Declarar impuestos sobre Bitcoin en España es un dolor de cabeza

Las autoridades fiscales de España aún no ofrecen a los inversionistas en criptomonedas criterios suficientemente claros para declarar correctamente sus impuestos. Según el economista español, Juan Ramón Rallo, «existe un contexto de incertidumbre en torno a ciertos rendimientos vinculados al sector de las criptomonedas».

Así se expresó Rallo en un video colgado el miércoles en su canal de YouTube, donde conversó sobre el tema tributario con Paula Urcera, encargada de Asuntos fiscales en la empresa TaxDown, y Alberto Toribio, responsable de Relaciones Institucionales en CryptoPlaza. En algunos puntos de la entrevista, fue evidente que ambos especialistas tenían visiones diferentes de cómo debían reportarse al fisco algunos de los productos del sector de las criptomonedas.

España ha venido realizando movimientos para lograr que los residentes que invierten en criptomonedas paguen impuestos sobre el rendimiento de los diferentes productos. No obstante, el acelerado crecimiento, así como la variedad y utilidad de los productos que se usan para la inversión en el sector de las criptomonedas, parece estar complicando el panorama.

«Hace tan solo 3 años, 2 millones de españoles invertían en criptomonedas, hoy son 7,5 millones» dijo Alberto Toribio, citando cifras de Statista de diciembre 2021. Según expresó, en España existe una gran actividad en segmento de criptomonedas y DeFi (finanzas descentralizadas). Esta última con variedad de productos que generan rendimientos pasivos, como préstamos para el apalancamiento, swaps o derivados, lo cual complica la declaración de impuestos.

Según explicó Paula Urcera, obligaciones básicas, como el tributo conocido como IRPF (Impuesto sobre la Renta a Personas Físicas), implica reportar las ganancias o pérdidas patrimoniales sobre cada transacción individual de compraventa de criptomonedas. Esto puede complicar mucho las declaraciones de impuestos de los traders, quienes realizan un volumen alto de transacciones al año.

Por otra parte, las obligaciones también pueden variar según el lugar de residencia. «Dependiendo de la comunidad donde vivas, debes declarar unos impuestos u otros», dijo Urcera.

Los tokens de utilidad pagan IVA en España

Los especialistas coincidieron en que un producto como los NFT (tokens no fungibles) son tratados de forma diferente que las criptomonedas. Estos están gravados por otros impuestos, como el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). No obstante, la aplicación de este mismo gravamen a los utility tokens (tokens de utilidad) hace unas semanas, parece haber causado revuelo en España, según comentó Toribio.

Los utility tokens, tienen un propósito orientado al consumo y usualmente se emplean como método de fidelización de los usuarios con un proyecto, dando acceso a descuentos u otros incentivos. El fan token de un club deportivo es un tipo de utility token.

Paula Urcera señaló que, en su visión, la inversión en tokens de utilidad no implicaría para el comprador declarar un impuesto posterior, como en el caso de las inversiones. Sin embargo, Toribio cree que aún hay mucha confusión.

El uso de los utility tokens nos plantea serias dudas, porque en muchos casos, a pesar de tener ese concepto de utilidad, la principal actividad económica en torno a ellos no se desarrolla alrededor de su utilidad sino del fenómeno de la inversión.

Alberto Toribio, CryptoPlaza

Qué pasa con los airdrops

Otro instrumento del sector de las criptomonedas donde los especialistas discreparon en cómo declarar, son los airdrops. Este mecanismo implica el envío gratuito de tokens de gobernanza o NFT a los usuarios que interactuaron de forma temprana con un proyecto.

En opinión de Alberto Toribio, la recepción inesperada de tokens lanzados en un airdrop podría entenderse como una «renta de trabajo», ya que generalmente se envían a los usuarios que prueban un protocolo en una etapa temprana. Sin embargo, muchos tienden a interpretar los airdrop como una «renta del capital».

Paula Urcera, por su parte, dice que no es claro que los airdrop entren en la categoría de «renta de trabajo». En su opinión, por tratarse de una acción de marketing, debería calcularse dentro de la base imponible general y no la de ahorro como sugiere Toribio. Esto implica que el cálculo impuesto para este producto puede alcanzar el 50% en España.

Para Juan Ramón Rallo es evidente que, si los especialistas pueden tener diferentes interpretaciones del tratamiento fiscal correcto para un mismo producto, el contribuyente debe encontrarse en un estado de desconocimiento. «Si posteriormente hacienda revisa la declaración que has hecho y, sin haberte dado el criterio de cómo tenías que hacerlo, considera que está mal declarado, te pueden sancionar», subrayó Rallo.

Cabe destacar que las multas por no declarar impuestos en España pueden ser de hasta EUR 5.000 por cada dato no incluido. Incluso, las sanciones pueden llegar a superar la cantidad no declarada hasta por 5 veces.

Algunas opciones

Como hemos reportado en CriptoNoticias, en España, tanto personas naturales como jurídicas, están obligados a tributar por sus ganancias sobre el capital invertido en criptomonedas. Los porcentajes del rendimiento que toma el estado español, parte de un mínimo de 19% y puede llegar hasta 50%. Los especialistas señalaron algunas formas que los contribuyentes están usando para aliviar la presión fiscal.

En el caso de los tokens de utilidad, que ahora serán pechados con IVA, Alberto Toribio explicó que la medida ha empujado a las empresas que los emiten a buscar mecanismos para no verse perjudicadas. Según afirmó, esto implicaría que la ICO (Oferta Inicial de Monedas) de proyectos como Bit2Me, la cual recaudó 20 millones de euros a través de la venta de sus tokens, tendría que pagar 21% de IVA al fisco español.

Otros proyectos dirigidos al público español se encontrarían en la misma situación. En este sentido, Toribio señaló que las empresas podrían optar por cambiar la definición de sus tokens. «Por ejemplo, para definir que lo que han creado es una criptomoneda y no un utility token, indicando que se pueden intercambiar libremente en mercados como Uniswap», comentó el ejecutivo de CryptoPlaza.

La especialista tributaria de TaxDown, Paula Urcera, por su parte, cree que elegir la inversión adecuada puede ayudar a pagar menos impuestos. En este sentido, destacó que, por ejemplo, minar Bitcoin está tipificado como una actividad económica, lo que convierte al minero en un trabajador autónomo con sus implicaciones en materia de IRPF, seguridad social, etc. Mientras que, dedicarse al staking, donde se opera como validador de bloques en algunas redes, está tipificado como un depósito a plazo que va generado un interés.

Cuando realizas una actividad económica tributas con el marginal de 50%. Cuando realizas un depósito de una cantidad y te da un interés, tributas con un marginal de 26%. A nivel de IRPF, es preferible hacer staking.

Paula Urcera, TaxDown.

Rallo comentó que los «quebraderos de cabeza» que implica la tributación de las inversiones en criptomonedas en España podrían generar en los contribuyentes comportamientos como no declarar los impuestos, exponiéndose a sanciones «brutales», o de plano no invertir en el sector.

Fuente: https://www.criptonoticias.com/regulacion/declarar-impuestos-sobre-bitcoin-espana-dolor-de-cabeza/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s