FMI está consciente de la popularidad de las criptomonedas, pero advierte sobre sus riesgos

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó esta semana un informe de estabilidad financiera global, en el cual dedicó un capítulo entero al análisis del ecosistema de las criptomonedas, lo que demuestra que el organismo está consciente del auge de los tokens en el mundo. Sin embargo, también advirtió sobre sus riesgos.

En la edición semestral del informe, el organismo multilateral posicionó el ecosistema de las criptomonedas como el segundo tema de interés mundial en el ámbito financiero. Los otros dos son el repunte de la economía tras la pandemia de la COVID-19 y los fondos de inversión que promueven los negocios verdes.

El FMI advierte que el universo de las criptomonedas y las economías descentralizadas (DeFi) continúan en rápido crecimiento y evolución. Esto ha generado que algunos bancos comiencen a brindar servicios sobre criptoactivos. Sin embargo, aclara que los mismos son escasos y por ello se ha propagado el nacimiento y crecimiento de instituciones financieras no bancarias.

El documento especifica que el tamaño de las DeFi creció 110 mil millones de dólares en septiembre, y añade que en los primeros cinco meses de 2021 la capitalización del mercado de las criptomonedas casi triplicó a todo 2020. Resalta, además, que en mayo de este año alcanzó el pico histórico de 2,5 billones de dólares.

“La razón de este auge se debe, en gran parte, al aumento de interés en la inversión de stablecoins, lo cual se ha cuadriplicado en el último año. Su volumen de comercio es superior al de los demás criptoactivos y ha mostrado una mejora de precio. Su estabilidad relativa ha protegido a los usuarios, a diferencia de otros criptoactivos que poseen gran volatilidad”, precisa el FMI.

Oportunidades y riesgos

El informe del FMI sostiene que el universo de los activos criptográficos tiene una doble cara, por lo que hay que tomarlo con especial cuidado para poder aprovecharlo y no salir perdiendo.

Explica que ofrece, por un lado, un mundo nuevo y emocionante de oportunidades, pero, por otra parte, un escenario lleno de desafíos. Manifiesta que el principal riesgo actualmente es la limitación de las entidades reguladoras para controlar los criptoactivos debido al anonimato y la falta de datos.

A pesar de que los analistas del organismo han destacado que las amenazas en este momento son «de naturaleza limitada», los reguladores de los países en desarrollo no deberían perder de vista el control de las criptomonedas debido a la falta de marcos regulatorios adecuados en la mayoría de las jurisdicciones.

Agrega que este tipo de activos son vulnerables a los hackers, sufren de una falta de transparencia en la emisión y distribución, así como de posibles interrupciones debido a la alta volatilidad de las criptomonedas.

“Algunas señales de alerta -por ejemplo, son la mayor asunción de riesgos financieros y el aumento de las fragilidades en el sector de las instituciones financieras no bancarias- son indicativas del deterioro de los cimientos de la estabilidad financiera. Si no se corrigen, estas vulnerabilidades podrían convertirse en un legado de deficiencias estructurales”, advierte el informe.

Los expertos del FMI también han hecho referencia a los tokens meme, el dominio de Binance entre los intercambios centralizados y a Tether entre las monedas estables como factores a considerar.

El organismo ha pedido el desarrollo de «estándares globales para criptoactivos», que evitarán el «riesgo de contaminación» de otros mercados.

Falta de confianza

El FMI asegura que el auge de las criptomonedas revela una falta de confianza y apoyo de la población en los entes financieros tradicionales. Es por eso que advierte que cada nación debe actualizarse y adaptarse a sus necesidades para aumentar la credibilidad en el sistema económico y monetario.

De lo contrario, “se peligra el crecimiento a mediano plazo y se pone a prueba la resiliencia del sistema financiero mundial”. Sobre todo, en países en desarrollo donde la economía es poco estable. Uno de los ejemplos a los que hace alusión el informe es al caso de El Salvador, exponiendo que desaconseja seguir sus políticas.

El organismo recomienda no convertir al Bitcoin en una moneda de curso legal, como ha hecho este país centroamericano. Aunque reconoce que puede ser positivo para economías emergentes o países dependientes del dólar si se logra regular, ya que el ecosistema va a seguir creciendo.

Por ello, al final del reporte, el FMI llama a la acción a responsables políticos para que tomen cartas en el asunto. Señala que se debería mejorar la divulgación de criptoactivos, implementar estándares globales, controlar su riesgo, promulgar políticas de desdolarización y mejorar la credibilidad monetaria.

Fuente: Hispanopost.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s