¿Acción inminente en el precio de XRP?

El precio de 1 dólar sigue siendo una barrera psicológica para XRP, con el tercer puesto en el ranking de la capitalización del mercado todavía está a un 85% de su precio más alto de todos los tiempos.

Como la segunda mayor altcoin por capitalización de mercado, XRP está apenas lejos de ser considerada durante los períodos de significativo entusiasmo alcista en el mercado de la criptomoneda. A pesar de haber bajado un 85% con respecto a su máximo de enero de 2018, las recientes subidas de precios han despertado un notable interés en XRP, ya que los inversores consideran candidatos viables para la diversificación de sus carteras criptos.

Cualquier discusión sobre XRP a menudo incluye críticas a Ripple, una empresa de pagos Blockchain que originalmente creó el token XRP. Además, los críticos de XRP sostienen que la propiedad de Ripple de la mayoría de la oferta de tokens, así como su tendencia a arrojar “monedas” al mercado, probablemente erosionen cualquier valor significativo para los titulares de XRP.

Como empresa ubicada en los Estados Unidos, Ripple también se enfrenta a la falta de claridad normativa en el país. La Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC) aún no ha declarado si el token XRP es un valor, una decisión que podría tener importantes consecuencias para la empresa.

A falta de una reglamentación clara, los inversores establecidos en los Estados Unidos parecen reacios a arriesgarse a una exposición significativa al XRP. Además, los operadores que compraron por encima de 1 dólar en 2018 podrían esperar una considerable presión de venta mientras intentan recuperar su inversión inicial, probablemente manteniendo los precios más bajos.

Mientras tanto, varios países están trabajando para crear sus propias monedas digitales de banco central. Las instituciones económicas y financieras intergubernamentales siguen defendiendo la afirmación de que las monedas digitales soberanas son preferibles a las criptomonedas privadas. Con Ripple mercantilizando el XRP como moneda puente para las remesas transfronterizas, queda por ver qué depara el futuro desde el punto de vista de la utilidad para la tercera criptomoneda por capitalización de mercado.

XRP se ha duplicado desde noviembre

El precio de XRP se ha más que duplicado desde principios de noviembre a causa de importantes eventos en el espacio cripto durante el período. Una inundación de dinero institucional en Bitcoin (BTC) desencadenó avances alcistas que también se tradujeron en un renovado interés en el mercado de las altcoins.

XRP se encuentra actualmente en su nivel de precios más alto desde septiembre de 2018, ya que la popular altcoin rompió una resistencia de varios años, abriendo la posibilidad de un avance parabólico al menos a corto plazo. De hecho, XRP alcanzó el nivel de 0,9 dólares en Coinbase cuando el interés minorista alcanzó su punto máximo a finales de noviembre.

Sin embargo, el repentino pico de 0,92 dólares fue seguido por un descenso aún más agudo del 45%, con XRP rondando entre las bandas de precios de 0,50 y 0,60 dólares desde entonces. Según el analista cripto y colaborador de Cointelegraph Michaël van de Poppe, si el precio del XRP se mantiene por encima del nivel de soporte de 0,45$, entonces no es improbable que se produzca un asalto a la marca del precio de 1$, especialmente en medio de otro impulso de Bitcoin hacia un nuevo máximo histórico.

La última gran carrera de alcista en el mercado, que tuvo lugar entre finales de 2017 y principios de 2018, vio cómo las altcoins experimentaban ganancias significativas incluso después de que comenzara el retroceso de Bitcoin. Sin embargo, la corrección de precios de Ether (ETH), XRP, Litecoin (LTC) y otras altcoins fue ligeramente superior a la de BTC.

De hecho, la disminución promedio en el mercado de las altcoins fue del 90% durante el período de mercado bajista de 2018. Así, mientras que Bitcoin está a menos del 10% de su ATH, los tokens y altcoins como XRP todavía siguen sus registros de precios por un margen considerable, típicamente entre el 60% y el 90%.

XRP mira hacia la marca del precio de 1 dólar
Para XRP, la trayectoria ascendente de los precios parece depender de dos hitos importantes: el nivel psicológico de 1 dólar y el ATH de 3,82 dólares. En la actualidad, existen algunas fuerzas motrices que podrían impulsar un movimiento hacia y por encima del récord.

Sin embargo, un avance parabólico sostenido que empujaría a XRP hacia el norte de su ATH parece poco probable, al menos a corto plazo. “Desde una perspectiva técnica, pedir nuevos máximos históricos para XRP en este momento parece descabellado”, dijo a Cointelegraph Konstantin Anissimov, director ejecutivo de la plataforma comercial CEX.io.

Según Anissimov, la ruptura de XRP en noviembre desencadenó la formación de un patrón de bandera alcista en su acción de precios. Los patrones de bandera típicamente indican áreas de estrecha consolidación de precios, y XRP se encuentra actualmente en un rango por debajo del nivel de 0,60 dólares. Aclaró:

“Si la presión de compra detrás de esta criptomoneda continúa aumentando, puede tener lugar otro brote en la misma dirección de la tendencia anterior. De hecho, el patrón de la bandera alcista anticipa que XRP podría subir más del 65%. El impulso alcista podría llevar a esta altcoin más allá de 1 dólar.”

