ese sistema ha expuesto sus defectos una vez más, y aunque todavía hay un camino por recorrer para que la industria de las criptomonedas en general apele a la corriente principal, la actual narrativa macro nunca ha sido más propicia para el éxito final del sector.

Ahora se trata de aprovechar esa oportunidad.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/the-pandemic-couldnt-have-provided-a-better-environment-for-crypto