Criptomonedas: un negocio de 330.000 millones de dólares

– El dinero virtual vive en el alambre. Un bitcoin valía 19.500 $ en diciembre. Ayer, cotizaba a 6.130 $.

Satoshi Nakamoto, un pseudónimo tras el que se ocultan una o varias personas, lanzó en 2008 el software que permite crear el bitcoin, la primera criptomoneda. Pretendía ser el equivalente digital al dinero en metálico. El primer bitcoin apenas tenía valor y las primeras transacciones fueron muy pequeñas. Menos de 10 años después, en mayo de 2018, la web coinmarketcap.com contabiliza nada menos que 1.653 criptomonedas diferentes, que tienen una capitalización total –valor de mercado– de 332.300 millones de dólares, lo que representa alrededor del 0,40% del PIB mundial, según el informe «¿Qué podemos esperar de las criptomonedas?» de CaixaBank Research, elaborado por Oriol Carreras.

El número de las criptomonedas en circulación, si es que se puede utilizar ese término en este caso, aumenta prácticamente todos los días y su creación y mantenimiento requieren ingentes cantidades de energía eléctrica, el equivalente al consumo anual de Suiza. Si la primera criptomoneda fue el bitcoin, la última, por ahora, es una llamada Aston, con un valor estimado de 0,1418 dólares. No obstante, el universo de las criptomonedas se mueve a un ritmo tan vertiginoso que, entre el momento de escribir esta información y el instante de su publicación ya habrá en el mercado alguna más.

El criptouniverso monetario es, sobre todo, volátil. Los datos son elocuentes. El bitcoin, la más importante y popular criptomoneda, llegó a tener un valor de 19.500 dólares en diciembre de 2017, mientras que ayer cerró a 6.130. Las fluctuaciones no sólo son permanentes, sino gigantescas. El conjunto de todas las criptomonedas alcanzó su mayor valor el 7 de enero de 2018, al superar los 820.000 millones de dólares –el 1% del PIB mundial–, para luego sufrir una también espectacular caída.

La eclosión de las criptomonedas, que parece atravesar un bache, ha sido mucho menor que la que protagonizaron a principios del milenio las llamadas compañías punto.com, nacidas al rebufo de internet. Antes de que se pinchara la burbuja, estas firmas llegaron a alcanzar un valor que representaba casi un 30% del PIB mundial. Es decir, las criptomonedas, a pesar de su teórica popularidad, todavía están lejos de ser un actor importante.

Para consolidarse, según los expertos de CaixaBank Research, deberán cumplir tres funciones básicas: «ser un medio de pago, un depósito estable de valor y una unidad de cuenta». En estos momentos, están muy lejos de ser un medio de pago efectivo. VISA puede hacer 65.000 transacciones por segundo, mientras que Ripple –diseñada especialmente para agilizarlas– apenas es capaz de realizar 1.500 por segundo y los resultados de Bitcoin todavía son más pobres, ya que se queda en 7 transacciones por segundo.

Tampoco han logrado ser un depósito estable. Mientras que en los últimos cinco meses el bitcoin ha perdido más del 60% de su valor, «la variación anual del euro de los últimos 15 años ha sido del 1,6%», según el informe de Oriol Carreras.

https://www.larazon.es/economia/criptomonedas-un-negocio-de-330-000-millones-de-dolares-DA18817235

Si quieres saber más de Criptomonedas: https://crypto-news.blog/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: