Los mineros de criptomonedas siguen con su actividad burlando las prohibiciones de China

Minar criptomonedas en China está prohibido. Es una actividad que lleva varios meses en la lista negra del Gigante Asiático y más de 20 empresas relacionadas con esta actividad han abandonado el país desde entonces. La cruzada china contra las criptomonedas, sin embargo, no ha podido acabar con los mineros.

La estimación oficial de la Cambridge University es que hay un 0% de actividad de minería de criptos en China. La CNBC, en cambio, asegura que en suelo chino se encuentra el 20% de los mineros de bitcoins, la criptomoneda más popular, pese a todos los esfuerzos de las autoridades chinas para desterrar la criptominería. La compañía de ciberseguridad china Qihoo360 va por el mismo camino: estima que hay 109.000 IPs activas que se dedican a minar criptomonedas. Es así porque una pequeña parte de mineros han encontrado la forma de mantenerse fuera del radar de China.

Triquiñuelas para no llamar la atención

Los que partían el bacalao en el país asiático sí han abandonado China para trasladarse a Estados Unidos o Kazajistán. Los mineros que no han podido aguantar los elevados costes de la criptominería han tenido que dejarlo. Sin embargo, hay quienes sí han dado con la fórmula para seguir con su actividad, no levantar sospechas y, además, no arruinarse por el camino.

Estos mineros clandestinos están burlando todo tipo de acciones como redadas, detenciones o filtraciones de IP. Para conseguirlo han diseminado su actividad en varias granjas repartidas por todo el país en las que utilizan generadores de energía hidráulica caseros o se conectan a redes muy locales. De esta manera, con una actividad muy pequeña y estando fuera de la red eléctrica principal, pueden minar sin riesgos y, además, sacar más beneficio.

Los mineros de criptomonedas se nutren de de la temporada de lluvias, que va desde mayo hasta principios de invierno. Los monzones significan una gran cantidad de energía hidroeléctrica.

Así, el gran problema al que se enfrentan este sector clandestino ya no es el Gobierno de China, sino la climatología. La temporada de lluvias está a punto de acabar y eso significa que los mineros deberán buscar otros fuentes de energía, que parece bastante improbable si no se quiere que el Gobierno comience a fisgonear.

Si la temporada seca no favorece a los mineros, como parece que así será, tocará hacer las maletas y emigrar a Estados Unidos, donde hay «un marco más estable y no va a cambiar de la noche a la mañana». Aunque por el momento seguirán en China, pasando desapercibidos y esperando a que la energía no se acabe.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20211225/7948152/mineros-china.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s