El próximo airdrop de la red Flare también es probable que proporcione un incentivo para la compra sostenida de XRP. El 12 de diciembre, los múltiples exchanges que apoyan el airdrop tomarán una instantánea de los saldos de XRP de sus clientes como base para la distribución de tokens de Spark (FLR). FLR es el token nativo de la red Flare, un proyecto desarrollado por Ripple para introducir capacidades “tipo Ethereum” en el ledger XRP. Se espera que el proyecto, supuestamente compatible con los contratos inteligentes Ethereum, entre en funcionamiento antes de que finalice el segundo trimestre de 2020.

Con la exclusión de Ripple del aidrop, los entusiastas de las criptomonedas podrían estar más inclinados a aumentar sus tenencias de XRP o a convertirse en propietarios de tokens por primera vez para recibir airdrop. La locura de DeFi del tercer trimestre de 2020 demostró lo valiosas que pueden llegar a ser algunos tokens lanzados en airdrops, en particular para proyectos que logran cultivar importantes efectos de red.

Para Mostafa Al-Mashita, vicepresidente ejecutivo del banco comercial Global Digital Assets, el próximo airdrop de FLR es suficiente para dar un impulso ascendente a XRP. En una conversación con Cointelegraph, el ejecutivo identificó 0,93 dólares como precio a corto plazo para XRP por el airdrop.

Posible interés institucional, quema de monedas y depósitos de tokens

Bitcoin ha disfrutado de una considerable atención institucional en el 2020, con empresas de Wall Street y destacados inversores comprando la propuesta de valor de BTC. También están surgiendo informes de inversores que dan una mirada más amplia al mercado cripto más allá de Bitcoin. El director general de Grayscale, Michael Sonnenshein, reveló recientemente que hay una clase creciente de inversores “sólo para Ethereum”. La aparición del mercado de DeFi en 2020 parece mejorar el atractivo de Ethereum entre los actores institucionales.

Siendo XRP la tercera moneda por capitalización de mercado, quizás el token también esté preparada para un impulso institucional. En su carta a los accionistas de 2020, la empresa de gestión de riesgos financieros FRMO Corp. señaló a XRP como “una de las [cripto]divisas más intrigantes”, añadiendo:

“Si la velocidad de transacción de XRP aumentara enormemente, el número de unidades monetarias disminuiría enormemente, creando así un rendimiento sustancial incluso si la propia moneda no experimentara un aumento de la capitalización del mercado. Sin embargo, experimentaría un aumento del valor por unidad”.

Tal vez sea importante señalar que el análisis de FRMO se basa en un aumento exponencial de la utilidad del XRP, lo que haría que los pagos de los derechos de transacción aumentaran considerablemente. De acuerdo con el modelo de tokenomics de XRP, las comisiones de transacción, que son en sí mismas pequeñas unidades fraccionarias del token, se queman. Por el contrario, esta cantidad se paga a los mineros y a los validadores de la red por las criptomonedas extraídas.

En teoría, un aumento de la utilidad de los XRP significaría un aumento importante de la cantidad total recaudada en concepto de comisiones. Dado que esta cantidad se destruye inevitablemente, la oferta de XRP en circulación comenzaría a disminuir constantemente, creando así una situación en la que la demanda de tokens supera a las monedas disponibles. Este importante descenso podría acelerarse si la comunidad de XRP votara a favor de que Ripple quemara todas sus existencias de tokens de XRP. A principios de diciembre, el director técnico de Ripple, David Schwartz, insinuó tal posibilidad, añadiendo que la empresa no podría detener el movimiento.

Hace tiempo que se acusa a Ripple de diluir el suministro de XRP con incesantes ventas de tokens, y los críticos afirman que la empresa ha rebajado drásticamente el valor de los tenedores de monedas. Aparte de las acciones de Ripple, XRP también sufre la presión de venta a la baja del antiguo cofundador de Ripple, Jed McCaleb, que rutinariamente vende su alijo de tokens.

Como parte de la agria salida de McCaleb de la empresa en 2014, el ex director técnico de Ripple recibió una indemnización de 9.000 millones de XRP por su papel en la fundación de la empresa. La única estipulación adjunta al acuerdo era que McCaleb no podía disponer de toda la suma de una sola vez.

Dado que XRP experimentó un aumento significativo en la actividad comercial minorista, la incertidumbre regulatoria que rodea a Ripple y el propio token aún significa que la atención del mercado no se traduce en la utilidad real de la moneda, al menos en los Estados Unidos. A principios de diciembre, el CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, afirmó que cerca del 95% de los clientes de la compañía están en el extranjero.

Según Garlinghouse, la limitada adopción del XRP en los EE.UU. se debe a la falta de claridad regulatoria de la SEC sobre el estatus del token como valor o moneda. De hecho, en octubre, Ripple reveló planes para salir de los EE.UU., con Japón y Singapur sugeridos como probables candidatos a la reubicación. Aunque sigue manteniendo la frustración por las políticas de “regulación mediante la aplicación de la ley” de los organismos estadounidenses, Garlinghouse ha señalado desde entonces que la empresa esperará y verá qué cambios aplicará la administración Biden.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/xrp-price-action-imminent-a-closer-look-at-the-market-s-3-crypto

CryptoNews – Todo lo que usted quiere saber sobre las criptomonedas en un solo lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s