Estonia, nuevo territorio para las empresas españolas que buscan capital con criptomonedas

Las ‘start ups’ son las que se lanzan de forma preferente a esta vía de financiación, aunque empresas como LaComunity intentan abrir camino con emisiones en España

Las emisiones de criptomonedas están de moda. Especialmente por parte de start ups que abrazan la tecnología del blockchain y que, desde el punto de vista del riesgo inversor, no difiere tanto que la inyección de fondos en rondas de capitalización tal y como defienden sus defensores. Pero la falta de un ecosistema definido en el país para realizar las operaciones se deben buscar otras legislaciones que ya hayan regulado sobre la materia. Estonia es cada vez un país más popular para las empresas españolas.

“Se ve como un territorio con más seguridad y transparencia que, por ejemplo, Suiza”, relata el director del departamento de blockchain de la consultora Nakimia, Andreu Rodríguez. Señala que se teme esta fama de opacidad que tiene el sistema financiero helvético.

Cambio de domicilio social

Elegir un mercado para realizar las emisiones de criptomonedas es uno de los primeros problemas que se topan las emisoras. Implica un cambio de domicilio social, tal y como indican fuentes del sector. Un problema añadido al necesario control de los inversores potenciales para no propiciar el lavado de dinero que podría derivar incluso en sanciones para la compañía, advierten otras voces especializadas en divisas virtuales.

En Nakimia, por ejemplo, la primera recomendación que dan a las empresas que quieren dar el salto es realizar una “valoración real con el un análisis exacto de riesgos”, relata Rodríguez. Defiende incluso que para ciertas compañías emitir una ICO [las ofertas iniciales de criptomonedas o tokens, una especie de vales virtuales para adquirir un bien o servicio] no lo más conveniente. “El blockchain es, al final, una simple tecnología”, añade.

Reguladores

Hay consenso de que lo ideal sería poder emitir en el país. El Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) han empezado a evaluar esta nueva tendencia de financiación. Se han basado en la poca normativa comunitaria que existe al respecto para lanzar dos comunicados en febrero en los que advierten de los riesgos del fenómeno e indican que, si se considera “valores negociables o instrumentos financieros”, las ICO deberán cumplir con las normativas “MiDIF II, la Directiva de Folletos y la Directiva sobre Gestores de Fondos de Inversión Alternativos”.

Los que intentan ser pioneros en el sector son firmas más consolidadas como LaComunity, una firma de Barcelona que pretende crear a través del blockchain un nuevo mercado para el alquiler vacacional abierto. Un proyecto paralelo a la plataforma de este segmento de actividad que ya gestionan y en el que se operaría mediante el pago de los llamados TRT Token.

Viviendas de alquiler vacacional

“LaComunity se limitará a inyectar las 120.000 viviendas que gestiona a este marketplace”, explica su fundador y máximo gestor, Francesc Sanz. Se han marcado como norma evitar el cambio de domicilio social, por lo que esperan convertirse en la primera compañía española en emitir tokens por valor a 20 millones de euros.

Lo harán en una segunda fase de la operación que han diseñado. Por ahora, captarán cinco millones a los “players del sector” que ya han mostrado su interés en adquirir este tipo de criptomonedas. “Grandes fondos que son próximos y conocen la compañía”, detalla Sánchez.

Ethereum, la plataforma más conocida

Este tipo de inversiones sí se permiten desde la CNMV. Se vehicularán a través de la empresa de servicios de inversión madrileña Esfera Capital, otro recién llegado a las divisas virtuales. Para construir la nueva comunidad de alquileres se ha elegido a la plataforma decana del blockchain, Ethereum.

Es de las más conocidas, usadas y con mayores garantías para los inversores. En contraposición, sus impulsores cobran un peaje en cada transacción que gestionan. Una comisión que dependerá del valor que tenga en cada momento la divisa digital, expuesta a movimientos especulativos, y al volumen de la operación.

Internacionalización
Sánchez espera completar la propuesta de capitalización que ha hecho en noviembre. Un calendario que implicaría que la CNMV le haya aprobado el folleto de las emisiones en ese momento. Indica que con el mercado en blockchain las ventas del grupo se podrán disparar en cuatro años hasta los 335 millones de euros. Todo ello, en una compañía que cerró el ejercicio pasado con una facturación de 380.000 euros.

Un reto ambicioso pero que se contempla posible por el salto internacional que dará el nuevo mercado de alquiler, abierto a todas las ciudades del mundo. Aunque primero deberán convencer al regulador. Si la CNMV les autoriza el folleto, se espera que las start ups en fases más iniciales le puedan seguir el camino. Mientras, se quedarán en Estonia.

Fuente: https://cronicaglobal.elespanol.com/business/estonia-territorio-empresas-espanolas-criptomonedas_150608_102.html

Si quieres saber más de Criptomonedas: https://crypto-news.blog/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: