La fiebre del bitcoin que viaja por el mundo: ¿invertir o no invertir?

Por: Mario Beramendi

La cotización del bitcoin dibuja la silueta de una gigantesca montaña rusa. Después de revalorizarse más de un 120 % a lo largo del 2016, lo que la convirtió en la divisa mundial más rentable, a lo largo de los últimos meses ha mostrado una mayor volatilidad. Durante la semana pasada, la cotización de la criptomoneda se desplomó un 20 % y alcanzó su mínimo: 9.199 dólares. Un mes antes, se situaba en los 20.000. Después de atraer inversores, el actual escenario plantea numerosas dudas. ¿Merece la pena invertir? ¿Está a punto de estallar una burbuja? La posición de los que debieran ser referentes no ayuda porque existe una profunda división. Sin ir más lejos, el pasado mes de septiembre, Jamie Dimon, presidente ejecutivo de JP Morgan Chase y uno de los banqueros más poderosos de Wall Street, se mostraba rotundo. «El bitcoin es un fraude estúpido y su revalorización ha sido fruto de la especulación: acabará reventando».

Algunos bancos de inversión reniegan de las criptomonedas, mientras otros se lanzan. En España, la posición del Santander es de profunda cautela. «No estamos trabajando con criptomonedas como bitcoin u otras. El banco está interesado en la tecnología que ha surgido a raíz de las criptomonedas, llamada blockchain o tecnología de registro contable compartido. De hecho, hemos hecho varias inversiones en empresas dedicadas al blockchain por medio del fondo InnoVentures, como Ripple o Digital Asset, y trabaja en varios proyectos internos», explican desde la entidad.

Con todo, el banco español mantiene la puerta abierta. De hecho, está analizando la posibilidad de crear a futuro divisas virtuales, pero respaldadas por divisas reales (fiat), construidas como tokens o representaciones digitales de saldos en divisa real existentes en cuentas de bancos comerciales o en cuentas de bancos centrales. La iniciativa más visible es la llamada Utility Settlement Coin, originalmente lanzada por Santander junto a UBS, Deutsche Bank y Bank of New York Mellon, y que este año se ha abierto a otras 10 entidades financieras de primer orden como HSBC, Barclays o MUFG. Esta iniciativa ha despertado gran interés en la industria financiera, debido al potencial que tiene para permitir la ejecución, reconciliación y contabilización de movimientos de liquidez entre distintas entidades a nivel internacional, ya sea a la hora de hacer pagos internacionales simples como en la ejecución de órdenes de mercado. Algunos de los académicos que estudian la economía tampoco ven nada clara esta apuesta.

 

lea más de este artículo AQUÍ. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: