FMI pide a los bancos centrales una buena relación con las criptomonedas

El Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió el 19 de febrero una publicación de blog sobre la relación entre las CBDC y las monedas emitidas de forma privada.

La publicación del blog del FMI aborda una de las preguntas inminentes de la era de la moneda digital: ¿Cómo pueden coexistir las monedas digitales del banco central (CBDC) y las criptomonedas emitidas de forma privada?. Co-escrito por el consejero financiero Tobias Adrian y el subdirector de la división de mercados monetarios y de capital, Tommaso Mancini-Griffoli, la publicación sigue a otras sobre CBDC y stablecoins.

El argumento

Según Adrian y Mancini-Griffoli, la coexistencia de monedas emitidas de forma privada y pública se remonta a la historia. El dinero emitido de forma privada promueve la innovación, mientras que el dinero emitido públicamente genera estabilidad. Ambos son necesarios en una economía en diversos grados en un momento dado.

Con la era cripto sobre nosotros, argumentan, los bancos centrales están en condiciones de reajustar la relación entre la moneda emitida por el banco central y el resto. Por lo tanto, no es necesario considerar una situación de una u otra para las criptomonedas.

¿Lo comprarán?

La tensión entre los bancos centrales y las criptomonedas se extiende al público en las maneras que muestran por qué el FMI está escribiendo al respecto.

En noviembre de 2020, funcionarios del Ministerio de Finanzas y del Banco Central de Alemania clamaron por un euro digital en la conferencia “Reinvención del dinero” llevada a cabo en Frankfurt-am-Main. El ministro de Finanzas, Olaf Scholz, pidió la introducción del euro digital lo antes posible. “No hay nada donde debamos esperar y ver”, declaró.

El miembro de la Junta Ejecutiva del Banco Central Europeo, Fabio Panetta, señaló las amenazas a la soberanía de la eurozona, como lo ve el BCE. En primer lugar, el BCE ve a las CBDC extranjeras como la principal amenaza.

Sin embargo, no todos los miembros de los países integrantes del BCE sienten lo mismo. Scholz, por ejemplo, se ha manifestado en contra de las criptomonedas. Emparejar su punto de vista con el del BCE requerirá algo de trabajo.

SEC versus Ripple Labs

Un país donde la tensión entre las autoridades centrales y las iniciativas privadas llega a un punto crítico es Estados Unidos. El ejemplo más vívido de esto es el caso de Ripple Labs. El proyecto ha sido objeto de críticas repetidamente, no porque se lo considere una moneda, sino un valor.

El ejemplo de Ripple apunta a una diferencia que el FMI deberá explotar a medida que influye en los asuntos monetarios. El gobierno de los Estados Unidos en su conjunto está mucho más preocupado por las cuestiones de valores que por las divisas.

Ripple, por ejemplo, incluso tiene una licencia de moneda digital del estado de Nueva York. Los europeos, hasta cierto punto, hacen que los problemas monetarios sean el centro de atención. Y en Asia, todos los ojos están puestos en el yuan digital, que está siendo sometido a pruebas.

Fuente: https://es.beincrypto.com/fmi-pide-bancos-centrales-buena-relacion-con-criptomonedas/

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

Los bancos centrales se coordinan frente a las criptomonedas

Los siete principales bancos centrales del mundo y el Banco de Pagos Internacionales (BPI) consideran que dada la velocidad de la innovación en pagos y tecnología financiera con criptomonedas, “es necesario priorizar este trabajo de manera adecuada y proceder rápidamente” y establecer mecanismos de coordinación para regular la emisión de criptomonedas. En el marco del BIS, organización creada para promover la estabilidad financiera y monetaria mundial, un informe dado a conocer este viernes establece que las criptomonedas “coexistirán” con el efectivo, cuyo uso se ha reducido con la pandemia del covid.

Con prudencia, el BID no se pronuncia sobre la conveniencia de que los bancos centrales emitan monedas digitales, pero asegura el apoyo “a la hoja de ruta del G20 sobre pagos transfronterizos” y que seguirá “promoviendo el intercambio de información y la colaboración entre bancos centrales en la investigación de las criptomonedas”.

El informe del BIS ha sido realizado por el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra, el Banco del Japón, el Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal (Fed), el Sveriges Riksbank sueco, el Banco Nacional Suizo y el BPI. Todos ellos seguirán investigando la viabilidad de crear monedas digitales propias pero no se comprometen a emitirlas, aunque reconocen en el informe que “el mundo cambia e, incluso, antes de la covid el uso de efectivo” había bajado en algunos países.

Según el informe, el reto de las nuevas formas de dinero digital exige comprender los intereses cruzados de tipo político, pero también los problemas prácticos que se plantean y que requieren incrementar la investigación y analizar “las medidas más efectivas para impulsar la adopción de criptomonedas (para el público y comerciantes) y la combinación correcta de controles para limitar la desintermediación de los bancos comerciales”.

Uno de los riesgos de las nuevas criptomonedas es, según el informe, que puedan ser utilizadas para “estimular la demanda agregada a través de transferencias directas al público, posiblemente combinadas con política monetaria programable”. Pone como ejemplo la utilización de criptomonedas para hacer transferencias con una fecha de vencimiento o condicionadas a ser gastadas en determinados productos. Esos nuevos usos complican la evaluación de la situación económica y los tradicionales cálculos de dinero circulante y de la evolución de la demanda. El dinero digital que “difumina la separación entre política monetaria y fiscal en formas que deberían entenderse y mitigarse mejor”, por lo que concluye que “la política monetaria no será la principal motivación para emitir criptomonedas”.

Otro “desafío” es “identificar a los destinatarios y sus cuentas”, reconoce el informe, para lo que es necesario buscar mecanismos para minimizar la opacidad del dinero digital.

Los principales bancos centrales del mundo han reaccionado a la aparición de rivales como la libra, el proyecto de criptomoneda estable creada por Facebook al que al final Visa, Paypal o MasterCard retiraron su apoyo, y la proliferación de otras criptomonedas con fuerte carácter especulativo, como bitcoin.

Un euro digital sería una forma electrónica de dinero del BCE que todos los ciudadanos y empresas podrían utilizar, como los billetes, pero en formato digital, para realizar sus pagos diarios. “Aunque la tecnología cambia la manera en que pagamos, los bancos centrales tenemos la obligación de salvaguardar la confianza de la gente en nuestro dinero”, dijo la presidenta del BCE, Christine Lagarde, que preside el grupo de gobernadores de bancos centrales responsable del informe.

En el informe los bancos centrales coinciden en que sus monedas digitales deben ayudarles a cumplir sus objetivos de política monetaria y “no dañar la estabilidad monetaria o financiera”. Poner límites sobre la cantidad máxima que se puede tener de una moneda digital puede reducir el impacto en la estabilidad financiera y evitar, por ejemplo, que en una crisis se produjera una huida a las monedas digitales, pero también podría limitar la capacidad de producir intereses. Además, las monedas digitales de los bancos centrales deberían impulsar la innovación y la eficiencia.

“Este informe es un paso adelante real para este grupo de bancos centrales en acordar los principios comunes e identificar las características clave que creemos serían necesarias para un sistema de monedas digitales de bancos centrales practicable”, dijo el subgobernador del Banco de Inglaterra, Jon Cunliffe, a agencias.

Los bancos centrales consideran que cualquier moneda digital debería ser “muy resistente a ataques cibernéticos” y debería estar acompañada de un sistema capaz de procesar un número de pagos muy elevado por segundo. También debería ser práctica, fácil de usar y estar disponible a un coste muy bajo o sin coste para los usuarios finales.

Fuente: https://www.elperiodico.com/es/economia/20201009/dinero-digital-criptomonedas-bancos-centrales-bis-8148861

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

¿Importa que el Fondo Monetario Internacional hable de las criptomonedas?

Durante este domingo 23 de agosto el Fondo Monetario Internacional sorprendió a la comunidad cripto con la re-publicación de un video educativo donde hablaba de los beneficios y riesgos de las criptomonedas. Más allá de evaluar los comentarios y reacciones de la comunidad, ¿Importa realmente que el FMI hable de las criptomonedas?

Catalogado por muchos como el “Banco Central de los Bancos Centrales”, el Fondo Monetario Internacional es una de instituciones internacionales más importantes del mundo financiero. Con sus préstamos y políticas económicas, la institución se ha encargado de manejar gran parte de las economías de todo el mundo.

Al entender su importancia es que podemos evaluar la publicación que hizo del video “educativo” sobre las criptomonedas para con su más de 1.7 millones de seguidores de su cuenta en la red social de Twitter. Sin embargo, algo que pasó desapercibido por muchos es que horas antes, el FMI había publicado en su cuenta un artículo (de hace casi un año) titulado “De las monedas estables a las monedas digitales de los bancos centrales”, pieza en donde se intuye que el próximo paso en el mercado cripto son las monedas digitales emitidas por los Bancos Centrales.

¿Realmente importa todo este revuelo?
Al entender la importancia del Fondo, es conveniente evaluar si este tipo de anuncios tiene algún tipo de efecto dentro del financiero o en el mercado cripto en general.

Para evaluar este impacto, hemos conversado con Kevin Hernández, encargado de Educación del exchange venezolano Veinte, quien en primer lugar mencionó que le parecía “positivo” el hecho de ver a instituciones como el FMI señalar a las criptomonedas como una “alternativa”, mencionando que este tipo de publicaciones “ayuda” para que los “mercados con más resistencia tengan una visión favorable de las criptomonedas”.

Desarrollando más su idea sobre los efectos positivos para las criptomonedas, Hernández mencionó que estos posicionamientos “abren un espacio para esas empresas que aún no han dado el paso”. También hace referencia a un cambio en las perspectivas por parte de las empresas y expresa que en este 2020 ha visto como “distintas entidades financieras están hablando de las criptomonedas sin el antagonismo de hace unos años”. A modo de conclusión, mencionó que definitivamente, este tipo de videos brinda más confianza para la tecnología.

Sin embargo, dentro de la comunidad no hay una posición similar. Luis Rodríguez, youtuber y entusiasta bitcoincasher es uno de quienes menciona que más allá de lo bien hecho que está el video, se siente preocupado por “el subtexto y la fuente”, explicando que el FMI “no hace un video así por nada” y recordó que hay que recordar que el Fondo se encuentra “estrechamente a los Estados”.

En palabras de Rodríguez, la intención del video es “abonar el terreno para promover CBDC o algún tipo de token controlado por esa institución” ya que el video deja ver que es posible que no sean las criptomonedas, sino una variante a ellas, la solución.

Respecto a las CBDC, el YouTuber nos explicó que considera que estas monedas digitales emitidas por estados vienen a ser el “dinero fiat 2.0” y recordó que estas monedas no son “mejores que el dinero de mercado”. Rodríguez explicó que el personalmente se siente “escéptico” con stablecoins como Tether y en el caso de que tengamos un token controlado por el FMI, tendremos un “peligro real” al tener una moneda que “mimetiza a las criptomonedas”, pero sin contemplar elementos propios de las mismas que le permiten resistir a la censura, lo que puede terminar generando que los usuarios las usen creyendo que están protegidos, mientras realmente estén vigilados o restringidos.

Ahora bien, más allá de entender el efecto negativo o positivo que pueden tener en el ecosistema, lo cierto es que ver a una institución internacional del peso como el FMI si genera un resultado. Las criptomonedas, en poco más de 10 años, han dejado de ser un experimento económico de nicho para llegar a ser evaluadas y estudiadas por los grandes actores del mercado.

Fuente: https://es.beincrypto.com/importa-fondo-monetario-internacional-hable-de-criptomonedas/

www.crypto-news.blog